viernes, 23 de noviembre de 2012

En el año de la fe (26)


Y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos


Creo ―con fe teologal― que vendrá con toda su gloria. Espero ―con Esperanza teologal― que vendrá pronto, antes de que el mundo se destruya a sí mismo.
Sé que habrá un juicio y que mi vida ―la de cada uno― será pesada en la balanza de la justicia y de la misericordia de Dios. Pero sé también que el Señor juzgara a los pueblos en su conjunto; a las naciones y a las ideologías; a los movimientos y a los partidos, a las ONG, a las Naciones Unidas y a la Unión europea; a los reinos y a las repúblicas; a los parlamentos y a los caballeros de la mesa redonda; a los que dan premios y a los premiados; a los banqueros y a los bancarios; a los filósofos, a los jueces, a las iglesias, a los sacerdotes, a los predicadores…
Dios creó el mundo como una unidad. Cada una de nuestras acciones alcanza los confines del universo. No estamos solos y seremos juzgados también por el bien o el mal que hayamos sembrado sin saberlo.
Cuando Cristo venga y juzgue a las naciones, esa expresión tan española ―”¡no hay derecho”!― dejará de tener sentido. Él traerá el Derecho y la Justicia.

5 comentarios:

yomisma dijo...

Menos mal que Dios es Dios y no sólo hombre, porque en ese caso lo teníamos claro. Junto a la Justicia infinita se pone la Infinita Misericordia y con ella la Gracia. Aún nos queda esperanza, sí señor.

yomisma dijo...

Ahora, las Naciones Unidas y los premios Nobel de La Paz.... Yo quiero ver ese juicio.

Cordelia dijo...

Y el de la SGAE...

Isabel dijo...

yomisma es un poco bicho, pero con razón, ¡a saber qué sale de tan elevados organismos!.

Lo que no sé es si para entonces nos interesará, o al menos no en el sentido en que ahora nos gustaría saber la verdad.

Antuán dijo...

El otro dia le conte esto que estabamos estudiando el Credo aquí y me dijo: Pues yo si tuviera que comentar algo hablaria del Jucicio, Dios si que es justo y sabe valorar lo que cada persona hace y ha hecho. Adiosle