sábado, 20 de diciembre de 2008

Pero mira cómo beben...


Leo
en un diario digital que el Parlamento de Cataluña debate desde el pasado jueves una ley que prohibirá "golpear las aguas" y "tirar piedras" a los ríos de la Comunidad autónoma. Se trata, al parecer, de que los peces catalanes no se asusten. Si se aprueba esta conmovedora disposición, tampoco se permitirá engañar a estos húmedos animales llevándolos en una dirección concreta para atraparlos más fácilmente.

Nada más leer la noticia Kloster ha situado un equipo de grabación en el fondo del Río Llobregat y ha captado la siguiente conversación entre un trucho y una trucha.

—Estarás contenta, Nuria. Ya no te tirarán piedras los de arriba y podrás llevar de paseo a los niños sin temor a agresiones.

­—Muy contenta tampoco estoy. Habría que precisar si se pueden tirar o no euros al río. De vez en cuando caen algunas monedas y nunca viene mal ahorrar un poco.

En cualquier caso, durante esta Navidad todos podremos cantar sin sobresaltos en Cataluña aquello de “però mira com beven els peixos en el riu/ però mira com beven pero veure a Dieu nascut”.

Es que nuestros políticos están en todo.



5 comentarios:

Juanan dijo...

Esos niños malos que tiran piedras al río para asustar a los peces van a ir a papá Estado, nos vamos a chivar. Se van a enterar, por malos. ¡Al Estado van a ir, con el culo de maíz!

Bernardo dijo...

Ese es el problema: que están en todo. Pero todo, todo. (Gobierno de España)

Anónimo dijo...

Sóc catalana i també llegeixo el seu bloc.
Gratuïtament li puc corregir les faltes:
"però mira com beuen els peixos al riu, però mira com beuen al veure a Déu nascut".
Com que en català aquesta cançó no queda bé, la cantem en castellà, que tots som amics i fora tantes manies.
Concepció.

Soy catalana y también leo su blog.
Gratuitamente le puedo corregir las faltas:
"però mira com beuen els peixos al riu, però mira com beuen al veure a Déu nascut".
Como en catalán esta canción no queda bien, la cantamos en castellano, que todos somos amigos y fuera tantas manias.
Concepció.

Enrique Monasterio dijo...

De momento dejaré los errores para poder explicar al catalán que está aquí, en Asturias, conmigo y que me ha escrito la traducción (JPG) que tiene que practicar un poco su lengua.
Por cierto, a él le ha divertido la broma. Supongo que no a ti no te ha molestado.

desdemiscosas dijo...

La verdad es que nunca me gustó ese villancico de los peces en el río...demasiado folklórico para mi.
Ahora, con esto que me cuenta,no sé si voy a poder oirlo sin tomarmelo a risa.