miércoles, 20 de julio de 2016

Llegó la nube


La de Internet no; la otra.
La nube de Internet, blanca, algodonosa y acogedora, guarda nuestros documentos más preciosos y los pone a nuestra disposición para que los consultemos desde cualquier ordenador, tableta o teléfono móvil. Allí flotan, mecidos por la nube, mis fotos de familia, los vídeos de aquel viaje inolvidable y los apuntes más íntimos. Siempre he temido que detrás de esa nube haya un genio maléfico que curiosee todos mis secretos; pero me importa un rábano; a estas alturas de la vida a uno ya no le quedan ni unos gramos de intimidad. La nube de Internet es una madre a la que se le cuenta todo, todo, y nos sonríe mientras nos atrapa con sus brazos amorosos.
La otra nube es africana y desprende barro, polvo, arena del desierto y dromedarios en suspensión. Llegó ayer por la noche y cubrió todo Madrid sin permiso de la alcaldesa. La nube africana es un abrigo de lana negra que conserva la temperatura de la ciudad a 30 grados para que sea imposible dormir.
A las cinco de la mañana, cansado de dar vueltas sobre mi propio eje, me he levantado de la cama y he encendido la luz. El termómetro de mi ventana marcaba 31 grados centígrados, 88 Fahrenheit.
A las 5, 30 busqué consuelo en "Cara-Libro" (o sea, en Facebook) y vi que ya habían entrado algunos insomnes para felicitarme en mi cumpleaños. Ésa sí que es una buena nube cuajada de amigos, que, además, precipita en forma de oraciones ahora que el calendario me sitúa frente a la realidad y me recuerda que el tiempo se va deprisa y queda mucho por hacer.
A las siete de la mañana la nube africana empieza a sembrar de barro la ciudad. ¡Qué bonito es el verano!



10 comentarios:

Cristina. V dijo...

Muchísimas felicidades !!!
Que pase un día estupendo a pesar de esa nube.
Siiii, al abrir esta mañana la ventana, he visto un dromedario volando....,(: )
A estas altura de la vida, usted es un tesoro de sabiduría, fidelidad y muchísimas cosas más .
Muchísimas gracias.
Lo encomiendo .

Estoy ejerciendo de abuela y tengo poco tiempo para comentar
pero seguirle, le sigo siempre.

Antuán dijo...

Le Felicito yo también, aunque los años no pasan en balde. Las cosas buenas, los buenos recuerdos están ahí. Aquí también los cristales y los coches aparecieron salpicados de arena. Que disfrute de todos modos. Rezo por usted. Adiosle-pidp

Anónimo dijo...

Desde Bruselas, feliz cumpleaños Don Enrique.

Una lectora habitual dijo...

Yo también me uno a las felicitaciones, Don Enrique

Aldebaran dijo...

Felicidades!!! Y que siga conociendo a gente como hasta ahora los que nos beneficiamos de su literatura. Millones de gracias

Tumismo dijo...

Feliz cumpleaños D.Enrique y mejor dejar los temas peliagudos.jjjjjj

Jordania Munelo dijo...

Feliz cumpleaños!!! Lo anotaré en mi agenda... Lo encomendare.

Tumismo dijo...

¡Que pasa aqui! Solo se disparan los comentarios cuando hay alguna polémica.
D.Enrique,no son todos los que estan,ni estan todos los que son.
Yo me llevo la fama,pero otros cardan la lana.

PTY dijo...

Muchas felicidades-aunque tarde - desde tierras panameñas.Espero que pueda usar su sombrero panamá en el calor madrileño. Así nos encomienda...

PTY dijo...

Muchas felicidades-aunque tarde - desde tierras panameñas.Espero que pueda usar su sombrero panamá en el calor madrileño. Así nos encomienda...