viernes, 7 de junio de 2013

Se me van

Perdonad que haya puesto un pronombre tan personal antes del verbo. Se conoce que me estoy reblandeciendo. Resulta que mañana es el último día de curso en Airaga, y las 28 asistentes empezará a preparar la maleta. Esto es lo malo del encargo que me ha caído en suerte. Recibo a un grupo de hombres o mujeres, de chicos o chicas; doy unas cuantas clases, charlas y meditaciones, hablo con cada uno y cada una, y, cuando ya he conseguido fijar en la memoria las caras, los nombres y tantas historias sin final, se van y me dejan a solas con el lagarto, un reptil melancólico de escasa conversación.
El domingo empieza una nueva actividad. Tengo la impresión que esta vez todas las asistentes serán canarias. Para prepararme he abandonado el huerto y he dado un paseo por el jardín. Me aseguran que hay, al menos, una pareja de búhos chicos canarios. Mañana, sin falta, me lanzo en su búsqueda.

13 comentarios:

Caminando dijo...

La verdad,q desde el otro lado, las alumnas nos pasa lo mismo... no se puede uno encariñar...jeje... si quiere venir atender algo a solavieya, tenemos una familia de lechuzas en el tejado, padres y dos criaturas... blancos previstos, nos dejan los restos de sus banquetes...osea la bola de pelo y huesos q dejan en el suelo... q romántico no?? Es q en Gijón no tenemos lagartos gigantes ;)

Caminando dijo...

Perdón, escribi mal, previsto No, guapines...y el banquete de ratones

Ana dijo...

Que los encuentre pronto a los buhos chicos canarios... Seguramente sus 28 asistentes estaran encantadas con el Curso y se despediran mas que contentas !!!!! Que descanse muchoooo y se recupere pronto !!!!!

Vila dijo...

Espero que cuando esté hablando del jardín no se refiera a ese pequeño jardincito que nos enseñó la otra vez y sea el de la residencia.. Pues sino me temo que del paseo en círculo se pueda marear...

Ana dijo...

Que disfrute de su paseo por el jardin !!!!! Y retome energias para su nueva actividad del domingo.... Aqui estamos presentes sus fans femeninas de su post nocturno... Buen Finfeeeee !!!!!!!!

Todoslosnombres dijo...

Qué bonita palabra: reblandecer. Esas chicas y chicos D. Enrique le llevarán en sus mochilas (sus corazoncitos) para siempre. Es cierto que el vacío que le dejan no puede llenarlo ese lagarto (me alegro de que haya vuelto. No ha encontrado pimientos mejores.) ¡A ver si esos búhos chicos tienen más conversación!

En un ratito tomaré el tren para Barcelona. Pasaré unos días con mis padres, dos viejitos, muy viejitos, encantadores. Cuando salgan al balcón a despedirme con la mano, me reblandeceré... siempre me pasa.

Gracias por sus letritas y que sea un bonito fin de semana para todos.

Tumismo dijo...

Una pareja de buhos chicos entre tanta chica...¡ojo avizor! jijiii
Con humor.

pacita dijo...

y el cura Cdo tiene un día de descanso?

yomisma dijo...

El mismo día en que descansan las madres, descansan los curas.

Pedazo de anónimo dijo...

Unos se le van y otros le llegan.....

Antuán dijo...

Suele pasar cuando uno se hace mayor, no tiene nada de malo es lo que se llama tener corazón. Adiosle

Enrique Monasterio dijo...

¿Quién se hace mayor, Antuán?

Antuán dijo...

No lo digo a mal querer, es un elogio. ¿No dicen que en los mayores reside la sabiduria? Por lo menos en Africa que saben lo que es bueno. Trabajo con una persona de Arucas precisamente que su padre tiene alzeimer pero cada vez que va por allí en el momento de despedirse siempre le dice: ¡Que Dios te bendiga! Adiosle