domingo, 2 de diciembre de 2012

Un bautizo bajo cero

En la calle del codo

Apenas conocía a los padres, que han resultado ser encantadores, aunque un tanto inexpertos y despistados. Son amigos de unos amigos, y se casaron hace algo más de un año. Ahora quieren que yo bautice a su hijo, que nació en agosto.

Después de ponerse de acuerdo con la parroquia y con los papeles en regla, aparecen en la iglesia con el niño en brazos tan abrigado que no hay forma de verle la nariz.
―¡Es monísimo!, aseguran las señoras presentes, que al parecer son capaces de ver a través del cálido envoltorio en cuestión.
En la calle nos aproximamos a los cero grados. Dentro de la iglesia yo creo que hace aún más frío.
―¿Qué nombre queréis ponerle?
―Es que aún no lo sabemos ―me responde el padre con gesto resignado―. Marisa cambia de opinión cada media hora.
―¿Y tú?
―Yo, lo que ella diga.
―Pero en casa lo llamaréis de alguno modo, ¿no?
―Sí; ésta le llama "Garbancito" y yo "Campeón".
Les sugiero que tal vez "Andrés", ya que acabamos de celebrar su fiesta, e inmediatamente dicen que bueno, que es una gran idea. Cinco minutos después, él ya le llama "Andrew" y ella Andresín.
―¿Y si añadimos “María” ya que empieza la Novena de la Inmaculada?
―Como usted diga…
―No, como queráis vosotros…
La ceremonia es más larga de lo normal porque la celebramos dentro de la Misa del Primer domingo de Adviento. Un primito de Andrés María no para de hablar y casi mete la cabeza en la pila para que le bautice también a él.
Los papás han traído agua del Jordán en una botella de plástico.
―La he calentado en el microondas, ¿vale igual?
―Menos mal; porque el bautizo con hielo probablemente no sería válido.




10 comentarios:

Anónimo dijo...

Perfecto para una película española de lo años 50 y con protagonista a Tony Leblanc... Gracias

Bernardo dijo...

Huy, pues verás cuando toque elegir guardería o colegio!

Antuán dijo...

Andrea Maria bonito nombre tiene ustrd una capacidad de convencer a unos indecisos, como para llevarle la contraria. Le presagia un buen futuro. Adiosle

yomisma dijo...

Que bien que los padres fueran encantadores. Si no lo hubieran sido quizá les podría haber dicho que llamarán al niño Zósimo o Catulo, que también eran santos del día....

Isabel dijo...

Ja, ja, ja, muy bueno lo de yomisma.

¿Y a este pobre niño no le han puesto nombre en el registro?

Cordelia dijo...

Yomisma, eso es maltrato a la infancia...

Altea dijo...

Tiene pinta de haber sido un bautizo muy divertido.

Vila dijo...

Efectivamente qué buen plan tenía reservado para este domingo.

La ceremonia de un Bautismo es de las más bonitas que conozco; si se vive activamente es preciosa. (lógico, en sintonía con su significado)

Por cierto, Isabel tiene toda la razón, el muchachín nació en verano.

Una pregunta por ignorancia y curiosidad: ¿ahora se puede bautizar a los niños/as con nombres no cristianos?. Sería una pena pues mira que los hay bonitos en el santoral.

elsillóndepapá dijo...

Debe ser frustante estar pensando el nombre del niño a bautizar y después de mucho pensar eliges y al momento, los padres ya le están cambiando el nombre por Adrew y andresito, en fín. Buena idea la de calentar el agua, porque si no AndresMaríaAndresitoAndrew podría haber acabado en el hospita a medio bautizar, imaginemos la ambulancia, ni padres y el Padre. Un abrazo

Igo dijo...

Bautizar con nombres no cristianos? Aquí en el Norte es bastante habitual.
En mi caso, hubo bronca con el cura, que castellano el, no le entraba en la cabeza hace 29 años -casualmente este fin de semana-, que Igone significase Ascensión. Y como mis padres se empeñaron en la versión Euskérica,-gracias a Dios-, el hombre llamando al Obispado a ver que significaba.
La verdad es que debió de ser gracioso...aunque de verdad, yo no me acuerdo....Eso si. Creó afición. Bautizará a mi hija si Dios quiere, algún año de estos....Solo tiene que decidir venir. Y la bautizará con el mismo nombre que su Madre, y el mismo que su bisabuela, solo que esta, lo tenía en Castellano.