martes, 23 de diciembre de 2008

Cuentos de Navidad

Durante
estos días sigo muy atentamente los "supermicrovídeos" de Alfonso Sanz. Os recomendaría unos cuantos, pero, puesto a elegir uno sólo, me quedo con



Me han preguntado algunas veces por qué no cultivo más este género literario, por qué no escribo cuentos de Navidad. "Imaginación no te falta", me dicen, y, como soy un poco presuntuoso, creo que tienen razón; pero, la verdad, temo no estar a la altura. Además, me pregunto si no correremos el peligro de situar la Navidad en un mundo irreal, de pura fantasía literaria.

El nacimiento de Jesús es una historia verdadera, un hecho histórico, por más que intervengan ángeles, pastores y Magos de Oriente. Además es un "misterio", un acontecimiento de fe que se repite en el corazón de miles de personas buenas y santas, cristianas o no. Lo escribí hace más de diez años: si nos dejamos, Dios nos pondrá un belén en el alma cuando llegue la Navidad. Basta con que recurramos al estupendo detergente de la penitencia para quitarnos la mugre de encima, el polvo del camino que hemos ido acumulando.

Si recibimos así a Jesús, con el corazón limpio, nuestra vida entera se convertirá en un cuento, en una novela maravillosa con un final feliz en el Belén del Cielo.


10 comentarios:

Mariazell dijo...

D. Enrique, le deseo una Santa y Feliz Navidad junto a la Familia de Nazaret.

CRIS dijo...

Le confieso que yo también soy fan de los microvideos de Alfonso Sanz.

Le deseo una Navidad muy feliz y llena de paz.

Un abrazo

P.D.: Espero que recibiera mi "paquete".

Anónimo dijo...

Gracias, D Enrique, por devolvernos a la realidad. Merry Christmas!!!

Susy dijo...

Al año que entra le pido...recuperar mi FE que tanto me ha movido.
Deseo perder esta duda de Fé para volver a creer..
FELIZ NAVIDAD

Andrea Rodil de del Valle dijo...

¡Que video! Ya lo había visto antes, y volvía llorar como Magdalena!!!
Que leccion de alegría ante las dificultades, y que gran ejemplo de Amor.
Don Enrique, Feliz Navidad y gracias por TODO!!

albert dijo...

Desde Solavieya a Solavieya, deseándole una estancia muy feliz, alguien que se siente y se sienta muy próximo a Usted.
Un abrazo, Alberto

desdemiscosas dijo...

El video es todo menos un cuento de Navidad, es más bien una gran lección para toda la vida.Me ha encantado.
Gracias por estas historia que dan sentido a la Navidad.

Enrique Monasterio dijo...

Alberto,esto sí que no me lo esperaba. De todas formas es una buena forma de que mis lectores conozcan también tu blog de bioética.
http://bioeticaylibros.blogspot.com

ANAROSKI dijo...

FELIZ NAVIDAD DON ENRIQUE. Uy que nerviosa estoy de verdad, que emoción más grande, que suerte ser madre para poder disfrutar de la Navidad en familia.

FELICIDADES.

Jorge D dijo...

Felicitaciones por la entrada, muy buena.
Lo que no me va muy bien, y disculpe el consejo de un extraño, es que deje a un lado lo de los cuentos de Navidad. Ponerse de algún modo exquisito (por lo de no "sentirse a la altura") no creo que sea tan buena excusa: tampoco debe uno ponerse iconoclasta. Al final toda imagen, mientras se recuerde imagen de qué es, es buena, ¡y mejor si se escribe bien y con imaginación!
Saludos y gracias por el post y el blog todo. Un abrazo.