sábado, 24 de agosto de 2013

A vista de pájaro



Charlaba con un buen amigo de mi tierra sobre lo que entonces era la primera preocupación de casi todo el mundo: el terrorismo, los nacionalismos excluyentes, el patriotismo, etc. Yo le hablaba de mi desconcierto ante el cambio de mentalidad que, en mi opinión, se había producido en algunos estratos sociales del País Vasco durante las últimas décadas y, sobre todo, ante la rabia y la crispación con que se defendían determinadas posturas los radicales.
―Me temo ―le dije― que estamos perdiendo hasta el sentido del humor.
Mi amigo, recién convertido a eso que ahora llaman “soberanismo”, parecía no tener muchos argumentos cuando se limitó a concluir:
―Para entender esto hay que vivir aquí.
Me dejé tentar por la ironía:
―Tienes razón; al llegar a la Meseta el cerebro se atrofia.
No sé si le pedí perdón por mi impertinencia; pero desde entonces he pensado muchas veces en la afirmación de mi amigo, y cada día estoy más persuadido precisamente de lo contrario: para entender algunas cosas hay que verlas desde lejos.
Hay una lejanía en el tiempo que es necesaria para que los árboles ―las noticias que nos agobian cada minuto― no nos impidan ver el bosque de la historia, y hay una lejanía en el espacio que ayuda a cobrar perspectiva, a situar cada acontecimiento en su sitio.
Escribo desde Tenerife, una isla preciosa y lejana. Enciendo la radio, pongo la tele, leo la prensa y casi todas las noticias son locales, de aquí mismo. Salgo a la calle, hablo con las gentes y veo que son amables, encantadores; hablan con una música dulce que sintoniza muy bien con la letra de lo que dicen. Yo sé que no estoy en el Paraíso, pero miro hacia la Península y no entiendo nada: no entiendo el odio de una masa de presuntos agraviados que insultan a una mujer que está en la UCI por un accidente de moto. Veo también el espectáculo de unos políticos que tratan de ensuciar el dolor de las víctimas de dos accidentes transformando la pena en rabia, en rencor y en guerra ideológica. Dicen que no quieren olvidar y parecen dispuestos a que la memoria alimente la lucha. Necesitan tensión, odio y más sangre.
¿Tendrá razón mi amigo cuando afirma que  hay que vivir allí para entenderlo? Creo que no. Quizá sea preciso vivir allí para contagiarse, pero desde lejos es más fácil diagnosticar la enfermedad, que en este caso es grave.
Dentro de unos días estaré de nuevo en Madrid. Y pido al Señor que me enseñe a ver las cosas a vista de pájaro aunque viva a ras de tierra. Dios, que está junto a nosotros de continuo, también nos contempla así desde lo alto del Cielo, con una mirada penetrante y llena de compasión.
 
 

21 comentarios:

Todoslosnombres dijo...

No sé ni lo que comentar, porque mi confusión es tal con todo lo que sucede a diario en nuestro país, y el asistir a su degradación hace que me pregunte ¿Qué es esto? ¿Dónde estoy?

Ese punto de frivolidad, esa falta de preparación, esa materia moral de la que está hecha esta gentecilla que nos gobierna, debería hacernos reflexionar profundamente.

A vista de pájaro es excesivo para mí, pero sí le pido a Dios poder seguir mirando todo esto a vista de globo, por lo menos.

Dios debe pensar que le estamos fallando.

Dicen los "hombres del tiempo" que irán bajando las temperaturas ¡!

Gracias por sus letritas. Las de hoy nos hacen pisar ya, y con pie firme, la nueva temporada.

camino caminando dijo...

Pienso que no le fallamos, más bien que nos olvidamos de El... Si tuviéramos en mente fallarle, le mirariamos y saldríamos corriendo a pedirle perdón. ayer en la playa, un matrimonio q llegaba y la mujer sin mirar al marido le dijo q nos vamos a las 5?? Ah entonces me voy corriendo a bañar, el q le había estado esperando para q terminará de descalzarse para sujetarle las bolsas, fue el a quitarse los zapatos y ella salio disparada.... Me dio una pena, pensé si este matrimonio joven esta así, q no haremos con quien no conocemos... Realmente las cosas con un poco de distancia se ven mejor, seguro que a mi me pasa lo mismo....

yankee dijo...

Magnífico artículo.
Cuánta razón tiene.
No sé que está pasando en España, la verdad.
Por mis venas corre un poco de sangre norteamericana. He tenido ocasión de visitar varias veces mi "segundo país", Estados Unidos, para mí más admirable que criticable. Cuando voy me da un poco de envidia (sana) su sentimiento patriótico en cualquier sitio, banderas que ondean sin complejos, los niños diariamente jurando fidelidad a su bandera todas las mañanas en cada colegio. Ellos saben muy bien que la unión hace la fuerza, por eso ante cualquier ataque exterior parecen invencibles.
No entiendo por qué aquí tenemos tanta vergüenza de señalarnos como españoles, ni por qué nos empeñamos en separarnos unos de otros, siendo España una nación con una historia y cultura tan increíbles.

yankee dijo...

Y eso sin hablar del respeto por la religión de cada uno. Allí digo que voy a Misa y nadie me mira raro, como mucho me preguntan con curiosidad y escuchan lo que les contesto. Aquí tengo que dar mil explicaciones si voy a Misa un miércoles o un lunes o un domingo como si estuviera haciendo algo malo.
A veces me parece que seguimos en la Edad Media, rodeados de bárbaros.

