martes, 16 de diciembre de 2008

Camino de Asturias

Los Picos de Europa
Por cuarto año consecutivo celebraré la Navidad en Asturias y pasaré veintitantos días en aquellas tierras. En 2005 llegué a Solavieya por accidente. Desde entonces cuento los días que me faltan para volver. Asturias es un mundo mágico que conviene descubrir. Yo aún no lo he hecho del todo, pero no dejaré de intentarlo año tras años, si Dios quiere.

De momento estoy en Bilbao, en una parada técnica. No tendré más remedio que ir hacia Gijón por la autovía del Cantábrico, con los picos de Europa a la izquierda y el océano a la derecha.

Cuento todo esto para pedir disculpas por la pérdida de ritmo de este blog en el que nos encontramos tantos amigos. Dentro de poco volveré a las andadas.

Espero tener a mano una conexión razonable a la red.


6 comentarios:

Bernardo dijo...

Buenos días!

¡Oh, no! Ha pronunciado la palabra maldita en "estas fechas tan entrañables"! ¡Ha dicho "mágico"! Creo que los ayuntamientos y publicistas se han colado en su subconsciente. ¿Sabía que la imagen escogida por el Ayuntamiento de Alcobendas estas Navidades es una varita mágica?

El caso es que el único mundo mágico de verdad es "Euscalerría" donde, como todo el mundo sabe, al principio estaban los elfos y los enanos que vivían en paz y armonía. Y entonces llegó Franco y los mató a todos.

Seneka dijo...

Asturias es la tierra madre de mis ancestros paternos. Es un lugar maravilloso, con unos paisajes majestuosos que le hacen caer a uno en cuenta de cuan poca cosa es, de continuo.

Buen vaije, don Enrique. Ya nos felicitaremos la Navidad más adelante, si Dios quiere.

Luis y Mª Jesús dijo...

en casa hemos empezado a leer El Belén que puso Dios a capitulo dia por la noche. ES tradición.

Me voy a reprimir las ganas de hacerle la pelota

Nuevepornueve dijo...

Buenooooooo! Pero qué envidia de la mala, de la buena y de la intermedia! Descubrir Asturias debería ser materia obligatoria del temario de la ESO, del Bachillerato, o, si me apura, de la Educación para la Ciudadanía esa.
Desde Penseques hago discreta propaganda de la tierra asturiana siempre que puedo. De todas las Asturias. La del borde del Cantábrico, la de las faldas de los montes bañados por esos ríos tan fresquitos y la de las cumbres de los Picos de Europa. La de la señorial Oviedo, la marinera Gijón, la desconocida Avilés, la cuenca minera... Asturias!! Disfrútela, cómasela, bébasela, hable con sus gentes y... por favor: escríbanosla!
Pd. Si tiene ocasión -y espero que la tenga- de subir a ver a la Santina, dígale que sigo la iré a visitar pronto!

SENEKA: comparto esas raíces, en mi caso, de mis ancestros maternos. La descripción tuya es certera!

Seneka dijo...

¿Vedad que si, 9x9?

Y eso por no hablar de sus gentes. Son excepcionales.

¡Je! Recuerdo una ocasión, caminando por el monte con mi padre, nos encontramos a un vaquero. Nos sentamos con él, tomamos algo y charlamos un buen rato ... ¡de filosofía! ¡Qué tío!

De eso hace ya como 20 años. Espero que la televisora no haya arrasado con todo.

Un saludo.

Albert dijo...

Ya se sabe, Asturias es España ...
Hocsignovinciturinimicus