domingo, 3 de febrero de 2013

Monedas


Hemos vuelto a leer en la Misa de hoy ese pasaje de la primera Carta de San Pablo a los Corintios qué tantos suspiros arranca a las novias el día de su boda:
“Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los  ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden…”
He leído este capítulo en infinidad de ocasiones, pero hasta hoy no me había fijado en estas cuatro palabras: si no tengo amor
El amor… ¿se tiene, se posee? Sin duda. Es nuestro patrimonio más sólido. Empezamos a recibirlo cuando éramos muy niños. Nosotros nos dejábamos querer y reclamábamos toneladas de cariño porque necesitábamos llenarnos, incrementar ese gran capital para poderlo invertir más adelante.
Un día descubrimos que todos los amores humanos son calderilla en comparación con el amor que Dios nos regala cada segundo de nuestra vida, y supimos que bastaba con no poner obstáculos al Señor para sentirnos llenos, poseedores de un gran tesoro.
¿Qué podemos hacer con un patrimonio tan enorme? Repartirlo sin miedo; darlo sin tasa. Nunca se agotará. 
“Moneda que está en la mano
quizá se deba guardar.
La monedita del alma
se pierde si no se da.”
 
Mejor que Machado lo dice San Pablo:
El amor es comprensivo, el amor es servicial y no tiene envidia;  el amor no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta (…) Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites. El amor no pasa nunca
 

15 comentarios:

Adaldrida dijo...

Gracias Don Henry. He comprado el libro. Le escribiré.

yomisma dijo...

El Amor es el regalo que sigue dándose constantemente. No se entiende amor egoísta, pues no es amor. Como no se entiende verdadero amor sin sufrimiento.
Gracias donen, me ha gustado mucho esta entrada. El final lo he leído cantando...como JL Perales.

Cordelia dijo...

Antuán dijo...

No hay mucho que añadir. san Josemaria diría: el Amor bien vale un amor. Adiosle

Carmen Maestro dijo...

“El amor es una luz –en el fondo la única- que ilumina constantemente a un mundo oscuro y nos da la fuerza para vivir y actuar” B.XVI

Carmen Maestro dijo...

“El amor es una luz –en el fondo la única- que ilumina constantemente a un mundo oscuro y nos da la fuerza para vivir y actuar” B.XVI

Anónimo dijo...

"Sobrellevaros mutuamente y perdonaos(...)y por encima de todo esto el amor, que es el ceñidor de la unidad(...)"

Sonia dijo...

Después de ser madre creo que me acerqué al amor,pero aún no sé muy bien qué es lo que siento o no siento , en otras facetas humanas y divinas.
Estoy hecha un lío.

Sonia dijo...

Después de ser madre creo que me acerqué al amor,pero aún no sé muy bien qué es lo que siento o no siento , en otras facetas humanas y divinas.
Estoy hecha un lío.

fdq dijo...

en mi boda, como en tantas, escogimos esta preciosa lectura.

Mercedes dijo...

El Amor bien vale un amor!!

Mercedes dijo...

El Amor bien vale un amor!!

Anónimo dijo...

En la capilla de mi centro de trabajo está escrita esta frase: "... y aunque poseyera toda la ciencia, si no tuviera caridad, no tendría nada"

Siempre he pensado que me gusta mas "Amor" que "Caridad"


Marita

Papathoma dijo...

Si lo pones con mayúsculas, Marita, Caridad no es lo que entendemos por "caridad" en castellano, pero te entiendo.

Seguro que te has leído la impresionante primera Encíclica que nos regaló BXVI. Con ella, me reconcilié con la palabra "Caritas"=Amor.

ALEJANDRA dijo...

Ser madre te da una remota idea del amor que Dios nos tiene. Desde que lo soy pienso que Dios es más madre que padre,( tal vez diga un disparate).
Si no quieres, si no amas como una madre, no amas.