viernes, 1 de noviembre de 2013

La memoria del corazón



Termina el cuarto día de curso de retiro cuando Carmen me ataca por sorpresa.
―¿Se acuerda de mí?
―…la verdad…
―En Valencia, hace cuarenta y dos años. El Colegio Mayor Saomar… Usted era el sacerdote.
―No, Carmen, lo siento; no me acuerdo de nada.
―Fui de la primera promoción del Colegio…: Elena, Asun, Cristina, Lali, Amparo…
A medida que va diciendo los nombres y apellidos, se me aparecen en la imaginación todas las caras y todas las voces con una nitidez sorprendente. Dios mío, ¿cómo es posible que las haya olvidado?
Ya se ve que el corazón almacena muchos más datos que la memoria… Esta noche pediré al corazón que me lea la lista entera.

12 comentarios:

Pedazo de anónimo dijo...

Jajaja!...se acuerda.Yo tambien me acuerdo.Era el sacerdote de Saomar y era más o menos como es ahora,pero con muchos menos kilos...jajaja.En aquella epoca,parecía que todo era posible y luego algunas cosas se hicieron realidad...las que Dios quiso y permitió.Tambien fuí a ése gran colegio y tuve la suerte de caer en una gran promoción,mis amigas del alma que lo siguen siendo y lo seran.Por lo demas,buenos tiempos y usted muy gracioso,lo recuerdo...jajaja.Por cierto,nunca hablaba de pajaros....no los tendria en la cabeza jajaja

Enrique Monasterio dijo...

¿Y por qué te refugias en el anonimato?

Pedazo de anónimo dijo...

Jajaja,si que me refugio,más me vale se está muy bien así.Ademas usted fué el que me bautizó con mi pedazo de anónimo,y me gustó muchisimo.

Cayo Coco dijo...

Vengo de estar en en Lanzarote con ms primos.Ahora comprendo que se vaya para alla tan a menudo.Es muy isleño todo aquello,.

Anónimo dijo...

¡Es curioso cómo funciona la memoria! porque el corazón no me atrevo a decir que funcione...con querer tiene bastante el pobre. Oiga y los temas de retiro para estos días, vale los Santos, los Difuntos ...
Gracias

caminando camino dijo...

cuando era pequeña, mi Madre me decía que el alma estaba en el corazón,x ser más grande y llegar con la sangre a todos los lados, y porque la memoria como la Del Señor, como me dijo un sacerdote hace poco, se le olvidan las ofensas y se queda con lo bueno. para esto está el corazón.. .

Nuria dijo...

"Donde el corazón te lleve" de Susanna Tamaro.Gran libro.

Nuria dijo...

Hablan de la memoria selectiva,la memoria no es fiable.

Llumla dijo...

Lástima no estar en esa lista...

Pedro dijo...

¡Arriba los corazones!,dice mi madre cuando nos peleamos en casa.

Anónimo dijo...

:)-:)-:)

Todoslosnombres dijo...

La víspera de Todos los Santos me gusta recordar y dedicar una oración a las personas que estuvieron un día aquí, acompañándome y que -casi estoy segura- estarán gozando de la compañía del Señor; es un trabajo, porque no quiero olvidar a ninguna, y me sorprendo cuando mi corazón me las va acercando.

Recordando en mis oraciones a los conocidos de los que, por circunstancias, no he vuelto a saber, mi corazón me los trae con la imagen, generalmente, de esa virtud que hizo que se fijaran en mi memoria.

Nuestro corazón tiene más gigabytes que cualquier aparato de la más alta tecnología.

Gracias por sus letritas, siempre en nuestro corazoncito.