lunes, 24 de febrero de 2014

El pañuelo




Ha sido la primera gran sorpresa de mi nueva casa: me regalan un pañuelo con los autorretratos de los niños y niñas de educación infantil, de Aldeafuente, mi antiguo e inolvidable colegio, donde trabajé como capellán durante 18 años.
Como veis los niños son grandes artistas. No conozco a ninguno, pero probablemente algunas madres habrán sido alumnas mías.
¿Qué hago ahora con el pañuelo? ¿Lo enmarco, me lo pongo al cuello o lo utilizo para enjugarme las lágrimas de la añoranza?

15 comentarios:

pacita dijo...

Vaya detallazo!!! Después de enjugar alguna lágrima.Enmarquelo.

Papathoma dijo...

Me inclino por la opción 1, porque le servirá para rezar por ellos y por todas las generaciones que pasaron y pasarán por allí...aunque he de reconocer que la la opción 2 es la que más me gusta.

yankee dijo...

Jaja me parto! Todos los niños se han autorretratado con un toque naif, aunque quizás ellos no lo sepan.

Yo no lo utilizaría para enjugar lágrimas de añoranza, sino todo lo contrario. Mejor al cuello.
:-)

Anónimo dijo...

Al cuello, por supuesto!!!

Ana dijo...

Precioso pañuelo Pater !!! Me encanto: que lindo recuerdo...
Usarlo como pañuelo seria una opcion, pero no creo que combine con su ropa de sacerdote... Yo lo enmarcaria para rezar por todos ellos...
Y de lagrimas nada D.Henry pleasseeee..., ni se imagina Usted lo que le depara el destino en su nueva casa...
Vamos todavia Pater !!!!!!

Ana dijo...

Precioso pañuelo Pater !!! Me encanto: que lindo recuerdo...
Usarlo como pañuelo seria una opcion, pero no creo que combine con su ropa de sacerdote... Yo lo enmarcaria para rezar por todos ellos...
Y de lagrimas nada D.Henry pleasseeee..., ni se imagina Usted lo que le depara el destino en su nueva casa...
Vamos todavia Pater !!!!!!

Ana dijo...

GRANDE PATER !!! GRANDEEEE !!!
Que cada dia que pasa tiene mas Amigos...
Felicitaciones !!!!!!!

Todoslosnombres dijo...

Ese sí es un regalazo; para no dejar de mirarlo y sentirlo. ¡Para enmarcarlo, vamos!

Gracias por sus letritas y por la "exposición" de esa obra de arte.

Pedazo de anónimo dijo...

De momento guardelo en el bolsillo,y de vez en cuando mete la mano en el,y le mandaran fuerza para el cambio.Ellos lo tienen más complicado.

Vila dijo...

Qué buen regalo de bienvenida, un muy buen detalle, sí señor!!. La idea de guardarlo inicialmente en el bolsillo es buena, pero no sé si su corazón lo resistiría. Así que me inclino para que lo enmarque y que vaya con usted, a partir de ahora, en todas las mudanzas futuras que pueda realizar. (Lo digo por su costumbre de hacer “limpieza” en cada traslado...)

¿Se llevó también el bate de beisbol a su nueva casa? (es solo para saberlo cuando vayamos de visita, ya sabe...) ;)

Cristina V dijo...

Que monada de pañuelo¡
Fueron tiempos estupendos pero de añoranzas, nada.
Son vivencias bonitas, con las que lleva usted el baúl bien repleto.
Téngalo dobladito sobre su mesa, y cada vez que lo vea se acordará de tantas y buenas alumnas que salieron de Aldeafuente.

Almudena dijo...

Qué bonitoooooo. Yo no lo enmarcaría. Es de esas cosas que apetece tener cerca

Llumla dijo...

Puede escribir un cuento.

Merche dijo...

Me inclino por enmarcarlo. Así lo tiene a la vista y las encomienda.

Caminando dijo...

Me encanta el detalle, que así es un poco más agradable o más llevadero el cambio...
yo lo pondría en la tablet...lo tendrá más a mano, lo puede enseñar... le sirve para protegerla... y sobretodo le sacará una sonrisa de vez en cuando