martes, 18 de junio de 2013

Frío

 Qué frío
Hace frío en Miraflores de la Sierra. Frío del bueno. Frío de sopa de ajo o de Cola-Cao caliente a media tarde. Frío de bufanda, de pasamontañas y de calcetines de lana. Ya pasó el 40 de mayo y he venido sin sayo a la Sierra desde Canarias con el propósito de no sufrir con el calor; pero ahora me veo me he envuelto en una manta para preparar las meditaciones del retiro de mañana.
Abro el Nuevo Testamento y encuentro una tira de papel plastificado en la página del Evangelio que he pensado comentar. En esa tira yo mismo escribí hace un par de meses unas palabras bien conocidas: 
Cantate Domino canticum novum! (Ps. 96). ¡Cantad al Señor un cántico nuevo!
¿Seré capaz?: he predicado este retiro dos o tres veces en los últimos días, y no parece sencillo encontrar palabras nuevas para un cántico original. ¿Es necesario buscarlas? Las asistentes sí que son nuevas, y seguro que se conforman con el viejo esquema que me ha servido durante años.
¿Un cántico nuevo? Kloster, me dice que tengo razón, que no necesito preparar nada diferente.
--Repite, repite y repite, colega. Claro que a lo mejor quien se aburre con tus viejas historias es el mismo Señor, y deja de escucharte. O se duerme como en la barca de Pedro.
En ese momento oigo por la radio un grito enorme: Gooooooool!! España está ganando a Italia y el cronista corea cada gol como si fuera el único. Eso sí que es un cántico nuevo. Yo debería intentar algo parecido.
Si no fuera por el frío.



14 comentarios:

Fernando Q. dijo...

es el mensaje el que no ha de cambiar. Y cuando algo funciona, a qué cambiarlo!
Así que retoque, saque brillo, pero deje la esencia, que segur que, un año más, calará en la audiencia.

Ana dijo...

Si, siiiiii frio nuevamente: parece que el Verano no quiere llegar, y ya todos sin sayo... Exitos en el Retiro !!!!!!!! Seguramente saldra todo genial: con o sin cantico nuevo....

Ana dijo...

Ja, ja, jaaaaa !!!!!! Kloster con sus acotaciones tan divertidas, no le perdona una.... Saldra todo fenomenal !!!!!!! D.Henry como siempre.... Golazo de Espana: Vamos todavia !!!!! les ganamos a los tanos, como estaran....

Olga dijo...

No Kloster!es imposible que el Señor se duerma con sus reflexiones.

Good Night pasajeros del Globo

Caminando dijo...

Don Jesús Urteaga... uno de sus últimos días, su oración...a la Madre de Dios, nos lo leyo un día en clase...y yo pensé, como si fuera la primera vez q hacia oración,un niño nunca se aburre, porque tiene todo x descubrir, un cántico nuevo para mi q no se cantar, es intentar pillar el ritmo cada día, Dios no se aburre xq El hace nuevo todo, se duerme para q veas q le necesitas cuando te acostumbras a tenerle...se trata de ponerle emocion como en el fútbol, sentirlo, así viviremos los goles como el primero... vaya rollo, lo mismo ya entró en calor!! ;)

Papathoma dijo...

Ya que lo nombra, el Señor también repetía una y otra vez las cosas, de diferentes maneras pero las mismas...y ni aún así se enteraban...
No se preocupe, el Espíritu Santo no se repite nunca.
P.D. Espero que no esté pasando tanto frío como la ardillina de la foto... :-(
A ver si se va a poner malo y enpezamos con la sección de remedios caseros, jeje.
Cuídese.

ALEJANDRA dijo...

Tras MUCHOS años sin ir a un C. De Retiro, nada más nacer y a la semana,morir mi primer hijo, me fui a uno invitada por mi madre, hoy supernumeraria desde hace casi cincuenta años.... y eso es lo que me asombró, el "decíamos ayer" de Unamuno, todo seguía igual, el mensaje era el mismo, tan " correcto" , tan vivo, que para qué cambiar una letra. Si acaso, pídale a la Virgen que le dé brillo...

ALEJANDRA dijo...

Quise decir "calor" : nada como el calor de una Madre.

AleMamá dijo...

Si ha salido bien la meditación y el público es nuevo, ¿para qué cambiar? Me encantaría oirle un curso de retiro bien ensayado, don Enrique.
Saludos desde Chile

pacita dijo...

pero como q no ha cogido jersey!las de al lado q le hagan una buena sopa castellana!

Pentamamá dijo...

Si es que tampoco hay nada nuevo que decir... Que somos nosotros, que parece que nos entra por un oído y nos sale por el otro.
Piense en cuántas veces vamos los penitentes a confesar las mismas faltas una vez, y otra, y otra...

Todoslosnombres dijo...

No me canso de rezar el Padrenuestro (mi oración preferida); ni me aburre escuchar a Bach ni leer los Evangelios; ni me canso de oír ese ¡gooooooooooool! alargado, aun si no es por mi equipo... y adoro escuchar a mi madre desde hace más de medio siglo, decirme todos los días, que vaya con cuidado por la calle. No podría vivir sin estos y otros clásicos que voy conociendo y me acompañan.

Puede ocurrir Padre que se convierta usted también en un clásico; pero al Señor siempre le llegará un cántico nuevo, porque el coro que dirige siempre es diferente.

Mientras escribo escucho las "Cuatro Estaciones" de Vivaldi, y no me canso de escuchar el "Invierno". ¡Con este frío!

Espero no le aburran mis gracias por sus letritas.

Clara dijo...

Cuántas veces hemos rezado, oído o léido lo mismo, y de repente un día es como si lo hubieras oído, rezado o lído por primera vez, y piensas que está escrito o dicho para ti, para ese momento...

Antuán dijo...

Palabras nuevas ¿dice? d. Enry. como le entiendo si las palabras están para cambiarlas de sitio, son siempre las mismas dichas de otra forma. Y los calcetines ¡a quien se le ocurre! y los llevo puestos primero porque me rozaron los zapatos hace unos días y ahora por el frio desde luego. esto se esta pasando pero yo casi prefiero esto a sudar la camiseta. Tengo que irme voy a pasarme la tarde con Dios que he quedado y no puedo negarme. Adiosle