jueves, 1 de septiembre de 2016

Recomenzar


A media hora de Madrid —sin perder puntos en el trayecto— me planto en La Acebeda, una casa de Miraflores de la Sierra a 1.200 metros de altura sobre el nivel del mar. Son, al menos 4 ó 5 grados menos de temperatura y un paisaje de montaña bastante más grato que el que veo cada día desde mi casa.
Debo atender una convivencia de mujeres de la Obra, que serán mis vecinas durante los próximos 15 días. Yo ocupo una zona de la casa destinada al sacerdote, con entrada independiente y un mínimo jardín amurallado.
No tengo televisión, pero sí wifi, aunque uno no pueda fiarse: telefónica suele gastar  frecuentes bromas a los usuarios y en cualquier momento uno puede quedarse sin cobertura.
Me propongo escribir algo cada día y recuperar en lo posible el tiempo perdido. Que nadie se alarme; no diré media palabra sobre la investidura. Tendré que redactar un par de artículos para mi sección de Mundo Cristiano y seguiré estudiando Derecho Romano, que es mi última chaladura. En la carrera me dieron Matrícula de Honor en esta materia, pero siempre pensé que debía volver a estudiarla para poder lamentarme mejor del estropicio que nuestros legisladores y jueces han ido perpetrado en Europa durante el último siglo.
También daré clases de Teología y de Derecho Canónico; pero sobre todo conversaré con los pájaros de la zona y seré testigo de la migración de otoño, camino del sur.
Necesitaba esta cura de soledad. ¿Me acompañáis?


14 comentarios:

María dijo...

Encantada!

Cordelia dijo...

Ajolá!

yomisma dijo...

Si. Aunque lo de estudiar derecho canónico me parece un castigo mas que un descanso. Así que le dejaré que vaya estudiando mientras yo cumplo años, en concreto el día 7.

yankee dijo...

Claro que sí!
Pero dígale a los pájaros que no vengan al sur todavía.... Aquí hace tela de calor, a ver si los puede retener ahí al menos hasta final de mes.

Tumismo dijo...

...solo una cosita,los pajaritos son muy lindos,pero como cagan.
Bienvenido y lo del derecho,MENUDO TUBO.

Papathoma dijo...

Podía plantearse dar unas clasecitas on line.
Bueno, en diferido también podría ser. Alguien graba y hace el montaje, usted solo tiene que dar las clases como si nada, y luego..pues las cuelga.

Caminando dijo...

Yo si!!!! Es un crack, yo sacándome el carnet de conducir y no doy una... Como para ponerme con derecho jajaja

Llumla dijo...

Pues claro que sí. A volar sin rumbo!

Merche dijo...

Por supuesto. Y muchas felicidades por su aniversario. Lo de la primera confesión debe dar casi tantos nervios como la primera Misa ¿no?

Fernando Q. dijo...

Será un placer!

Anónimo dijo...

Este sitio lo e encontrado por casualidad y curiosidad.una amiga se va al curso de retiro a la acebeda y m a podido la curiosidad,no soy de Madrid soy de galicia y mi aldea es tan pequeña que vivo en un retiro constante..por aqui Dios creo que no pasó. .¿de verdad es sacerdte

Anónimo dijo...

Hola e encontrado este blog por casualidad.Buscando Acebeda ya que una amiga se va hacer un curso de retiro aesa casa .De verdad eres sacerdote?.Soy de galicia de una aldea aqui puedes estar en retiro constante aunque m parece que Dios se le a olvidado pasar por aqui.Siento las faltas ortgr.

Anónimo dijo...

Soy la de galicia....no creo que sea facil recomenzar solo cuando no puedas caer más, es cuando empiezas a salir

RECOMENZAR dijo...

hola te he encontrado de casualidad
mi blog se llama recomenzar
un abrazo y felicitaciones por el tuyo