jueves, 13 de junio de 2013

El 600

Son las seis y media de la tarde y empiezo la tercera clase del día. He explicado tantas veces esta asignatura y la he meditado desde hace tantos años que hasta me permito el lujo de exponer opiniones personales confrontándome vanidosamente con “otros” ilustres teólogos. Las alumnas atienden sin pestañear durante cuarenta y cinco minutos, y, por momentos, tengo la impresión de ser un director de orquesta capaz de arrancar una sonrisa en el segundo preciso o de mover al unísono los bolígrafos de las que toman notas.
Al acabar ―siempre lo hago con una broma― rezo un avemaría mirando a la imagen que hay en la pared, pero estoy distraído; pienso en las tres clases de mañana, en como ordenar lo mucho que aún me queda por exponer.
Camino del confesonario paso por mi despacho para dejar los papeles y beber un vaso de agua. Me siento tontamente satisfecho.
Junto al escritorio hay una imagen de la Virgen muy pequeña. La saludo como siempre, y de pronto me entra una vergüenza de tamaño regular al comprobar que estoy feliz como un pavo real. Y recuerdo aquel punto de Camino ―el más breve de todos― que sólo tiene cuatro palabras: ¿Tú..., soberbia? —¿De qué? Como es el punto 600, hace años lo pegué en el salpicadero del 600 que manejaba por entonces, para recordar a mi bólido que no debía jugar a ser Ferrari, y para recordarme a mí que estaba muy lejos de parecerme a Fitipaldi.
Voy hacia el confesonario. El día ha resultado húmedo y, al cruzar el patio, compruebo que una llovizna aún más fina que el sirimiri de mi tierra revolotea en el aire y me refresca la sesera.

PD. Esto ha quedado demasiado "personal". Por tanto no admitiré muchos comentarios.


15 comentarios:

Olga dijo...

Creo que yo voy a hacer lo mismo con el salpicadero de mi kia Picanto("picachu") que debe de ser casi del mismo tamaño que el 600. También tiene el sìndrome "Ferrari", y para colmo es de color rojo.

Pasajeros del Globo:que tengáis un buen descanso!!

Ana dijo...

Felicitaciones D.Henry es admirable como aprovecha el dia; no para... Que la Virgen Santisima lo bendiga siempre !!!!!

Ana dijo...

Que linda foto: el Fiat 600, hermoso color naranja.. Que tiempos aquellos: inolvidables !!!!!!!!!

Caminando dijo...

Chiste... para q vea lo q puede un 600 jaja..Un tio que va en un 600 por la carretera y se queda tirado, al rato ve pasar a un amigo suyo con un Mercedes 500 superdeportivo, lo llama el amigo se para - Mira que me ha dejado tirado el coche. - No hay problema yo te remolco con una cuerda atada a mi Mercedes, si ves que corro mucho tocas el claxon para que yo reduzca. Va el Mercedes remolcando al 600, y de pronto un Ferrari se coloca a la altura del Mercedes y lo pasa velozmente. El conductor del Mercedes sale disparado a 300 Km/h detras del Ferrari, el del 600 toca el claxon desesperado... En esto dos tios que estan en el borde de la carretera, y le dice uno al otro: - Chiquillo, ¿ has visto lo que ha pasado por ahí ? un Ferrari a 300 por hora, un Mercedes a 300 por hora y detras un 600 pidiendo paso.

Vila dijo...

Ya está terminando el curso y será quiere dar el "do de pecho", como el resto de los mortales terminando el curso escolar.

Lo digo para que no se crea diferente.

Buen viaje de vuelta (fueé usted el que informó que volvía este finde ehhhh, en la entrada en la que se iba pa yaaaaa; por si acaso...)

Vila dijo...

jajaja buenísimo Caminando!!!.

He tenido un día algo cansado y me lo has alegrado con el chiste. Gracias mil!!

Pedro dijo...

Vila,cual es la entrada que se iba pa yaaaaa?

yomisma dijo...

Si, es triste que a veces pensemos que algo sabemos, que algo podemos, pero la Virgen y Dios nos conocen más que nosotros mismos, y hasta se ríen de nuestros pavoneos. Ríase Ud. también.

Caminando dijo...

Me alegro vila!!! Lo bueno de compartir en este blog... ;)

Anónimo dijo...

Genial!! ese chiste ¡está de locos! y eso de reconocer cuánto se ríen de nosotros "LOS DE ARRIBA", sí que nos hace ver lo pequeños que somos... bien pequeños

Cordelia dijo...

Yo tengo un Ford Ka...

Pedazo de anónimo dijo...

Nadie estamos libres de nada.Para mí es un descanso saber que lo bueno que hay en mí,si hay álgo,es de Dios

Caminando dijo...

Por cierto, tener un grupo de mujeres orquestadasy con reacciones predecibles... es un 600 tirando como un ferrari... s encontré otro chiste... es q da para mucho el 600 jeje, espero alegraros tb un poco con esto el día..
Esta un 600 en una gasolinera echandose unos litro cuando viene un Porche se le para al lado y le dice el conductor, mira tio,chopocientos mil caballos que tiene esto passssssaaaa!!! arranca a toda pastilla y se marcha, al cabo de un rato se encuentra el del 600 al Porche empotrado en un rio, se baja del coche y le dice ..... Que dando de beber a la manada!!!!!!... ;)

Esasces dijo...

Hacía muchísimos años (unos 14) que no leía/rezaba Camino y el otro día (el Domingo) de repenté ¡Zas! mientras conducía me vino a la memoria el final de mi punto favorito asi que el librito "re-ascendió" hasta mi mesilla, con esta entrada suya volví a recordar otro que aún no releí. Parece que esta semana es la de encaminarse. Gracias

Patricia Castello dijo...

La verdad es que han sido unas clases estupendas. Llenas de vivencias cotidianas y únicas. Claras. Contadas con intensidad y mucha teología!
GRACIAS! ��