Cordelia dijo...

Ay, yankee, en esto último no sabes cómo te entiendo...
En cuanto a la pobre mujer que está gravísima en la UVI, no concibo cómo es posible que sea blanco de esa agresividad, ese odio absolutamente gratuito e injustificado por parte de personas que no saben nada de ella.
Hemos llegado a un punto en el que parte de la población es dirigida por no sé qué intereses para hacer lo que se les indica. Sin pensar, sin cuestionar nada. Ahora hay que estar a favor de algo, aunque sea repugnante a ojos vista... pues se obedece la consigna. Ahora en contra... pues a ello.
Este país está muy enfermo.

yomisma dijo...

Sabéis el dicho "divide y vencerás"? Eso es lo que lleva pasando muchos años en España. Y esta empezando a pasar el USA. Los enemigos del bien saben muy bien cual es su trabajo.

Papathoma dijo...

Estamos en el Año de la Fe.
¿Por qué no pedirle -o seguir pidiendo- a Dios cosas difíciles o imposibles de conseguir? Cuanto peor estén las cosas, más tenemos que insistir. Confiad.

yankee dijo...

Gracias Cordelia.
Yomisma, es verdad que eso lleva tiempo pasando en España y es lo que nos ha llevado a la situación actual. Pero en cuanto a USA, espero de corazón que te equivoques. Estuve allí por última vez en noviembre de año pasado y no me dio esa impresión, al contrario. Este año volveré de nuevo en otoño, si Dios quiere, y espero que todo siga igual.
Pffffff los enemigos del bien..... sólo decirlo se me ponen los pelos de punta. Eso es mucho peor que ser simplemente "malo".

yomisma dijo...

Querido yankee, llevo viviendo en USA los últimos 19 años y te aseguro que nunca había estado la república más dividida que desde que Obama esta en la presidencia.

yankee dijo...

Gracias por la info.
Es que yo no he vivido nunca alli, sólo voy a pasar vacaciones y a conocer aquello. Por eso mi visión es más limitada que la tuya.
Sorry.

c3po dijo...

Me he pasa cuatro semanas mirando volar aves majestuosas, de esas que miran de hito en hito al sol, y a pajarillos que se esconden entre las hojas de los árboles para escapar del calor y de los bípedos implumes, que cabalgan ruidosas máquinas de acero en medio del bosque; y no puedo estar más de acuerdo con D. Enrique.
Yo también emprenderé el vuelo de regreso a mi archipiélago y le pido a Dios que, en su infinita Prividencia, desbarate tanta tontuna de gentecilla chata y de vuelo gallinaceo.
Y se que me ha escuchado, y que sólo nos queda esperar, rezar y... ponernos las pilas.
Porque, como dicen los futboleros: estepartido lovamos aganar. (Así lo gritan, y así lo escribo)

Juanma Suárez dijo...

Yo veo muy claro lo que pasa en España (y, por extensión, en el mundo); ya lo dijo alguien de nuestro tiempo que está en el cielo hace tiempo: "Estas crisis mundiales son crisis de santos"... Está tan claro como el agua.

Ana dijo...

Yo también D.Henry: pido al Señor que me enseñe a ver las cosas a vuelo de pájaro, con los pies bien firmes en la tierra...
En éste AÑO DE LA FE pidamos a DIOS Nuestro Señor: que todo lo puede !!! que tenga compasión de todos nosotros , y nos ayude a construir un País mejor, un Mundo Mejor...
TODOS UNIDOS EN ORACIÓN !!! siempre...
Buen Domingo para todos...

Papathoma dijo...

Gracias, Ana, buen domingo.

Fernando Q. dijo...

Estoy completamente de acuerdo con sus pensamientos don Enrique. Cada palabra, punto y coma los subscribo.
Si hace 200 años le hubieran preguntado a Churruca o a Gravina si se sentian vascos o españoles, hubieran puesto cara de incomprensión y, de insistir en la pregunta, lo más seguro es que se hubieran sentido ofendidos.
No se puede entender España sin la totalidad de sus regiones y características. Esa complacencia del nacionalismo excluyente sólo puede atacar a la nacion que nos engloba haciendo que se olvide sus historia, y ahí tenemos que recordar siempre que España, como Europa, es consecuencia del apostolado, de la transmision de la Palabra de Dios y de su extensión tal y que Jesús pidió. Una Europa sin raices cristianas es tan incompresnsible como una España sin su Atleti de Bilbao.

Olga dijo...

Hola!
Acabo de regresar de mis vacaciones, y lo primero que he hecho ha sido entrar en el Globo! cuánto lo he hechado de menos.!Saludos a todos los pasajeros

Olga dijo...

Perdón por lo de echado con h ufffffff, no me lo perdono!!!!es que me ha hecho daño a la vista

yomisma dijo...

Me llena de esperanza saber que la mirada de Dios está llena de compasión.

Anónimo dijo...

Entre el "entender" y el "vivir aquí" a veces se nos cierra el panorama... y ahora pienso que no nos viene mal un poco de "desentendimiento". XD

Saludos desde aquí... desde Mérida, Yucatán =)
Alis

Todoslosnombres dijo...

Olga:

Sé indulgente contigo; acabas de volver de vacaciones.
O si no, escribe cien veces: "echado se escribe sin h". ¿Será suficiente penitencia?

Anónimo dijo...

Por favor, ¡¡¡¡¡que alguien envíe esta entrada a los periódicos!!!