jueves, 19 de junio de 2014

Leña a los caídos


Aún no había terminado el partido contra Chile, y ya había comenzado la lapidación con ensañamiento de los futbolistas españoles y de su entrenador: Costa era “un inútil”; Casillas, “un agujero”; Del Bosque, “un viejo conservador sin imaginación”; Ramos, “pura fuerza bruta sin cerebro”…
No me invento ni un solo adjetivo. Los decían o escribían nuestros más ilustres (y desmemoriados) comentaristas deportivos.
Nunca me ha gustado hacer leña del árbol caído. Es un deporte estúpido que sólo sirve para mostrar el talante miserable del leñador. No disfruto zahiriendo al derrotado en la batalla por muy duro que haya sido el ridículo. Al contrario; prefiero consolarlo y animarle a seguir, para que vuelva a ponerse en pie y la derrota no se le aplaste definitivamente.
No es que uno sea especialmente bondadoso por naturaleza. Lo que ocurre es que estoy demasiado acostumbrado a caer en el combate. Y cuando estoy en el suelo lo que menos necesito es que mis amigos me pisoteen para hundirme más.
A mi edad puedo afirmar que nunca me ha servido para nada una bronca. Cuando las he recibido, no me han hecho reaccionar. Si acaso me han humillado, pero solo eso. En cambio los elogios sinceros siempre me han ayudado a ponerme en marcha de nuevo.
Los sacerdotes hacemos eso en la Confesión. En mis años de cura han venido a mí miles de personas: jóvenes y viejas, cultas e ignorantes, de todas las clases y pelajes. Cuando era joven a veces se me escapaba alguna pequeña regañina. Ya no. Es mejor ponerse en el lugar del que ha caído, bajar con él al fondo del agujero y agarrarle fuerte la mano para buscar la salida entre los dos.

 

15 comentarios:

Sara Zarate dijo...

Gracias a Dios por estos sacerdotes santos !
Mirar con misericordia!!
Necesitamos de esta Actitud!
Desde Chile....pero muchas gracias por su reflexión

Sara Zarate dijo...

Gracias a Dios por estos sacerdotes santos !
Mirar con misericordia!!
Necesitamos de esta Actitud!
Desde Chile....pero muchas gracias por su reflexión

Fernando Q. dijo...

Totalmente.
Pero Sergio Ramos podía haber jugado así de cansado en la final de la Chamion...y el Atleti sería campeón de europa!!

En cualquier caso, ha sido extraño y quizás esteos saturados de fútbol. Por lo menos yo...

Anónimo dijo...

Estas palabras destilan la sabiduría que da la edad. En nuestra sociedad, deberíamos valorar mucho mas a los mayores y mucho menos a los Nadales, Alonsos y Gasoles que no aportan más que "circensis".

Ateniense

Maitezgz dijo...

Don Enrique, le cuento un trocito de mi vida: cuando iba al instituto, tenía buenas notas, menos en matemáticas. Cuando se acercaba el
final de curso, un día mi padre me
preguntó: que tal las matemáticas?
Yo, entre nerviosa, enfadada y asustada, le contesté de muy mala manera: y yo que sé!. Mi padre me
cogió la mano y me dijo: no te preocupes hija mía, que con tú esfuerzo y la ayuda de Dios aprobarás.
Fue tal mi sorpresa al hablarme de
ésta manera mi padre, cuando yo
esperaba que se enfadará por haberle contestado mal, que ese curso saque un notable, y nunca más suspendí matemáticas.
Esta vivencia me la ha recordado sus últimas palabras: es mejor ponerse en el lugar del que ha caído.........
Como siempre gracias, me gusta mucho poder leer su globo.

Pedazo de anónimo dijo...

Claro que si!está usted en lo cierto.

Hexamamá dijo...

Pues a mí casi me dan más pena los de Mediaset; me parece que, sin querer, "la Roja" va a terminar de arruinarlos.

Anónimo dijo...

Gracias por la parte que me ha tocado en otras ocasiones...

MJ

Anónimo dijo...

Hace tiempo que no comentaba Don Enrique...

Ahora he vuelto, he vuelto para decir cómo la Argentina ganará este mundial :)

o.

(lo siento por el comentario superficial, estoy seco de imaginación con el estudio)

Anónimo dijo...

A los caidos comprension siempre. Cuantas personas vienen a mi derumbadas por malas decisiones, y yo solo escucho y animo. Que seria de mi sin el calor de mis hermanos del Opus Dei y de esos sacerdotes santos que han escuchado mis barbaridades y siempre con buena cara me han dicho. Dios cuenta con eso y te perdona continua adelante. " hoy comienzas" acudid a la confesion con humildad y el arbol caido se convierte en un arbol verde y frondoso.

Cordelia dijo...

Gracias a Dios

Papathoma dijo...

Muchas gracias por no hablar de fútbol sino de lo que el Espíritu Santo le sopla.
(...yo no creo que sea una cuestión de edad...)

Pedazo de anónimo dijo...

En realidad es cuestión de sensibilidad.

La edad muchas veces se convierte tan dura cómo los huesos.

Antuán dijo...

Así se habla! y cuando vuelvan a casa hay que salir con esas banderitas que con tanta ilusión sacamos el primer dia y animar. No faltaba más. Adiosle

yankee dijo...

Su consejo me viene de perlas. Empiezo a ponerlo en práctica ahora mismo.