viernes, 4 de marzo de 2016

Ea!


Son las once de la noche. Hoy no he tenido un minuto libre para el globo. A esta hora empiezo a preparar la meditación de mañana. Hablaré de la Santísima Virgen y creo que me limitaré a comentar una oración que todos conocemos muy bien: la Salve.
Llevo toda la tarde canturreándola por los pasillos de Molinoviejo, y se me ha metido en la cabeza una sola palabra, la única que no recuerdo haber visto jamás en ninguna otra oración: ea! 
El autor de la Salve se dirigió a Ella con esta sorprendente interjección llena de afecto y confianza: "¡ea, abogada nuestra!". Yo también trataré de llamar su atención diciéndole eso; ¡ea, Señora, que estoy aquí. Échame una mirada con esos tus ojos misericordiosos!

8 comentarios:

Papathoma dijo...

Esa frase siempre me enamoró.

Fernando M Díez Gallego dijo...

Gracias por escribir. La imagen de la Virgen de Molinoviejo es muy bonita.
Desde Granada.

ALEJANDRA dijo...

La puntillosa ( yo). ¿No es "Ea pues, Señora, abogada nuestra"?
La Salve es una oración casi mágica, como todas las que se le dirigen a la Virgen. Porque ES MADRE, y ESO ES LO MÁS.
A mí hasta me encuentra cosas, cuando se la rezo "a los ojos de la Virgen".
Una vez en el mercadillo de aquí que es muy grande y muy bueno, en un puesto de zapatos al montón pero de calidad, con el inconveniente de que hay que buscar la pareja, lo que es muy difícil, me encontré con una señora muy enfadada porque había encontrado un chollo y no la pareja. "pues yo tengo un truco" dije en voz alta, "le rezo una Salve a los ojos de la Virgen y si está siempre aparece". Lo que comentó la tal señora me lo guardo. Y a medias encontró la pareja, vaya si la encontró, y yo terminé mi Salve en alto. La Virgen y yo nos echamos unas risas aquella mañana.

Enrique Monasterio dijo...

La palabra "Señora" no aparece en el texto original latino.

Merche dijo...

¡Qué bueno, Alejandra! Habría que ver la cara de la señora... Me apunto tu "truco"

Anónimo dijo...

Es la oración que más me gusta!!

Antuán dijo...

Ea! yo también lo digo. Ayer no pude entrar con la patata de ordenador que tenía. Pero por la mañana mientras preparaba la comida del albergue, entre otras cosas... cantaba acompañando al loro: "si no tengo lo mejor, tu amor y compañía. Y es que vale más un año tardío que un siglo vacío..." de Juanes. También por Ella que nos cuide. Adiosle

Altea dijo...

Yo a veces he oído decir "sea, pues Señora..." Se ve que hace mucho que no leen el texto.