domingo, 9 de junio de 2013

No llores


Lo cuenta el Evangelio de la Misa de hoy.
Caminaba Jesús con los suyos por las afueras de Naím. Iban los doce apóstoles, un grupo de discípulos y las santas mujeres. Era, sin discusión, la caravana más alegre de todo Israel. De vez en cuando alguien entonaba una canción para amenizar la marcha, o contaban chistes para que todos ―también Jesús y María― rieran a carcajadas.
De pronto, en dirección contraria, apareció otra caravana, un cortejo fúnebre sin más música que el llanto ruidoso de las plañideras. Sólo una mujer lloraba en silencio. Estaba en el centro mismo del séquito, y había tomado entre sus manos las de su hijo muerto, que descansaba sobre unas parihuelas de madera.
Las risas y las canciones se apagaron bruscamente. Jesús se acercó a la mujer. Ella no lo conocía y tampoco le pidió nada. El Señor no le invitó a manifestar su fe. Sólo dijo dos palabras antes de resucitar al muchacho:
―No llores.
Cuenta San Lucas que aquel llanto conmovió al Señor. ¡Poder de las lágrimas! Siempre se ha dicho que son el arma más poderosa de las mujeres porque los hombres nos quedamos indefensos ante ellas. Y Jesús, también en eso, es perfectus Homo.
Hoy he pedido al Señor que me conceda a mí también el don de lágrimas, que perdí hace tanto tiempo.  


25 comentarios:

pacita dijo...

no me lo creo.es precioso este evangelio.yo lloro a la mínima(creo q es un defecto)

yomisma dijo...

A veces nos volvemos locos intentando entender la logica de Dios, el por que nos"concede" lo que le pedimos o no... Y es tan sencillo como en este pasaje, o en el de Lázaro. Se conmueve. Su corazón humano entiende el nuestro y las lágrimas sinceras, que brotan del amor, le conmueven.
Voy a ver si meto unos kleenex en el bolso. No vuelvo a reprimir una lágrima a partir de ahora.

Caminando dijo...

Y porque lo pide? SABE QUE LE DIGO? Q a veces no hace falta q salgan... se quedan en nosotros y se manifiestan de otra manera.

Si no pudiera llorar, las palabras se tornarian lágrimas silenciadas, q gritarian
anhelando oir tu voz.
Callame con tu mirada... me sobran las palabras,
Háblame al corazón,susurrame en el alma q te quiero xq te quiero,y xq me da la gana, De quererte con locura aunque parezca mentira.
No hay amor más profundo,q la mirada del alma,y es en esa mirada, donde tanto esconde el sentimiento,un baul de lágrimas,q no x no asomarse a unos ojos esprimidos de vivencias, no significa q no existan.

Todoslosnombres dijo...

Cambiaría el más confortable y rápido viaje en AVE por acompañar caminando a la caravana que nos cuenta San Lucas.

Poderosas lágrimas que, si son sinceras, se convierten en arma de mujeres, niños y
ahora también de los hombres, recientemente incorporados al arsenal, porque nos dimos cuenta de que los hombres también lloran.

Jesús se acercó a la mujer que lloraba "en silencio" porque fue ese el llanto que le sobrecogió.

Me incluyo entre las personas que hemos perdido algo, no sé por qué, el "don de las lágrimas". Pero siento que desde entonces lloro más en silencio.

Gracias por sus letritas, que pueden hacer caer más de una lágrima.

Pedazo de anónimo dijo...

La verdad,hay tres tipos de llanto:cuando lloramos ante el dolor,lloramos porque tenemos el corazon desgarrado,es un Don de Dios porque desahoga.Tambien lloramos cuando nos emocionamos ante la belleza o la bondad o cualquier acto heroico,ése llanto es muy personal y varía segun las personas.Y por último lloramos para conseguir llamar la atencion y salirnos con la nuestra,llamese rabieta,hay mujeres que lo hacen sin problemas y sacan beneficio de ello.Tengo que decir que les envidio,mí lagrimal no funciona en esos casos.

Tumismo dijo...

No hay cosa más desoladora que ver llorar a una mujer.

Antuán dijo...

Pues a mi me pasa de vez en cuando, ayer sin ir más lejos haciendo mi ratito de oración junto a Jesús y con un pedazo delibro no por su tamaño sino por su contenido: Forja. y también he tenido que contener la emocion cuando Rafa Nadal se dejaba caer sobre la tierra del Rolan Garros tras su victoria. Motivos no faltan aunque siempre hay clases. Adiosle

Amalia dijo...

No se preocupe Don Enrique, las hay que lloramos por una misma y por otros tantos... (justificadamente, al menos eso creo)...

Lourdes dijo...

Jesús también lloró cuando le dijeron que había muerto su amigo Lázaro.Tener corazón y demostrarlo sin sentimentalismos me parece una gran lección que Jesús nos ha dado a lo largo de toda su vida.

Anónimo dijo...

Desde luego que llorar es algo muy humano. Tambien aunque existe el peligro del dejarse llevar por el sentimentalismo yo pongo la balanza en la fuerza del corazon.

