lunes, 12 de octubre de 2015

Gaztelueta. Caso cerrado.


Cuando salieron en la prensa las primeras informaciones sobre este asunto, no quise escribir nada en el blog. Siempre sospeché que todo era un montaje y no me parecía bien convertirme en transportista de basura.  Hoy doy gracias a Dios con toda mi alma y solo espero que el desmentido se publique en prensa, radio y televisión con el mismo alarde tipográfico y sonoro que mereció la presunta noticia escandalosa.

5 comentarios:

Merche dijo...

Pues espere, espere, pero bien sentado en un sitio cómodo. Lamentablemente, está por ver que desmientan este tipo de asuntos con el mismo estilo con que lo lanzaron al aire.
De todas formas demos gracias a Dios, que lo sabe todo y va llevando las cosas por caminos inescrutables y de los males saca bienes.

Anónimo dijo...

No soy del Opus ni practico mucho la religión católica. En verdad no sé lo que soy, pero me alegro de que el "escándalo" haya quedado en nada.
Soy abogado y me indigna comprobar que en estos casos y en otros semejantes, como los de violencia doméstica, basta una denuncia, por muy inverosímil que parezca, para que todos (incluso algunos jueces) den por supuesto que el denunciante (o la denunciante) tiene toda la razón y el denunciado es un monstruo. Luego llegan los medios periodísticos y ya está emitida la sentencia. ¡Si supieran cuantas denuncias de este tipo resultan ser completamente falsas! El odio, el rencor, la codicia y el olvido cobarde de la "presunción de inocencia" dan lugar a estas cosas.

Enrique Monasterio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Creo que no admitiré ninguno más. Han hablado los jueces y ahora lo que toca es perdonar, rezar por todos y olvidar.

Sinretorno dijo...

Admita que le felicite por su vuelta y por este globo genial...es usted un cura con encanto y encantador!!!!! Aguante .

Isabel Béjar Castán dijo...

Si!! No deje el globo!
Cada mañana lo esperamos!