sábado, 31 de diciembre de 2011

La sinfonía


Dice Iván, comentando lo que escribí anteayer, que la verdad es "múltiple". Yo prefiero pensar, como Von Balthasar, que es "sinfónica". 
En el concierto de las ideas, se oyen infinidad de sonidos disonantes. Uno querría callarlos a todos para hacer oír la propia voz, que siempre nos parece la más hermosa; pero no es justo: ese fragor desafinado y chillón procede de infinitos instrumentos musicales que fueron creados para componer una grandiosa sinfonía. 
¿Cómo poner de acuerdo el trueno de los timbales con el llanto del violín o con el goteo melodioso del arpa?
Busquemos todos, con humildad, no el lucimiento personal, sino la Verdad con mayúscula. Estemos atentos al vuelo de la única batuta capaz de lograr el milagro. Desde hace más de veinte siglos sabemos dónde está el Camino, la Verdad y la Vida.

4 comentarios:

maria dijo...

PARA QUE NO SOBREPASE EL ESTRUENDO DE LOS TIMBALES EL SONIDO DEL ARPA, DEBEN LOS INSTRUMENTOS SOMETERSE A LA DIRECCIÓN DE QUIEN ORQUESTA.

ES NATURAL QUE CADA UNO PIENSE QUE SU ARGUMENTO ES EL MEJOR ... ES HUMANO

Antuán dijo...

Esto lo dice por el concierto de año nuevo tan tradicional que hasta un instrumento como el de dar palmas cuando el director lo indica es un istrumento más y queda chulisímo. Pero eso hay que estar al quite de quien lleva la vatuta porque aunque cada uno tenga su papel bien definido y ensallado se puede desviar sino esta pendiente. ¡FELIZ AÑO NUEVO! Hasta el año que viene. Adiosle

Anónimo dijo...

Conversación de un niño de 8 años con su hermana de 3:

Escenario: Día 25 de Diciembre, por la mañana, en pijama y después de cantar villancicos delante del Belén familiar… YA HA NACIDO EL NIÑO JESUS!!

_ La pequeña: ¿ode etá Jesú? –en su idioma de lengua de trapo- y para los que necesitan traducción en castellano moderno: ¿Dónde está Jesús? Pregunta levantando los brazos y girando la cabeza mirando de un lado a otro buscándole.

_ Su hermano mayor, con una sonrisa de oreja a oreja le dice tocándola el pecho : Nooooo (fulanita), ha nacido en tu corazón, ahí es donde está.

_Y su hermana pequeña se pone toda contenta y se abre su camisita para mirar dentro de su corazón.

_La madre, que ve y oye toda la escena, solo le queda dar gracias al Niño Dios que acaba de nacer y pedirle que también nazca en su corazón.

Y hoy, al recordarla, le pide que la mantenga en su corazón viva durante todo el año que está a punto de entrar.

Feliz año a todos!!. Y en especial al Globero mayor.

Cordelia dijo...

Anónima, qué monísimos fulanita y su hermano!
No sé me ocurre quiénes podáis ser...
¡Feliz año a todos! Y que nos sigamos viendo en el globo