jueves, 16 de diciembre de 2010

Podría ser un cuento de Navidad

Es un anuncio, por supuesto, pero no tengo ganas de esperar a que sea lunes para ponerlo en el globo.

8 comentarios:

GAZTELU dijo...

No hay comentario posible!

Yo empiezo mi día haciendo mi rato de oración con el anuncio.

MUCHAS GRACIAS

Isa dijo...

No he podido evitar que me saliera una lagrimilla...
Gracias, me da que pensar...

Anónimo dijo...

Todos tenemos a Dios en nuestro corazón; sólo hay que dejarlo "salir" y proyectarlo a nuestro alrededor. Cuando sabemos trabajar en equipo, logramos estar cerca de las personas de nuestro entorno creando un ámbito de confianza, ilusión y cariño, y eso lo puede todo. No nos damos cuenta que cuando más participamos, más damos y más recibimos! Ha hecho bien no esperar a tocarnos el corazón. Gracias. AC

Antuán dijo...

Es realmente bueno, me costó casi una hora entre oir, encender y apagar el A5 del foleo con motor y cables (demasiados ¿pa?) solo quería un poco de musica y al final sale lo q. quiere pero no me puedo quejar viendo a un niño triste. Yo también tengo q.superar esa nostalgia de la vida, x llamarlo de alguna manera xq somos hijos de Dios. Que ocurrencias tan maravillosa descubren sus gorros de piscina para hacerse como el sus cabecillas peladas ¡ya crecerá! Eso es lo q. ayuda: ponerse de al lado de quien lo necesita y arrancarle una sonrisa. De la mano de su padre y su madre ¡que seguridad! Seguiria. Pero está visto sobran las palabras. todos tenemos necesidad y obligación de hacer eso, no vivimos solos. Adiosle.

Vila dijo...

D.Enrique ya sabe que estos días tengo el corazón muy sensible, yo creía que ya había llorado bastante por hoy, cuando llegaron las contrariedades.( y antes de reaccionar).

Y llego a casa y veo este vídeo, hoy tengo la lágrima facilona hombre...

Gracias, me vuelve a recordar que debo mirar a mi alrededor.

LAHDDEC dijo...

Muy bonito gracias por compartirlo.sds

carlota dijo...

Somos varios por la que veo que andamos con la lagrimilla suelta, tb se me resbalo mas de una.

!que bonito es dar!

Gracias D.Enrique.

Anónimo dijo...

...de Navidad y con campanas! ¿Acaso Dios con su Encarnación no se "afeitó la cabeza" para hacerse como nosotros y devolvernos la alegría y la esperanza en lo que realmente vale la pena: querer a Dios con toda el alma y a los demás como a nosotros mismos?