lunes, 9 de febrero de 2015

Hagamos un equipo

Esto es lo que propone Tajamar a los padres y alumnos del colegio. La formación de los hijos es cosa de todos, y cuando todos colaboran, el éxito es seguro. 
Tajamar, ¡cuánto te echo de menos!

7 comentarios:

goyo dijo...

Aunque mi comentario no tiene que ver con la entrada de Tajamar, creo que debo decirlo.
La semana pasada como muchas semanas me acercaba al seminario de Segovia hoy convertido en residencia de sacerdotes mayores y gente de todo tipo pero con buen corazon y piadosisimos, sinceramente creo que es la antesala del cielo, decenas de hombres y mujeres santos que esperan con paz el encuentro definitivo con Dios. Pues bien entre como siempre al oratorio a saludar al Señor y preparar un poco la confesion que iba a hacer, en un rinconcito del oratorio un sacerdote muy mayor, creo que estara cerca de los cien rezaba en alto el Rosario, estaba encorbado, su voz era un hilito debilucho pero lleno de fe.

En ese momento Dios me susurraba al oido ¿ le ves? ¿ le escuchas? pues este hombre es poderosisimo mas poderoso que Obama y Putin, mucho mas poderoso que cualquier millonario de este mundo. Y Dios continuaba ¿ sabes por que ? porque todos los dias toca el corazon de mi madre y yo que soy buen hijo obedezco.

goyo dijo...

Perdonad todos encorvado no encorbado !!! lo siento

Pascalle dijo...

Muy chulo. Sí.

Merche dijo...

Goyo, qué bonito. Si fuéramos conscientes de que hay mucha gente como ese sacerdote, que reza y reza y reza (por ejemplo, todos los dedicados a Dios en los conventos de clausura), a lo mejor nos llenábamos de esperanza y de fuerzas para hacer mejor lo que nos toca.

Cordelia dijo...

Qué razón tienes, Goyo. Qué bonito

ALEJANDRA dijo...

Goyo, no sólo es bonito esto que escribes, es ciertísimo!. Gracias!. ;-)

Anónimo dijo...

Rezar, verdad?