jueves, 25 de diciembre de 2008

Madre, en la puerta hay un Niño

... en versión de Rosa




Madre en la puerta hay un Niño,
más hermoso que el sol bello,
diciendo que tiene frío,
porque viene casi en cueros.
Pues dile que entre y se calentará,
porque en esta tierra
ya no hay caridad,
porque en esta tierra,
ya no hay caridad.

Entró el Niño y se sentó,
y mientras se calentaba,
le preguntó la patrona,
¿De qué tierra y de qué patria?
Mi Padre es del Cielo,
mi Madre también,
Yo bajé a la tierra para padecer
Yo bajé a la tierra para padecer

Hazle la cama a este Niño,
en la alcoba y con primor.
No me la haga usted, señora
que mi cama es un rincón.
Mi Padre es del Cielo,
mi madre también,
Yo bajé a la tierra para padecer.
Yo bajé a la tierra para padecer.






1 comentario:

trozosdevidas dijo...

Qué maravilla!

Aquí os dejo uno de los villancicos flamencos más bonitos. El cante flamenco en villancico suele ser tango o bulería y esta es una bulería.

La Virgen lleva una rosa
en su divina pechera
que se la dio San José
antes que el Niño naciera.

Estribillo:

Alegría, alegría, alegría,
alegría, alegría y placer,
que ha parío la Virgen María
en el portal de Belén.

Al niño le han regalao
una jaulita de alambre,
con un pajarito dentro
para que al Niño le cante.

(Estribillo)

La Virgen va caminando
va caminando solita
y no lleva más compaña
que el Niño de la manita.

(Estribillo)
(en "Magna antología del Cante», vol. XII)