viernes, 8 de noviembre de 2013

de madrugada



Salgo de Gaztelueta a las siete de la mañana. Un viento negro y húmedo me araña la cara. Es noche cerrada todavía.
En Las Arenas aparco muy cerca de mi destino, y mientras me enfundo el abrigo, oigo una voz a mi espalda.
―¿Qué andas, pues…? ¡Joé, Imanol, hace años que no te veo!
―Y sigues sin verme ―contesto―, porque no soy Imanol.
―Además, cura. Perdona…
Se me acerca. Es un tiarrón de casi dos metros que desprende un cierto aroma de alcohol y sudor a partes iguales. Me asegura que me parezco mucho a su cuñado ―creo que ha dicho cuñado―, y trata de invitarme a un café.
―Es que voy a decir Misa…
―Entonces reza por mí, que llevo muy mala vida. Te espero por aquí y nos tomamos algo.
Al terminar la misa, el tipo ya no está. La mañana viene cargada de  nubes negras.

8 comentarios:

Maite Zgz. dijo...

Buenos días.
Con permiso, Don Enrique..yo me pregunto: que tendrá usted, que los desamparados, tienen la necesidad de
acercarse a usted.
Será la Divina Providencia?
Pienso que sí.

yankee dijo...

Espero que ayer se lo pasaran super bien.
Una pena el cuñado de Imanol. Hay gente que se empeña en tirar su vida por la borda.

Hexamamá dijo...

Igual es que ha pasado de la fase de exaltación de la amistad a la siguiente... Casi mejor no haberse tropezado con él cuando lo de las alusiones al clero, ¿no?

Caminando dijo...

pues el se lo pierde... esperemos q no siga con su mala vida, se volveran a encontrar en el camino....

Tumismo dijo...

Es increíble como le revolotean alrededor todos los desamparados...será el aftershave jeje.

Todoslosnombres dijo...

¡Vaya susto!Pensaba que esas nubes se me echaban encima...

Qué secuencia fantasmal nos describe. La madrugada oscura con viento frío y nubes oscuras, resulta familiar. Pero en ese escenario, el "aparecido", es como de sobresalto cardíaco. Muy raro que no estuviera esperándole, sí. Es como si se lo hubiera llevado un golpe de viento, porque, que Imanol se haya dejado encontrar, no lo veo tan claro.

Es viernes, y un bonito fin de semana lo puede tener cualquiera, ¿eh?

Gracias por sus letritas, Padre. Me han recordado que me gustaría volver a ver "Cumbres borrascosas".

Igo dijo...

A las 7 de la mañana y la mañana tiene nubes negras?
Areeta tiene microclima, pero tanto tanto. Yo he salido de Leioa camino de Bilbao a las 8 menos 15, y hacía solete. Eso si, a las 10 que tenía que ir a alcaldía, paraguas de emergencias y abríguese ud. como pueda con la chaqueta, porque que rasca hacía por favor..

Pilar dijo...

Es que vestir de negro impresiona, sobre todo a los que no tienen costumbre. Un cura muy alto comentaba muchas veces que alguien le había dicho: "Con usted se habrá acabado la tela negra". Pero no, gracias a Dios no se acaba. Y sale el sol entre las nubes, además.