viernes, 9 de agosto de 2013

El jardín de Helen


Escribo estas líneas desde la terraza del "jardín canario", un bar primorosamente cuidado a cien metros de Los Roques. Su dueña, Helen, es escocesa y sonríe siempre. Afincada en Tenerife desde hace 20 años, parece empeñada en que sus clientes estén a gusto en un ambiente acogedor, y ha llenado el local de objetos familiares: tapetes, cojines, paños de todos los colores, macetas con plantas exóticas, dibujos infantiles... Sospecho que un jardín canario es otra cosa, pero se está bien aquí. 

Hace tres días le pedí permiso para venir a trabajar un rato todas las tardes con el IPad y algún libro, al menos mientras la telefónica no resuelva mis problemas de cobertura.

--Estaré una hora y sólo tomaré un café o una coca-cola... No sé si será abusar.

Helen sonrió como si le hubiese dado una gran noticia.

--Usted no te preocupes. Yo te cuidaré.

A los pocos minutos se me acercó con un enorme vaso rebosante de monedas:

--Tú podrías llevarlas a la iglesia, ¿sí?


Esta tarde hace calor y Helen me trae un refresco de limón.

Empiezan a entrar clientes. Todos me saludan con la cordialidad propia de estas islas, y uno, más lanzado, se dirige a mí llamándome "padre Emiliano".

--No, amigo; don Emiliano llegará dentro de unos días. Yo no soy el nuevo párroco.

--Usted perdone, padre, pero ya se dice por ahí...

8 comentarios:

Fernando Q. dijo...

como no venga don Emiliano, no le dejan volver a la Península, ya verá.

Disfrute de la candidez con la que los canarios manejan el tiempo.

y, por cierto, es la primera vez que sé de algún escoces que suelta dinero alegremente. Está cargado de milagritos, su viaje.

yankee dijo...

Bravo por las personas como Helen, esas que hacen que la vida de los demas sea un poquito mejor.

Caminando dijo...

Uyuy, q lo de Don Emiliano me huele mal y le veo sustituyendo en esa parroquia....
Lo bueno de no tener wifi ni 3g, es q va a tener mucha vida social tabernera....
Es verdad, la gente Canaria es genial, un tesoro yo quede prendida, como dicen por el norte

Ana dijo...

A cuidarse D.Emiliano, Perdón D.Henry !!! que como no vuelva su Párroco Usted queda allí atrapado... Se hace querer en todos lados: que bien !!!
Bravísima Helen !!! que lo atiende y cuida todos los días con tanta simpatía... DISFRUTE DE SUS MERECIDAS VACACIONES !!! Nosotros seguimos aplaudiendo sus letritas de todos los días: con fotos o sin, verdaderamente geniales...

Todoslosnombres dijo...

¡Por fin! después del túnel, de la cueva, ahora en un jardín canario.

Viva por esas personas que además de ganarse la vida hacen de sus negocios un lugar delicioso donde se quiere volver. Aunque no ha conseguido
-sólo lleva 20 años en la isla- el jardín canario autóctono, siempre puede cambiar el letrero y llamarle como usted hace, el "Jardín de Helen".

Al lanzado que le llamó "padre Emiliano" le quedó claro que usted no es el tal, aunque me temo que se seguirá diciendo por ahí...

Que sea un bonito fin de semana para todos.

Y gracias por sus letritas desde ese jardín del Edén, digo de Helen.



Antuán dijo...

Repetimos por siacá que no se si coló: natillas Danone...listas para tomar! cobertura yo si que tengo, tiempo es lo que me falta, tengo el albergue a tope, ayer me puse las botas de formas croquetas y hoy de preparar pescadito frito. Me alegro que pueda disfrutar yo tambien disfruto haciendo lo que hago. Bai. Adiosle

Anónimo dijo...

Hurray for the scottish!

O.

Papathoma dijo...

Hola, soy María.
Qué gracioso que le confundieran con D. Emiliano. Me gustaría ir a ese café, es chulo.