viernes, 21 de febrero de 2014

La mudanza




Según parece, durante la conquista del Oeste Americano, cuando una mujer se casaba solía recibir regalos de dos especies diferentes que se llamaban “software” y “hardware”. De ahí tomaron la terminología los informáticos.
Eran “software” los obsequios “blandos”: los vestidos, mantelerías, ropas de cama, etc. Por el contrario los regalos duros ―platos, vajillas, pucheros, etc.― se denominaban “hardware”.
Pues bien, en una mudanza como la que me ocupa en este momento, la distinción es capital. Ya he trasladado poco a poco a mi nuevo domicilio todo el software que no voy a utilizar en los próximos dos días. Ha sido una tarea fácil: el software casi no pesa. El hardware en cambio se resiste al cambio. Tengo frente a mí dos docenas de voluminosas y pesadísimas carpetas repletas de apuntes que yo mismo he escrito. No lo entiendo; juraría que toda mi ciencia cabe en un modesto bloc de anillas. Luego está la impresora, el escáner, los libros, documentos, cables de ordenador, discos…
Menos mal que estoy en Tajamar. Aquí puedo conseguir sin problemas un par de forzudos y una furgoneta.  

6 comentarios:

Caminando dijo...

si no sabe que hacer con los apuntes, ya me los quedó yo! :-)

Almudena dijo...

¿Es en serio lo de la informática? Anda, que nunca te acostarás sin saber una cosa más.

Ana dijo...

EXITOS !!!!!! En su mudanza: todo irá fenómenal...
Seguramente encontrará por allí alumnos majos que le ayuden con su Mudanza...
Pater: todo ira muy bien ya lo verá...
Los cambios siempre son para mejor: Dios sabe porque pasan las cosas... Y sino mireme a mi, después de tantos años en Madrid y ahora con nuevo domicilio, qué tal?? Genial !!!

Anónimo dijo...

Un mexicano pregunta: ¿le queda cerca el Bernabeu o el Vicente Calderón? Pregunto para saber de qué calibre es la mudanza

Todoslosnombres dijo...

Al final, en el paraíso informático hay reminiscencias del Oeste americano, ¡qué gracia!. Pues no le hubiera venido mal una diligencia de aquel lejano Oeste para la mudanza...

El "hardware" compuesto de objetos, libros, apuntes (siempre mucho papel y hoy en día mucho cable), cajitas... siempre tan dispuesto al cambio, no nos suelta y aparece, después de mucho tiempo, en la siguiente mudanza. Aunque una gran parte de ese "hardware", no sé si por tan visto, conocido, y pegado a nosotros, ayuda un poquitín a rehacer el hogar en cada nuevo domicilio.

Un bonito finde (de semana) para todos.

Gracias por sus letritas y que la mudanza sea un visto y no visto.

Vila dijo...

Animo con la mudanza!! y cuando la termine tómese un cafetito en buena compañía, eso relaja.... y quita los dolores de espalda (seguro)

En su barrio nuevo tiene dónde elegir, seguro!.