lunes, 23 de febrero de 2015

La coartada














Cuando pasen los años y necesite saber lo que hice un determinado día de las últimas décadas, no tendré necesidad de buscar en la memoria, siempre frágil y engañadora. Consultaré el blog y santas Pascuas.
Ya dije en cierta ocasión que esto es un diario, y los diarios se dirigen en primer lugar al mismo que los escribe. Este globo volará en la red por los siglos de los siglos como un cuaderno de bitácora en el que levanto acta de todas las peripecias del camino. Así no podré equivocarme.
—Tienes razón, colega —me interrumpe Kloster—. Es más. Creo que puedes aprovechar el globo para prepararte una buena coartada.
—¿Y para qué necesito una coartada?
—Tú sabrás. Aún no eres un delincuente, pero tal vez un día caigas en la tentación de asesinar a alguien, y entonces…
—Tú serías mi primera víctima, querido Kloster.
—¿Lo ves? Escribe cuanto antes en el blog que el día del crimen estabas en otro sitio. Describe el paisaje con esa elocuencia que te caracteriza y engañarás a los jueces como un corrupto cualquiera.
—¿Y dónde digo que estoy?
—En Molinoviejo, por ejemplo…
—De acuerdo. Acabo de llegar a Molinoviejo, y aquí estaré hasta el 27 de marzo… ¡No huyas, Kloster, amigo mío! ¿Cómo puedes pensar que yo…?
 

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero asesinar a Kloster tiene que ser un crimen perfecto, sin rastro, como lo mandan los cánones criminales, que si lo pilla la poli, yo, abogado al fin, habré volteado 180 grados y me habré desentendido.

Papathoma dijo...

¿Nunca ha pensado en escribir una novela?
De intriga, por supuesto.

Isa dijo...

Ja, ja, ja, muy bueno. Como preparando el crimen perfecto. La clave es la llave.

Cordelia dijo...

Quédese hasta el 29, porfa!
Y eso de matar a Kloster me recuerda a la venganza de don Mendo

M. G dijo...

Ya me gustaría, estar en molinoviejo, pero yo ya en otra dele

Antuán dijo...

El asesino no sale en la foto, solo las armas. Que disfrute. Adiosle

ALEJANDRA dijo...

Quiero contaros lo que Javier Urdiales (@javierurdiales), ha puesto hace un rato en twitter: "gracias a la Radioterapia y a los rezos! el tumor ha disminuído". Se adivinan sus lágrimas al decir "gracias gracias gracias!"...
Gracias a todos por vuestras oraciones. Pero hay que seguir, el tumor, aunque un poco menor sigue ahí. #yorezoporlucia

Cristina V dijo...

Alejandra, me alegro muchísimo. A seguir rezando.