martes, 27 de marzo de 2012

Nada a cambio



―¿De cuántas personas puedes decir que te quieren sin pedirte nada a cambio?
María, que no ha dejado de hacer pucheros desde hace diez minutos, responde sin vacilar:
―De nadie.
Luego me va concretando:
―Mi novio siempre quiere lo mismo. Mi madre está deseando que me vaya de casa y la deje en paz. Mi padre pasa de nosotras. Ahora tiene otro rollo.
―¿Y tu amiga…?
―Bueno, ella sí…
Mientras charlamos no ha dejado de teclear en un Iphone nuevecito que maneja con envidiable soltura.
―¿Cuánto te ha costado?
―Me lo ha regalado mamá.
―¿A cambio de qué?
Se encoge de hombros y sigue tecleando. 
(Por la tarde la veo en el retiro de alumnas. Yo pensaba que vendrían sólo las que se preparan para la Confirmación, pero hemos tenido un lleno total ¡Quién las entiende! Llevo más de 40 años tratándolas y siguen siendo un misterio. Quizá sea solo cuestión de quererlas sin pedirles nada a cambio).

16 comentarios:

pacita.. dijo...

Ay D:Enrique este tema me trae de cabeza (el de las adolescentes) mi hija Maria hará la confirmación en junio según ella por que la obligamos (yo digo que el espiritu santo le dará un mazazo en la cabeza y se le pasara por fin la tonteria) pero es una especie a estudiar .por cierto mañana en la Misa encomiendenos pues cumplimos 25 años de casados (los globeros tambien acordaros) el resumen es / hijos como sole ,bueno casi ( pues hay uno discapacitado que haece por dos por lo bueno que es. Me encantaria que estubieran todos los del globo cerquita e invitaros a una copita de cava ,pero bueno será virtual!!!!

Miriam dijo...

Son geniales, tanto las niñas como sus entradas en el blog
Gracias por la paciencia para cuidar de ellas sin que se sientan ni "agobiadas" ni "olvidadas" (que es muy difícil a esa edad)

Anónimo dijo...

¡Vaya ejemplo!25 años.Muchas felicidades Pacita. Os encomiendo, cuenta con mi oración.
MC

Relicary dijo...

Ahora que me estoy leyendo las Fábulas de Esopo (necesario en las estanterías) esta historia me recuerda un tanto el mismo estilo.

No sé cuál será el problema de esta chica, pero puedo decir por mi experiencia que en ocasiones, mi propio auto-lástima me impide ver la verdad en muchas falsedades que me acabo creyendo.

¡Buenos días!

Relicary dijo...

Ahora que me estoy leyendo las Fábulas de Esopo (necesario en las estanterías) esta historia me recuerda un tanto el mismo estilo.

No sé cuál será el problema de esta chica, pero puedo decir por mi experiencia que en ocasiones, mi propio auto-lástima me impide ver la verdad en muchas falsedades que me acabo creyendo.

¡Buenos días!

Anónimo dijo...

Buenísimo

Belen dijo...

Adolescente y mujer...uff...paciencia,que es la madre de la ciencia :D

pacita,enhorabuena por esas bodas de plata :D cuenta con mi humilde oración.

Un cariñoso saludo.

Cordelia dijo...

Pacita, ¡enhorabuenísima! Os encomiendo desde ya, porque el cerebro ya no es lo que era...
En cuanto a lo de entenderlas (no sé si LAS se refiere a las adolescentes o a las mujeres en general, pero da un poco igual), hay veces que nosotras mismas no nos entendemos, o por lo menos a mí me pasa. Y no, en esto no es culpa del Alzheimer, que ya me pasaba de adolescente.

Mercedes dijo...

Yo fui una adolescente de libro, o sea insoportable. Ni yo misma sabía lo que quería: si estaba enmi cuarto y no venía nadie pensaba: ¿cómo no se dan cuenta de que necesito hablar con alguien? ¿Es que no les importo?
Y si sí venían: ¡qué pesados! ¿por qué no se darán cuenta de que quiero estar sola?
Ahora tengo un adolescente (chico) que se enfada si le acaricio el pelo (¡no me toques el pelo!) y que tiene muchísimo que dar, pero da lo justito. Y yo me como el coco pensando cómo encauzarlo para que no desaproveche todos los talentos que le ha dado el Señor. Pero no le gusta nada de lo que le propongo y pone cara de fastidio.
El otro día vino una amiga suya a casa y ya me entró el "yuyu". Y eso que sólo era una amiga.
En fin que, hay que rezar por ellos y por los padres también.
Y muchas felicidades Pacita y que cumpláis muchos más.

Antuán dijo...

Quizá! A veces no sabes porque haces las cosas, tampoco es necesario tener un porque para todo. lo haces y punto, por un motivo, si. Adiosle

Almudena dijo...

Pues tiene ud. razón: al final es el amor lo único que cura (aunque pueda tardar años en hacer efecto...)

Vila dijo...

Pacita ¡¡ mogollón de felicidades !! qué gozada.

Cuenta con mis rezos especiales.

Papathoma dijo...

Es curioso, ayer hablaba con una amiga de cómo un sacerdote me había ayudado hace años a darle un giro decisivo a mi vida sin pedir nada a cambio.

Me pareció un comentario un poco tonto por mi parte pero necesitaba que entendiera que no lo hacía por conseguir que yo me enrolara en tal o cual empresa (sobrenatural)sinó que simplemente estaba ahí para ayudar.

Mi amiga probó suerte con otro sacerdote y me dijo: puf, antes hablaba con Dios, pero ahora que he hablado con su intermediario...qué paz tengo; aunque va a ser duro todo lo que tengo que cambiar, cuando me ha dicho que rezaría por mí, me he sentido protegida porque alguien que está muy cerca de Dios le va a hablar de mi.

pacita.. dijo...

Gracias por acordaros ,a las 19.30 iremos a misa a Sta María del Mar que es donde nos casó D:Manuel Vall(seguro que D.Enrique lo conoció) y me acordaré de todas las intenciones de todos empezando por el dueño del globo y por cada uno de esta familia que hemos formado .acordaros que os dije que os invitaba a una copita de cava!!!!!

un de las tres que estuvieron dijo...

Caray... ya podía haberme avisado que hoy tenían retiro. Le recuerdo que tengo un trío en situación para una de esas juergas místicas que ha tenido...
Porque a veces no solo se trata de dar empujoncitos, sino también de saber hacia donde conviene empujar.´
Para la próxima, me avisa, porfa.

Unknown dijo...

Jajajajaja, quién las entiende, quién...