jueves, 7 de junio de 2012

Enredado



No sé quien me metió en facebook ni quién me adscribió a diecisiete grupos de nombres la mar de sonoros, pero de los que nunca antes había oído hablar.
No sé de dónde han salido las fotos que adornan "mi perfil". Yo sólo puse una y no consigo eliminar las demás.
No sé por qué me llegan tantos y tan variados mensajes, comunicaciones, citas y amables interpelaciones.
El caso es que las redes sociales me exigirían una dedicación de varias horas semanales para no aparecer como un grosero. 
En vista de lo cual, ya que estamos en tiempo de recortes, he sacado algunos propósitos:
1. Me borro de todos los grupos de facebook, menos de uno de carácter histórico-familiar que creó mi sobrino Manolo.
2. A las docenas de internautas que se asoman a mi correo diariamente para pedirme que los admita como “amigos”, los ignoraré por completo―les pido perdón desde aquí―, salvo que los conozca previamente y sean, de hecho, amigos míos fuera de Internet. Tampoco negaré mi cibernética amistad a las antiguas alumnas de Aldeafuente, a los de Gaztelueta y a los señores obispos: tengo varios en mi lista y la verdad es que adornan mucho.
3. Acabo de recibir un e-mail desde Australia en el que me comunican que he sido “favorecido con mil millones de libras esterlinas”. ¡Fantástico! ¿Veis? A estos sí que los admitiría como amigos.

7 comentarios:

Relicary dijo...

Como la red es mi trabajo ya le digo, y de paso a todos los viajeros del globo, que la privacidad en las redes sociales es algo difícil de mantener. Una lata.

Por otra parte, genera tanto trabajo que las empresas tienen a gente contratada para que gestionen sus cuentas de Feisbuk, tuiter o tuenti. Es como si tuviese tres o cuatro blogs a la vez, pero con mucha más gente.

Respecto al señor australiano, no le haga caso. Quedamos para que me diese el dinero y no se dignó a aparecer :D

Papathoma dijo...

Bueno, si tiene a alguien que le pueda hacer el favor de "limpiar" un poco su facebook, en cuestión de poco tiempo se lo dejará como nuevo:
- para que no aparezcan fotos en su perfil sin que dé ud. antes su consentimiento.
- para que si es etiquetado en fotos ajenas, etc no aparezca en su Muro y/o no lo vea automáticamente todo el mundo.
- etc.etc.

Lleva tiempo a los que no le dedicamos horas y tenemos que andar "investigando", pero luego es rápido y definitivo...hasta que Facebook vuelva a atacar con sus cambios.
Suerte.

Relicary dijo...

Papathoma, lo clavas con lo de los cambios de FaceBook. Puñeteros que son.

Asumpta dijo...

Sabia decision.

maria dijo...

JAJAJ... TODA LA RAZÓN AYER RECIBI 200 TWITTS, 50 MAILS EN EL PERSONAL, OTROS TANTOS DE LA OFICINA, UNOS CUANTOS DEL LINKEDIN Y OTROS DE FACE ... ES LA ERA DE LA INCOMUNICACION CONECTADA!!!!

NO SOY ROBERTO CARLOS, NO QUIERO UN MILLON DE AMIGOS

Vila dijo...

Sinceramente, con tenerle de amigo en carne y hueso me basta con creces (ya sabemos que el dicho es: “me basta y me sobra” pero a usted no le diré nunca que me sobra…of course).
En su día me di de alta en Facebook para facilitar el contacto con Yomisma y Papathoma pero ahora prefiero otra comunicación más directa y lo tengo totalmente abandonado.

LACADAJA dijo...

Don Enrique yo llevo 6 días desde que me di de baja en Facebook y le digo que ha sido la mejor decisión, es demasiado innecesario y me quita mi tiempo, además así como he leído un comentario anterior es mejor socializar en persona o por la vías tradicionales que por esos sitios. Es mi humilde opinión. Saludos desde El Salvador!