Olga dijo...

Gracias D.Enrique por su reflexión

LACADAJA dijo...

He llorado tanto y el Señor aún no consuela mi tristeza. Sé que está a mi lado pero necesito sentirlo.

Caminando dijo...

LACADAJA, ahora me da x escribir aquí lo q leo... espero q a d. Enrique le parezca..x si te sirve en tu camino:

Para mí, meterme en las llagas de Cristo es lo que hizo la Virgen, al pie de la cruz, en silencio. Ni una palabra de queja, ni una palabra para confortar…; acompañando.
He aprendido (bueno estoy en ello) que no es equiparar mi dolor al suyo, ir a enseñarle lo que yo sufrí; es sentir lo que Él sintió, y amarle comprendiendo en la cruz que Él me amo primero. Creo que ahí está la belleza del crucificado, porque el amor hace bello todo, traspasa la mirada humana que sólo ve un cadáver, al experimentar el amor. Por eso, stabat...
La conversación silenciosa de una mirada enamorada. Sólo el amor te hace ver el sufrimiento del otro, y en la conversación silenciosa, sin palabras, hay un diálogo más intenso y donde entiendes más, en compañía.
nadie es capaz de sufrir plenamente con el otro aunque queramos. Hay que aprender de la Virgen, hasta vivir como ella, identificada con Jesús; un camino que dura toda la vida.

Sonia dijo...

Esta mujer parece que lloraba en silencio; la Virgen también muchas de sus emociones las vivía en silencio.
Quizá esa capacidad de elaborar las emociones y contenerlas, sea algo que se produce con el tiempo, con la edad.
Pocas ,por no decir casi ninguna, es capaz de tener esa sensibilidad y apreciar la tristeza y el llanto, en el otro, la alegría y el placer sin que se manifieste de forma directa.
Jesús ,era un mago en ello: en leer emociones y curar heridas.

Ana dijo...

Aqui estoy finalmente para contagiar a todos mi alegria y entusiasmo !!!!!! Grande Rafa: Campeon 8 Roland Garros !!!!!!!! Perdon luego escribo sobre la entrada de hoy... Grande Super heroe !!!

Anónimo dijo...

El otro dia al ver al primo de Abidal, lloré y le di gracias a Dios al verlo tan recuperado. Habia rezado por el..hoy con Nadal tambien me he emocionado.

Caminando dijo...

Hoy me ha contado una amiga q vive en estonia, que tiene una amiga q se ha convertido el catolicismo,xq necesitaba arrollidarse ante Dios, era luterana.y q está misma, es médico, tiene mucha devoción a san Josémaria,y en un caso de urgencias, un bebe q se le moria, le dijo al Santo, llorando, amigo, no me hagas esto, no le puedo llevar a su hijo muerto, y volvió a la vida... es bonito llorar ante los milagros....

MARISOL dijo...

Pues yo lloro porque tengo una especie de agujero negro en el alma.No me da vergüenza llorar,algo me alivia.

Anónimo dijo...

Yo tambien tengo ése agujero.Por él desciendo al fondo de las tinieblas,donde la oscuridad se hace espesa.Siempre termino llorando.Luego olvido todo y me voy al cine o de compras,como si nada hubiera ocurrido,mi madre me dice que a ella le pasa lo mismo

Pisistratus dijo...

Sera el agujero hormonal... Pero las compritas son la major medicina

Ana dijo...

En este Evangelio vemos el Poder de Jesus en resucitar a los muertos... Cristo unico Salvador del Mundo !!!!!!!

Ana dijo...

Jesus mismo nos dice: "No llores..." Sepamos afrontar las pruebas que nos da la Vida con mucho valor, rezando y cinfiando plenamente en Dios !!!!!!!!

Altea dijo...

Pues yo recuerdo que a mi padre lo que le conmovía mucho era las lágrimas en los hombres. Las veía pocas veces y en la tele, cuando las noticias daban cuenta de algún desastre: un terremoto en el que alguien había perdido su casa, por ejemplo. Decía que cuando un hombre lloraba era porque realmente no podía más, porque ya no sabía qué hacer y estaba completamente desesperado. Y esa situación le conmovía mucho.

Anónimo dijo...

Pues lo mejor es llorar con La Virgen, Ella te dice hasta dónde es desahogo, y dónde empieza la autocompasión, y te dice: "Te entiendo hija/o mía/o, lloro contigo, pero no vamos a éstar así todo el día!!, así que hale, vamos a seguir luchando y déjame esas lágrimas que sé lo que hacer con ellas" ...
Y Ella mejor que nadie sabe recoger ésas lágrimas para dárselas a su Hijo aumentando ése "poder" que tienen, a mi me funciona de maravilla, y qué descanso después!!!!

Gracias por su entrada, me ha emocionado y Ella lo ha visto...

Beatriz.

Ana dijo...

No lloremos mas !!!!!! Afrontemos la Vida con valor Dios esta a nuestro lado... Ya lloraran en Masterchef....