jueves, 25 de noviembre de 2010

"Luz del mundo"

Ya está en las librerías el anunciado libro del Papa. 
A lo largo de 227 páginas Benedicto XVI responde a las preguntas de Peter Seewald con la sencillez, humildad y claridad de la que siempre hace gala. Tenemos un gran Papa, santo y sabio, que se hace entender y querer cuando se le conoce un poco.
Lamentablemente algunos medios parecen buscar sólo titulares, frases impactantes, novedades escandalosas. Ya conocéis todo el revuelo que se ha organizado a propósito del preservativo.
Después de leer el libro, me atrevo a afirmar que quien interprete torcidamente las palabras del santo Padre sobre esta cuestión, sólo puede hacerlo desde la mala fe o desde una inteligencia muy, muy limitada.
Aquí y aquí podéis encontrar un par de excelentes recensiones. Tampoco está mal este resumen del libro "en píldoras".

15 comentarios:

José Antonio dijo...

Tomamos nota... en nuestra libreria.

María Gil-Casares Gasset dijo...

Muchas gracias D. Enrique por su rapidez.
Como dice José María Laporte, en una reciente entrevista,a muchos periodistas, lo que les pasa es que quieren NOTICIAS FAST FOOD y éstas "engordan el intelecto con informaciones banales e inútiles, y complican nuestra visión de la realidad porque nos inducen a considerarlas como informaciones prioritarias."
Todo menos profundizar y analizar las cosas en su contexto.

chon dijo...

Yo solo me he enterado de lo del preservativo por comentarios. No he podido leer nada serio del asunto. ¿Nos puede explicar que es lo que ha dicho el Papa sobre el tema? En algún sitio he leido que hablaba de las relaciones entre homosexuales y el uso del preservativo.

Juana la loca dijo...

Chon comprate el libro, leelo, y saca tus propias conclusiones. Si solo te informas de lo " que dicen" da igual a quien preguntes. Ve a la fuente.

Anónimo dijo...

"La tendencia general de nuestro tiempo es la hostilidad a la Iglesia; sacar frases de contexto y del conjunto del pensamiento de B. XVI. Nuestro gran Papa no se escabulle ante ninguna pregunta y acepta con benevolencia las provocaciones que tantas cuestiones poseen".
Tengo ganas de leer el libro; estoy segura que nos ayudará a comprender, apoyar y admirar, aún más, al Santo Padre. Gracias. AC

Antuán dijo...

Tambien he visto el libro pero no lo he leido porque acaba de sacar algo más sobre. "La Palabra de Dios", y eso que tendrá muchas cosas que hacer pero no se de donde saca el tiempo y como Juan Pablo aprovecha cada salida para expresar lo que piensa xq es su responsabilidad. No es que le brote. Es lo que es. Esto es lo que hay, no se impone. Esta tarde pase por un sitio: disco-Karaoke. ¿quien no lo ha echo alguna vez en alguna fiesta?. lo que pasa es que en sitios más oscuros todavía lo peor es salir a la luz porque es molesta. Vivimos en un mundo en que hasta en dias nublaos la gente ya ni se quita las gafas oscuras. No quieren ver la realidad verdadera. Adiosle

Altea dijo...

¿YA LO HA LEIDOOO?

Enrique Monasterio dijo...

Lo he leído, sí. Empecé a las 10 de la noche y lo terminé de madrugada.

Anónimo dijo...

Jo, ahora entiendo que de vez en cuando cuelgue posts a horas intempestivas...¡se da usted a la lectura!

yomisma dijo...

Happy Thanksgiving!!!

Vila dijo...

Pues me ha animado a leerlo. Así lo hare. reconozco con verguenza que será el primero. Todo es empezar.

GAZTELU dijo...

Yo espero recogerlo mañana en la libreria donde lo reservé.
Con motivo de la publicación de este nuevo libro,desenpolvé DIOS Y EL MUNDO, escrito también por Peter Seewald bajo el mismo formato,se me había olvidado lo impactante que es el prólogo:
" la creación misma entraña un orden en sí.A partir de él podemos leer los pensamientos de Dios...e inclusoel modo correcto en que deberíamos vivir"

Impresionante!!!!

Que intelecto y sabiduría tiene nuesto Papa.

GRACIAS

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

Hace años y antes de ser elegido Papa escribio otro libro que se llamaba "la sal de la tierra" y ahora escribe "la luz del mundo".
Tremendo...el Papa a por todas.

Chon dijo...

Gracias

Una lectora habitual dijo...

Gracias por esta entrada, Don Enrique. Es muy ilustrativa.