jueves, 23 de junio de 2016

Un libro espléndido


Terminé de leerlo en el avión que me trasladaba desde Las Palmas a Madrid. Dos días después comencé a releerlo y a meditarlo con más pausa y atención. También tomé algunas notas y robé varias ideas y sugerencias de su autor para emplearlas en mi predicación y en las clases de teología.
Ahora estoy a punto de acabarlo de nuevo, pero aún no lo llevaré a la biblioteca. Lo más probable es que lo deje sobre la mesa durante los próximos meses para echarle de vez en cuando una mirada de reojo.
A la mesa con Dios es un libro de espiritualidad, pero no sólo eso. Nos habla de comida, de la alimentación, de la hospitalidad, del hogar, del vino, de la familia, de los indigentes, de la entrega…, y todo, mirando a ese Dios que se sienta a la mesa con los hombres y les regala su Cuerpo y su Sangre como alimento.
Antonio Schlatter, sacerdote, jurista y filósofo, nació en Sevilla y trabaja como capellán de un Colegio Mayor de Valencia y de una escuela de hostelería y restauración. Además escribe muy bien. Su prosa tiene rigor, profundidad y belleza.
Yo no me canso de recomendar este libro a sacerdotes, a madres de familia, a restauradores, a teólogos, a universitarios...

 

8 comentarios:

Antuán dijo...

¡Lo te tengo! ¡Eureka! hace unos dias que me dijeron que lo consiguiera.Llamé a la librería de mis amigos y fui a recogerlo. Voy despacio, pero porque no quiero correr, he vuelto sobre los mismos párrafos varias veces y no quiero adelantarme para no perderme nada. Me impresiona esto de que: Dios tiene el corazón más grande que el nuestro. Que pasa por encima de todas nuestras deficiencias. Esta muy bien. Desde luego es como para releer y tomar nota. Me alegro d. Enrique que lo anuncie aquí. ¡Gracias! Adiosle

Cordelia dijo...

Tengo otro, una joya, una maravilla, pequeño pero matón. Es el Evangelio de cada día, comentado por José Fernando Rey Ballesteros. Uno o dos párrafos diarios, de claridad meridiana y directos al mentón.
Gracias a Sinretorno por darme a conocer a este autor.
Me apunto el suyo en la lista de (auto)regalos de mi cumple (el lunes, ya sabe, por si se acuerda de encomendarme y eso...)

Sinretorno dijo...

La cena del cordero de Scott Han es muy bueno. Ese chico cursó sus estudios de derecho en la universidad de Jaén.

Sinretorno dijo...

gracias Cordelia, es muy bueno.

Desde Granada dijo...

Felicidades con adelanto Cordelia
El lunes te encomendare a ls Virgen

Fernando M Díez Gallego dijo...

Conocí a Antonio cuando era laico, y me cayó bien desde el primer momento. Me alegro de que haya publicado otro libro más. Y además sobre los temas que usted explica.
Un saludo, Don Enrique.

Cordelia dijo...

Gracias!

Jennifer Verhagen dijo...

Que deliciosa reseña! Asi deberían ser todas...Buscaré el libro en Ibooks. Si dicho autor escribe como usted...Valdrá la pena!