sábado, 4 de febrero de 2012

Microcuento de terror (moderado)

―Ponte en mi lugar ―me dijo―.
Y yo le obedecí: entré en su mente; me apropié de su voluntad, de sus recuerdos y de su vigor físico. También de sus enfermedades, claro. Y de su pequeña neurosis. Ahora soy abogado, periodista, numismático…, y ¿qué más? Tendré que penetrar en su memoria para hacer elenco de lo mucho que recuerdo.
Me parece que soy propietario de un yate en Montecarlo y de un piso en la quinta avenida Nueva York; pero no me haga caso. Aún tengo un poco de confusión en mi mente; Quiero decir, en la mente que uso ahora. No crea que es sencillo abducir así a un humano. En mi planeta estas cosas son pura rutina.
Sólo le pido un favor; ¿podría liberarme de la camisa de fuerza que me han puesto por error? Podría usar mis tentáculos supletorios, pero no quiero llamar demasiado la atención.
E. Vienuolynas 
(traducido del Lituano por H.Kloster) 

15 comentarios:

Anónimo dijo...

D.Henry, con todo el cariño del mundo -y mire que nos conocemos desde hace mucho- soy incapaz de sacar nada de esta entrada (ni bueno ni malo). Me temo que se le han congelado las ideas... o tal vez es a mi.

Belen dijo...

Pues sinceramente le digo que me parece mas terrorifico el Burka,que este microcuento.

Un cariñoso saludo en Maria.

Enrique Monasterio dijo...

A ti se te han congelado las meninges. querid@ anónimo. No me obliguéis s ser solemne y serio todos los días.
Esto es una broma.

MaríaLuisa dijo...

D. Enrique, los curas,si son lo suficientemente empáticos, podrían acabar así, en una peli de terror, digo. Con camisa de fuerza y todo. ¿Por qué no se lo piensa...?

Un abrazo.

Anónimo dijo...

En lituano, Vienuolynas significa "monasterio". ¿Casualidad?

Vila dijo...

Jajaja, tocada y hundida. No sé por qué lo intento, si no hay quien pueda con usted.

Bueno, si esto es una broma, en ese caso creo que se nos ha congelado a ambos el sentido del humor, jeje.

Buen finde, D.Henry
(y para su conocimiento sigue teniendo "la pelota" en su tejado...)

PD: Qué bueno lo de Vienuolynas!!, anónimo.

Almudena dijo...

Si, a veces conviene tener cuidado con lo que se pide, no sea que te lo den... buen finde

yomisma dijo...

Ya nos habiamos dado cuenta algunos....
Cuento, o historia de terror....va a tener que salir a que le de un poco el aire, Don Enrique. Me gustó más el de los gemelos.Tiene mas enjundia...

Antuán dijo...

¿Va de cuentos? pues aqui donde me leen propietario ya me gustaria ser de un pequeño barco velero y una cocina y habitación con catre en la quinta avenida de Nueva York. pero segun me dice alguien esta mañana lo que debes tener es un montón de zapatos; cierto pero es que mi padre me dejo en herencia unos buenos juanetes y no acierto con que ponerme cada vez los compro más grandes y meto plantillas, el otro dia estuve a punto de traerme otras playeras rojas para sustituir las del resbalon, me moje los talones con la nieve de lo rotas que estan pero solo tenian hasta el 40, lástima, seguro que encontraré en algun mercadillo: ¡terror! donde siempre acabo con algo aunque sea unos kimbos. ¡Quillo! Adiosle

Cordelia dijo...

Querido don Henry, me temo que Kloster le ha colado un cuento suyo y le ha mentido, diciendo que es una traducción de un imaginario autor lituano. Siempre sospeché que Kloster era extraterrestre, y ahora se confirman mis sospechas... No se descuide y vigile... Quien sabe por dónde puede salir...

Menchu dijo...

Muy bueno, kunigas Enrikas, si Kloster necesita mas ayuda con las traducciones del lituano, no dude en pedirme ayuda...

pacita.. dijo...

hombre Anónimo menos mal que has vuelto a tu ser ,yo decía :pero que le pasa a la delegada?

pacita.. dijo...

No ,NO que no escriba cuentos de terror ,me gusta más cuando está más gracioso,que no están los tiempos para tanto drama (sobre todo el de los gemelos)

Dani Morcillo dijo...

En la variedad está el gusto, hombre. Yo e disfrutado estos microcuentos, debería escribirlos más a menudo

maria dijo...

Don Enrique : no hay nada más latero que un abogado que se crea "el cuento" ... los que se visten todo el tiempo con solemnidades me "dan terror" ... entonces dele con confianza a esos cuentos surrealistas ... el del pato me encantó