miércoles, 7 de octubre de 2015

La matarán de hambre



Así resumió mi amiga Carla, que es empleada del hogar, el caso de Andrea, la niña gallega que, según dicen, tendrá una "muerte digna" privándola de la alimentación que la mantiene con vida. Comprendo que la afirmación es dura y Carla no es muy sutil al expresar sus opiniones, pero en este caso creo que tiene razón.
Mi tocayo García-Máiquez lleva también el asunto a su columna de "El diario de Cádiz". Comienza así:
"La muerte de Andrea, de doce años, llegará precedida de agrias polémicas y de graves decisiones. Y aún será más triste viendo cómo se ha convertido en un motivo, aunque sea indirecto, de celebración. No para mí." 

Y continúa...

9 comentarios:

Isa dijo...

Si dar de comer y beber a un enfermo es ensañamiento terapéutico preocuparse porque hay personas que mueren de hambre y sed en el mundo es ser bobo con la fácil solución que tiene: sedarles. Yo tampoco soy sutil.

Anónimo dijo...

Tampoco es motivo de celebración para mí. Me suenan lejanos los días aquellos en los que los padres veían en estas situaciones una bendición, hoy es una situación que nos llega de la cultura del úsese y tírese, pero a todos los que leemos esto me atrevo a decir que ánimo, Dios sacará de esto grandes bienes, por duro que parezca. Quizá uno de ellos será rezar por los padres de la chica, que ya es mucho.

Cordelia dijo...

Recuerdo una situación similar que nos contaron en un curso de ética. Era un caso real, en el que la familia de la paciente solicitaba que no se alimentase por la sonda nasogástrica para cargársela. El médico estuvo de acuerdo, pero la enfermería protestó y solicitaron la presencia de un asesor del comité de ética. Se llegó a la conclusión de que la alimentación es cuidado y no tratamiento, y que por lo tanto no es ninguna medida terapéutica extraordinaria, y no tenían derecho a retirarsela ya que sería eutanasia activa. Aquella abuela se salvó de la inanición asesina. Esta pobre chica me parece que no.

c3po dijo...

A pesar del uso perverso del lenguaje, la gente no es tonta. Y, en lo más íntimo de su conciencia, sabe que "matar de hambre" es algo cruel. Que prueben, que prueben a hacerlo con sus mascotas...

Blancanieves dijo...

La explicación es bien sencilla, y la expresaron sus padres ante las cámaras con mucha claridad: no estaban dispuestos a presenciar, impotentes, el deterioro de su hija.
Y francamente, si uno no tiene ni idea de qué va esto de la cruz, de la perversión de la naturaleza por el pecado original y todo eso, es comprensible la postura de los padres.
Habrá que rezar mucho, mucho, para que tantísima gente a la que esto de "acabemos ya con su sufrimiento" encuentre el sentido de la vida que está bien clarito, negro sobre blanco, en el Evangelio.

Papathoma dijo...

Pienso en cada una de mis tres hijas y en el sufrimiento que me ocasionaría verlas en unas condiciones similares...pero no las mataría por ello, como no mataría a mi madre, si la crueldad del Alzheimer le fuera borrando sus recuerdos hasta convertirnos a todos en extraños; ni mataría a mi marido, si el cáncer volviera para quedarse y consumirle despiadadamente... Las personas -esas personas a las que queremos con toda el alma- no quieren que las quitemos del medio cuando sufrimos por ellas. Es entonces cuando nos necesitan más que nunca. Pobre criatura, no poder morir rodeada del cariño y el dolor de sus padres, cuando llegase el momento. Pienso en el horror que les puede producir esta noticia a otros niños: "mamá, ¿tú me dejarías morir de hambre si me pusiera muy malito?"

ALEJANDRA dijo...

Hoy he soñado que mi padre, que hace once años que se fue, nos invitaba a los seis hermanos a debatir sobre el caso de Andrea. Mi padre no llegó a conocer el wsp, todos decímos que habría disfrutado porque ya nos " acosaba" espiritualmente con el correo electrónico. A lo que voy. Es un tema en el que no vale el pobrecilla/os. Hay que mojarse,y defender la vida en la calle, en casa, en la cafetería, en el trabajo... Y en el corazón, rezando porque el mal se ahogue en la abundancia de bien, que el Señor tiene la puertas abiertas para reciclar toda la porquería...
Andrea, descansa en paz y ruega por nosotros.

Antuán dijo...

Si hay vida hay esperanza y si puede recibir alimentación es que la hay. No somos dueños de lA VIDA, en ninguno de los casos que decis, tenemos que respetarla y defenderla. Adiosle-pido

Caminando dijo...

Mi primo puso en Facebook, ole por esos padres valientes... Recién acabamos de entérrar a mi abuela, llevaba enferma años, y lo último ingresada eran cuidados de todo tipo, nada agradables, en los que mi primo por vivir con ella le tocó de cerca, no creo q la hubiera dejado sin esos cuidados para que no sufriera, sino al revés dejaron su vida para q fuera menos doloroso... A veces el corazón nos nubla la cordura...