domingo, 11 de abril de 2010

"Blanca como la nieve, roja como la sangre"


"Bianca come il latte, rossa come il sangue". Así se titula la primera novela, y el primer éxito editorial, de Alessandro D’Avenia, un profesor de literatura de 32 años, natural de Palermo.

Nunca me han gustado demasiado las novelas "juveniles" y, cuando cayó en mis manos ésta, pensé que se trataba de una más del género y que, por tanto, no lograría terminarla. Me equivoqué: D' Avenia es un escritor brillante, maduro a pesar de su juventud, del que podemos esperar grandes cosas en los próximos años.

Hace mucho tiempo que no me "enganchaba" tanto a una novela, y estoy convencido de que la historia de Leo, un chico de dieciséis años, que atribuye un color a cada una de sus emociones, conmoverá a mis chavales de bachillerato, a sus padres, a los profesores y a miles de lectores y lectoras que agotarán -ya lo veréis- unas cuantas ediciones en castellano como ya ha ocurrido en Italia, donde ha vendido más de 100.000 ejemplares.

La traducción de César Palma es más que correcta. No era fácil convertir al castellano la jerga de los adolescentes italianos, y lo ha hecho con gran realismo y rigor. Cualquiera diría que el "insti" de Leo y Kico está en Madrid.

El libro está editado por Grijalbo y lo recomiendo, por supuesto, a todos los pasajeros de este globo.

12 comentarios:

Enrique Monasterio dijo...

Querido Nico: rechacé tu comentario como ves. Sólo una aclaración: ¿donde estaba yo a esa hora que dices...? En la cama, por supuesto. Pero Kloster velaba. Tendré que enseñarte el truco, con tal de que los demás lectores no entiendan nada, como ocurre ahora mismo.

GAZTELU dijo...

Sin duda alguna lo intentaré conseguir hoy mismo,aunque sea domingo,me voy de viaje el miercoles de "acompañanta de marido",y lo único que pienso hacer es leer,escribir y dormir.
Tengo 3 novelas en "pendientes de leer" pero prefiero asegurarme el consejo de un experto para también asegurarme que mis ratos de lectura serán placenteros.
No existe mejor terapia que un buen libro entre tus manos.
GRACIAS POR LA RECOMENDACIÓN Y BUEN DÍA.

Bernardo dijo...

Sinestesia

Enrique Monasterio dijo...

¡Valiente petardo de reseña! La escribí ayer por la noche cuando aún no tabía terminado de leer la novela. Ahora me arrepiento de haber sido tan sobrio en mis elogios.
Es una gran novela, una de las mejores que he leído en los últimos 268 años. Me ha hecho reír y casi llorar. He aplaudido al final de cada escena y de cada capítulo.
Lo único que no comprendo es por qué una historia tan fantástica no la he escrito yo.

GAZTELU dijo...

Es usted la monda!!!!
No he visto un cura parecido a usted....bueno si alguno si que conozco.
GRACIAS POR LA NUEVA RESEÑA

Isa dijo...

Qué buena pinta tiene; me lo compraré y lo recomendaré a mis alumnos, amigas...

yomisma dijo...

Para cuando vaya a España a ver si me acuerdo de comprarla. Así la leemos mi husband y yo, y posiblemente mi hijo mayor que ya va estando en edad.

Maria dijo...

Huy que ganas de comprarla! Gracias por avisar. Debería ser obligatorio avisar cuando hay pelis buenas buenas y libros nuevos que merecen la pena.
Es usted un buen amigo.

Papathoma dijo...

María, he descubierto páginas interesantes como El Club del Lector o Bienvenidos a la fiesta (ésta es de literatura inf. y juv.)Seguro que D. Enrique conoce más. Un cinéfilo que te recomiendo es D. Vicente Huerta (serypersona.blogspot.com). Si tienes hijos adolescentes, no te pierdas "Cómo entrenar a tu dragón".

Anónimo dijo...

Gracias, yo la encarge a mi librero ayer.

Nico dijo...

No sabemos a qué o a quién se refiere. Hasta ahora creo que el único que había utilizado el nombre de “Nico” era yo. Y a mí siempre me ha publicado TODOS mis comentarios. Incluso aquellos catorce anónimos.

Ari dijo...

No sabía si leerlo o no, pero finalmente me he decidido, me llamó mucho la atención la portada ( Y es que cuando quieren vender un libro saben como hacerlo)
Pero también me gustó la forma de narrar, ya que fui incapaz de no abrirlo por la mitas y leerme un trocito.

Saludos!