sábado, 15 de junio de 2019

Procesión del Corpus Christi en Aldovea




El próximo jueves celebra la Iglesia la fiesta del Corpus Christi, aunque en muchos países se traslade al domingo siguiente. En Aldovea somos más originales: como los jueves son días plenamente lectivos y el colegio se cierra los domingos, se adelanta la fiesta hasta el viernes de la semana previa y  a las cuatro de la tarde organizamos nuestra propia procesión en el jardín.
No sé cuántos años tiene esta tradición, pero son evidentes el entusiasmo y la piedad que todos ponen en la preparación y en el desarrollo de la ceremonia. Este año me ha tocado presidirla a mí. Asistieron todos los alumnos, los profesores y muchas familias.
No hubo un fotógrafo oficial, pero Blanca —factótum de casi todo en Aldovea— hizo un buen reportaje gráfico con su móvil. Aquí tenéis unas pocas imágenes del acontecimiento.

 Los preparativos


Un sendero de flores para el Señor

   
                                 Entrada, bajo palio                       La homilía

9 comentarios:

Isa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Papathoma dijo...

Qué costumbre tan bonita...voy a sugerirla en el cole para el curso que viene.

Antuán dijo...

¡Es genial! ¡Que colorido! De flores Tengo que decirle que me acabo de descalzar, ahora que terminé mi jornada laboral y no porque pise tierra sagrada como Moisés. Si no porque me duelen los pies. Lo siento Isa pero las flores nacen para morir como todos. Y que mejor manera que alfombrando el paso de Dios. Dando gloria de esa forma. Sirviendo,. Yo también he ido a por tomillo y lavanda al campo para perfumar la procesión. Y he recogido pétalos de rosas. Si lo hacen para los hombres va a ser menos nuestro Dios. ¡Faltaría más! Conozco varias familias que sus niños hacen hoy la Primera Comunión y saldrán el día del Corpus en la procesión. Tengo una foto con mi padre cuando era de la cofradía del Santísimo Sacramento y tenía la bandera blanca con la custodia y mi sobrina salia de comunión junto a él. Intercederá por ella en el cielo.Para que le devuelva la fe que dice haber perdido. Adiosle-pido

Isa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Enrique Monasterio dijo...

ISA, he estado a punto de eliminar tu comentario, porque estoy seguro de que tú misma lo rechazarás en cuanto pienses un poco.
Es cierto, el Señor no necesita nuestras flores ni nuestras genuflexiones ni nuestros cantos, pero nosotros sí que necesitamos homenajearlo cada día y demostrarle nuestro cariño en lo grande y en lo pequeño

Merche dijo...

¡Pero Isa, hija, ¿qué te pasa?!

Blanca dijo...

Aunque con una semana de retraso,quiero compartir la emoción que vivimos muchos en esa procesión. Sacamos a nuestro Jesús, a darse un paseo por el jardín!! Es entusiasmante poder hacer algo por Él. Al menos una vez al año , es nuestro querido y vulnerable Dios Eucaristía el que visita a los ruidosos y alegres niños en su lugar de juegos.
Tan solo ese día, no les oye de lejos, desde el Sagrario, deseando que se acerquen a saludarLe .En la procesión del Corpus, se mezcla en ese bullicio, como lo haría con los niños en las calles de Judea.
Y la verdad... en el cole preparamos este "garbeo" de nuestro Dios, con inmenso cariño, ilusión y alegría. Es un "momentazo" digno de todos los pétalos, flores, alfombras, música...

Romano dijo...

Han pasado unos días. A menudo el correo electrónico, la red, nos impiden atender todo en su debido momento.
Pero el Corpus, por lo que veo, se celebra a lo largo de un extenso periodo, por lo que se me perdonará este tardío comentario.
Me emociona la ilusión de los niños de nuestro querido Aldovea en adornar el camino del Señor, para mostrar -sobre todo a ellos mismos y a nosotros- que queremos dejar constancia de este día.
Es fantástico, en un momento de ruido digital, de nervios de todo tipo, de urgencias absurdas, de falta de tiempo, de huidas al vacío, pues eso. Tejemos alfombras de flores efímeras para dejar constancia imborrable del día que celebramos y recuerdo eterno en nuestros corazones.
Y más.
En mi pueblo, como no estábamos, manos amigas colgaron guirnaldas y una alfombra de flores en la entrada de nuestra casa, para dejar constancia de la importancia de este día y de que todos lo compartimos, por lejos que nos encontremos.
Gracias, Búho.

Nico dijo...

Cuando he visto la primera foto he pensado: Qué foto tan bonita!
Luego he visto que todas eran hermosas