martes, 25 de octubre de 2016

Nostalgia de los héroes



He empezado a leer otra novela policíaca. Una vez más el detective es un tipo duro, solitario, cínico, de moral ambigua, incrédulo y fascinado por lo más oscuro e irracional del ser humano. O sea, como Philip Marlowe, Sam Spade o LewArcher, los vetustos héroes de la novela negra americana, a los que dio vida y rostro Humphrey Bogart.
Desde entonces no hemos mejorado nada. ¿Volverán algún día los héroes amables, patriotas, defensores del bien y la justicia?
Echo de menos el cine de John Ford y el revólver de John Wayne. Creo que les mandaré un e-mail un día de éstos.

9 comentarios:

Cordelia dijo...

Esos héroes como el Jabato y el capitán Trueno. Como Roberto Alcázar. Como Flash Gordon.

Galicia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
juan andres Vallejo dijo...

Me quedo con Severus y quizás con Minerva McGonagall, con Sansagaz Gamyi y algo de Frodo.
Qué bueno que volvió a escribir.

Galicia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antuán dijo...

Nostalgia? Yo a veces tengo nostalgia de la vida -debe ser el otoño- pero si nos parasemos en eso no haríamos nada. Malos héroes, no deberían llevar ese nombre los que lo usan para hacer el mal y mover a las masas en esa dirección. Héroes son los que cumplen con su deber y saben estar en su sitio y so apoyo y ayuda para los otros. Esos de los que hay poco que decir. Adiosle

Blas de Lezo dijo...

Este finde he estado en Cracovia por cosas de trabajo. He vuelto 33 años despues. Que bonito! Como una pelicula. Un protagonista: San Juan Pablo II. Todo te recuerda a él. Y te sientes mas amigo suyo. Rece mucho. Se hace facil alli. Estuve rezando buenos ratos en la capilla donde se conservan los restos de Santa Faustina Kovalska y el segundo cuadro que se pinto de Jesus. El primero esta en Vilnius en Lituania. Pedi por todo para que no se me olvidara nada. Esa capilla esta muy cerca de Solvay donde San Juan Pablo II trabajaba en la invasion nazi y cuando recibio la vocacion al sacerdocio. Solia ir a rezar con las botas manchadas de barro. En el cuadro "Jesus en ti confio". Muy cerca de alli el Santuario de San Juan Pablo II. A la vista la sotana que llevaba el dia del atentado en Roma manchada de sangre. Unos mosaicos hechos por un jesuita croata. Las imagenes con unos ojos grandes preciosos como infantiles. En la planta inferior capillas con advocaciones de la Virgen relacionadas con San Juan Pablo y a las que tenia devocion y solia visitar. Y mucha gente rezando a diario. Adorando al Señor. Rezando el Rosario delante del Santisimo expuesto de rodillas en la Catedral de Wavel en la basilica de Santa Maria en la capilla de la Divina Misericordia ... 200 seminaristas en el seminario diocesano de Cracovia. Y como hace 33 años los sacerdotes elegantes bien vestidos. Ahora las cosas estan mas restauradas pero la gente es igual simpática servicial generosa y piadosa. Rezan mucho y rezan muchos. Es como una caldera en ebullicion y sin hacer ruido. El sabado fui a Misa a la basilica de Santa Maria en la plaza mayor Igual que hace 33 años pero esta vez con 200 cazadores vestidos de verde organizados en cofradias y abrirndo el paso 4 señor es con 4 halcones que no se movieron despues trompetas y tubas y al final hasta algunos perrillos de caza. Los mirlos no se oian en Cracovia. No es de extrañar. Que bien que haya escrito algo Don Enrique. Bailaremos a su ritmo.

Galicia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Altea dijo...

¡Oh, sí, por favor! Un email a John Wayne, duro y valiente a la par que simpático. Sin alardes de galán guaperas, sin nada ni nadie que lo intimidase, dando caña a los malos y dejando al espectador con un sabor de boca que ni el mejor de los "güiskis" que se metía en el saloon entre pecho y espalda.

Ignacio Lete dijo...

D. Enrique, pruebe con las novelas del comisario Jaritos, de Atenas, por PETROS MARKARIS.