jueves, 28 de febrero de 2013

Luto de nieve



Está nevando en Molinoviejo desde hace varias horas. Es una nieve tenue, un polvo blanco que no llega a cuajar en el suelo húmedo del jardín.

Dicen que en Japón el color blanco se emplea para el luto. Lo entiendo muy bien esta tarde cuando veo por la ventana esas nubes deslucidas que dejan volando en el aire unos tristes copos pálidos como para un funeral.
El Papa ya está en Castelgandolfo. He oído sus últimas palabras en el balcón de la Villa Pontificia. ¡Cuántos recuerdos de esa placita a la que se asomaba también Juan Pablo II!
Me he puesto de rodillas para  recibir su postrera bendición. Estoy solo en casa. Luego he rezado por última vez la oración por el Santo Padre de la liturgia pontificia, que figura también en las Preces de la Obra:
Oremus pro Beatissimo Papa Nostro Benedicto. Dominus conservet eum et vivificet eum…
El Señor lo conserve y le dé vida, y lo haga feliz en la tierra. Y no permita que le venzan sus enemigos.
Mañana omitiré esa petición. Al menos no la rezaré en voz alta. Ahora mismo vuelvo a repetirla despacio mientras arrecia la nevada al otro lado de la ventana. Son las 7, 10 de la tarde.
 
 

13 comentarios:

cristins dijo...

Cada vez que leo uno de estos comentarios me emocionan sus palabras, toca lo más hondo y no quiero pensar ni sentir que dentro de un rato estaremos sin papa. Toca rezar mucho, mucho, pero creo que todos tenemos un cierto anhelo de tristeza. Que todo sea para bien.

pacita dijo...

Es una oración preciosa

Lady_kaos dijo...

Aqui se ha pasado el dia lloviendo, asi que los angeles han dejado caer sus lagrimas al ver la humildad tan grande de un hombre que ha sido "la piedra sobre la que edificare mi iglesia" y seguira haciendolo desde la intimidad del convento, primero por el nuevo Papa y por la Iglesia.
Mi dia ha sido enjaquecado asi que Dios me vuelve a bendecir con la Santa Cruz parece que esa es mi mejor manera de aportar...Dios sabe mas.

Amalia dijo...

Aquí en Londres son las 18:47. Y yo también las he rezado saboreando cada palabra.

Anónimo dijo...

Amalia, q nivel, yo no he rezado eso, sólo lo he visto todo por internet.

Igo dijo...

Yo con esa bendición me he puesto a llorar. Eran sus últimas palabras. No volveremos a escucharle. Con esa voz de alemán firme. Tengo ganas de volver a llorar.

Me he ido a la piscina, y me he encontrado con otra oradora de preces. Lo mismo. Lágrimas. Ella me decía que le fastidia la potencia de este papa, intelectualmente de más que matrícula de honor, que tendría que ser 20 años más jóven, porque aprenderíamos la tira.

Y yo culpándome todo el día por no haber rezado más por el, por no haberle querido más, por no haberle estudiado más.

En fin. Es momento de aprender. Para la siguiente vez. Llevo 2 papas en mi vida. Que no me vuelva a suceder con un 3º.

Miriam dijo...

Que grande el Papa¡¡ Dándose a la la Iglesia en una entrega que probablemente a partir de hoy será aun más dura, már dolorosa... y más fructifera.
Gracias Dios, gracias por BXVI - Ratzgr

Rocio dijo...

Viendolo se me saltaron las lágrimas,es una sensación...rara,la que tenemos ahora con la SEDE VACANTE.

Antuán dijo...

Que te voy a decir , ¿quien no sea conmovido esa tarde? pegados a la tele. cuando llamé por la noche a la panadera le pregunté si lo habia visto y me dijo que si. Ahora a rezar por el nuevo Papa. pero este estará siempre en nuestro corazón. Adiosle

Anónimo dijo...

Mateo 23:9

No llaméis Padre a nadie...

Enrique Monasterio dijo...

Ese texto, anónimo, significa que "de Dios procede toda paternidad en el Cielo y en la tierra"(S. Pablo). Claro que podemos llamar padre a nuestro padre de la tierra, conscientes de que la paternidad es don de Dios.

Anónimo dijo...

Soy el anónimo de Mateo.

Dice mucho de Usted que no rehuya publicar comentarios discrepantes. Gracias.

Anónimo dijo...

Ay!! Digo yo.
Las alabanzas son veneno para el alma.
Imaginate un mundo donde todos pensaramos por igual.....
Seguitiamos discrepando,mis amigos discrepan de mi y solo por eso los quiero mas,me hacen crecer,me tensan,me abren puertas,me ayudan.
Si tuviera poder,no soportaria a los pelotas,ni a sus cortejos.
La obediencia es una virtud,pero cuando obedeces a Dios y solo a El.
Todos nos equivocamos,solo es infalible el Papa.