jueves, 5 de febrero de 2015

Oscar y el ingenio


He vuelto a leer a Oscar Wilde. Hace sesenta años me sedujo con sus perversas paradojas y sus juegos malabares repletos de fantasía. Él me descubrió el delicioso encanto de la frivolidad y del cinismo intelectual. A punto estuvo de corromperme como a Dorian Gray en su famosa novela. Ahora, por 0,94 euros he descargado en mi Kindle todas sus obras completas.
¿Te enteras, amigo? Éste es el precio que he pagado por tu ingenio deslumbrante: menos de un euro. Te está bien empleado. Seguro que en la vida eterna habrás comprendido ya que Dios te dio un talento portentoso para buscar la verdad, descansar en ella y convertirla en vida, no para jugar al bridge con el árbol de la belleza y de la ciencia del bien y del mal.
"A los viejos sólo nos queda el ingenio", escribió Kloster. Y tú naciste viejo. Una pena.

15 comentarios:

Isa dijo...

¡Qué duro con el pobre Oscar!

Anónimo dijo...

En palabras del Papa, "¿quén soy yo para juzgar a ...?"
En palabras del Evangelio, "no juzguéis y no seréis juzgados"

Enrique Monasterio dijo...

Así que tú crees que el Papa ha prohibido la crítica literaria...

Enrique Monasterio dijo...

Perdona la brusquedad. Me parece muy bien que sigas lo que dice el Papa, pero todo. Y cada cosa en su contexto. Esa frase que tú citas a medias no justifica ninguna conducta desviada: el mismo Papa, el Catecismo y todo el Magisterio lo han explicado sobradamente.
Tampoco yo "condeno" a O.W. Hablo, eso sí, de su ingenio demoledor, de su escepticismo, y lamento que su inteligencia no se haya aplicado en la búsqueda de la verdad en lugar de hacer juegos malabares.
Por cierto, ¡por qué no firmas?

Anónimo dijo...

Qué cosas. Usted lo pone en el cielo y por una frase de tener el ánimo viejo, lo lapidan.
Ahora veo más claro descontextualizar al Papa

Pilar dijo...

Un poco escéptico el hombre, sí...pero ¿qué tal El príncipe feliz, El ruiseñor y la rosa o El gigante egoísta? Seguro que lo positivo de esos cuentos, y otros, equilibra su figura... digo yo.
Saludos

Almudena dijo...

Yo encuentro en sus obras una continua búsqueda de la verdad. Espero que la encontrara y que esa Verdad le haya dado la Vida. Y que nos encontremos algún día en algún lugar donde sepamos que, a pesar de todo, somos amados por quien nos hizo

Adaldrida dijo...

Ahí ha pinchado en hueso. No tiene usted razón, y perdone la franqueza. ¿Ha leído De profundis?

Generoso Ponderado dijo...

Su ironía tiene bastante de Wilde, y supongo que a él le habrá gustado. Según parece, aunque el dato es poco conocido, se arrepintió de sus muchos descarríos al final de su vida, y murió como un buen católico. Hay un libro de Joseph Pierce que lo cuenta.

Generoso Ponderado dijo...

Su ironía tiene bastante de Wilde, y supongo que a él le habrá gustado. Según parece, aunque el dato es poco conocido, se arrepintió de sus muchos descarríos al final de su vida, y murió como un buen católico. Hay un libro de Joseph Pearce que lo cuenta. ((Este es el comentario bueno, había puesto mal el apellido))

Enrique Monasterio dijo...

Reconozco que escribí este post en caliente, después de releer "El retrato de Dorian G.", irritado por el amable cinismo que impregna toda la historia.
Sí, Rocío. He leído "De profundís", un libro tremendo y conmovedor, en el que no detecté síntomas de arrepentimiento.

Por lo demás, Óscar Wilde ha sido uno de mis ídolos a mis 14 años. Ahora lo veo de otra forma.

yankee dijo...

Genial la foto. Para hacer una jarra así hay que hacer un máster.

De Óscar Wilde sólo conozco "El retrato de DG" y me parece un horror.

Papathoma dijo...

Reconozco no ser experta en Wilde. Leí El retrato de Dorian G. con 9 años y aún me dura la desazón que me produjo.

Anónimo dijo...

Que es la verdad?

Ateniense

Marta de la Fuente Molinero dijo...

Reconozco que OW es estremecedorrr...acabo de leer su post y pienso algo parecido, aunque sí creo que en el fondo en El retrato de DG quiere mostrar el horror del vicio, la depravación se muestra por la fealdad "real" de la persona.