jueves, 19 de mayo de 2016

En la nube


—Se ha caído la red.
Eso me han dicho. ¿Dónde se ha caído? Seguro que la culpa es mía. A mí siempre se me caen cosas; soy un desastre, torpe y despistado. Seguro que está debajo de la mesa, o en el suelo del baño.
—¿Habéis visto la red? Dicen que se ha caído, pero no saben dónde.
El caso es que no puedo bajarme el documento que me ha enviado María. ¿"Bajarme"? Ya no sé ni lo que digo. ¿De dónde se baja lo que se baja de la red? Y si la red está en el suelo, más que bajarlo tendré que subirlo. ¿O no?
—Tenemos todo en la nube…, me dice Kloster.
¿En qué nube? Yo no he mandado nada a ninguna nube. Y las nubes, aquí en Canarias, circulan veloces, aparecen y desaparecen a gran velocidad. Y a veces se escurren y llueve. ¿Caerán mis documentos, o mis fotos, que, según parece, están allí arriba cuando llueva? Siempre he sospechado que los camellos de Maspalomas cayeron de una nube de arena una tarde de calima sahariana.
Estoy solo en el patio de Airaga. Hoy ni siquiera ha aparecido Norberto, mi lagarto gigante. Espero que no se haya caído también él. No sea que esté atrapado en la red y vuele a la nube.
Suena mi teléfono. Voy a buscarlo, pero llego tarde. Se ha perdido la llamada y, para colmo, no sé quién la hecho: es un número muy largo, como de una centralita llena de extensiones. ¿Dónde se pierden las llamadas perdidas? ¿Se quedan a medio camino, o muy cerca, en el techo de la habitación? ¿O en la nube?
Llaman a la puerta.
—…que ya ha vuelto la red. La wifi funciona.
¿Dónde estabas, querida red. ¿Te caíste porque te empujó alguien?  Me temo que fui yo. Estoy siempre en las nubes. 

14 comentarios:

yankee dijo...

Desde luego qué imaginación tiene usted, es tronchante
:-)

Cordelia dijo...

Jejeje. Gracias

yomisma dijo...

Suena a pesadilla moderna. A ver si consigue entretenerse un poco allí en la soledad de Canarias.

Pilar dijo...

¿Y qué tal con las actualizaciones automáticas? No frené a tiempo el empeño del ordenador por ponerse al día y ahora me siento prisionera de la caverna platónica... LLega una luz a la pantalla, desde la esquina superior derecha, que deja en penumbra misteriosa la esquina contraria y el inicio del trabajo.

Enrique Monasterio dijo...

Los Pc tienen una aplicación: restaurar el sistema. Sirve para volver atrás dejando el ordenador como estaba antes de la catástrofe.

restauración dijo...

Muy bien, borrón y cuenta nueva. Restauración sistemática y periódica, eso es. Muchas gracias

Cordelia dijo...

Confesión, es eso?

Pilar dijo...

Lo siento, no jugaré con las palabras. Sólo hablaba del efecto Windows 10

Enrique Monasterio dijo...

Juega con las palabras todo lo que quieras, que no pasa na...

ALEJANDRA dijo...

(Seguramente ya os habré hablado de él, insisto en todo caso, y perdón por no seguir el hilo y por la invasión, D.Enrique).
Vengo a pediros que recéis mucho y urgentemente por Jorge Ribera Sempere, en twitter "@Suitdelresort o Aislado en mi Suite". Tiene 21 años. Lleva 3 leucemias. El 13 de abril le hicieron su tercer trasplante. Lo ha pasado muy muy mal, y parece que estaba remontando. Pero ahora sufre lo que se llama Enfermedad de Injerto contra Huésped, es decir, la médula de su hermano que le fue trasplantada es quien lo rechaza a él, y ha empezado por el hígado que está con unos niveles alarmantes de todo. Quien lo conoce cuenta que están admirados por la serenidad y sentido sobrenatural con que se ha tomado su delicadísimo estado. Es un tío con muchas narices y muchísima fe. Dice que cada día es el día mundial de la sonrisa e invita a irlas repartiendo por el mundo. "FDMS: Fleiz Día Mundial de la Sonrisa!!", se despide en cada twett. A quienes rezamos por él nos llama "Smile Soldiers", soldados de la sonrisa... Pues eso, que necesita muchas Ave Marías, y de paso también por su familia... Perdonad el tocho!. Muchísimas gracias en su nombre!!.

yomisma dijo...

Rezando por Jorge. Y mandándole una sonrisa enorme que seguro le llega de algún modo. Valiente!!

Merche dijo...

Cuenta con mi oración y mi sonrisa.

Fernando Q. dijo...

Hoy rezaré por Jorge en el Rosario. Con una sonrisa, claro.

ALEJANDRA dijo...

Gracias a todos en su nombre! ;)