domingo, 12 de julio de 2015

La objeción de conciencia

Hace demasiado tiempo que no me hago eco de algún artículo de mi sabio tocayo García-Máiquez. Hoy, aprovechando que mañana celebra su santo (y yo el mío), os invito a leer el que ha escrito en el Diario de Cádiz. Es estupendo, como casi todos los suyos, aunque quizá más de uno se pregunte ¿Conciencia? ¿Se puede saber qué es eso? El artículo comienza así: 
EL Tribunal Constitucional ha fallado a favor del farmacéutico sevillano Joaquín Herrera Dávila. La Junta de Andalucía le había puesto una señora multa por negarse a vender la píldora del día después, de efectos abortivos. La noticia es excelente porque nos perfeccionamos como sociedad cada vez que el Derecho abre un resquicio de libertad entre su maraña de leyes.
Y sigue...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Conciencia es esa vocecita molesta que acallamos en muchas ocasiones a base de razonamientos un pelín oblicuos, de justificaciones del porte de "lo hace todo el mundo" "de puro bueno parezco tonto", de cerrar los ojos y, cuando ya no hay forma de no oír cómo nos grita, a base de alcohol, ruido, risas vacías, sexo y drogas. Y de no mirarse al espejo. Ni mirar a los que nos quieren, para no ver en sus ojos lo que somos.

Fernando M Díez Gallego dijo...

Me parece una noticia espléndida. A mí no me pueden obligar a matar a una criatura.
El Papa ha dicho que (la idea) si queremos a los animales y a nuestro planeta, debemos también amar y custodiar la vida del no nacido.
Un abrazo Don Enrique y felicidades por su santo.

Anónimo dijo...

Me alegro por el sistema judicial que aquí mostró coherencia, otros lo llamarán valor, como sea, muy buena noticia y felicidades a los Enríques que viajan en el globo

ALEJANDRA dijo...

Me siento orgullosa de mi hijo mayor,recién Licenciado en Biotecnología, terminando un Máster en Biología Molecular y candidato al paro, porque el poco trabajo que hay en España es para investigar con células madre y por ahí no pasa, sería un cómplice más de las in vitro ( FIV), los abortos...Tendrá que irse fuera o seguir formándose, pero no se manchará sus manos con sangre o con células de inocentes.
(Si le echáis un rezao para que consiga algo aquí...os lo agradeceríamos mucho, casi más yo que él ;)

ALEJANDRA dijo...

Ah, MUCHAS FELICIDADES!! a D.Enrique y a su/s tocayos!

Aldebaran dijo...

Pues Felicidades!!!! Y ya q San Enrique llegó a ser emperador alemán, nos tomaremos una caña en su honor

Merche dijo...

¡Felicidades D. Enrique! Y también a todos los Enriques que se pasan por aquí. Que tengan todos un estupendo día de su santo. A ser posible, sin mucho calor.
Tomo nota Alejandra, para añadirlo a la lista. Dios le premiará, sin ninguna duda.

Merche dijo...

Aldebarán, y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, también me tomo una caña en su honor (¿o es por el calor que hace? Ya ni lo sé). Sin acritú ¿eh?

yankee dijo...

Feliz onomástica don Enrique!

Este hombre tiene su farmacia en la calle Tetuán en Sevilla, y parece ser que estos días se está pasando mucha gente por allí para darle su apoyo y felicitarlo por ser tan valiente. En cuanto encuentre un hueco me acercaré yo también.

Cordelia dijo...

Felicidades a todos los Enriques!!!

ALEJANDRA dijo...

Mil gracias, Merche, y a quienes no lo dicen también!. ;)