martes, 5 de marzo de 2013

41 sacerdotes



Llegaron con el vendaval del atardecer. Muchos son jóvenes y la mayor parte proceden de Madrid y de otras ciudades y pueblos de Castilla, aunque hay, al menos, un par de portugueses. Acaban de comenzar un curso de retiro en la casa y su presencia se hace notar en todos los rincones de Molinoviejo.
Después de la primera meditación, se reparten en distintas concelebraciones de la Santa Misa. Al pasar por la sacristía veo docenas de casullas todas iguales, todas limpísimas y planchadas y otras tantas albas en perfecto estado de revista. No falta nada ni sobra nada: los atriles, misales, vasos sagrados, vinajeras…
Me detengo un instante para contemplarlo todo y me siento orgulloso de las chicas de la administración. Cuando los curas recién llegados se revistan con estos ornamentos y suban al altar donde todo resplandece como si estuviesen estrenando la casa, les resultará sencillo descubrir una vez más que no hay momento más sagrado y solemne que éste en la vida de un sacerdote.
Ahora sí que se ha hecho silencio en Molinoviejo. Los curas, como las plantas bajo la nieve, crecen para adentro.  

13 comentarios:

pacita dijo...

Que alegría tantos sacerdotes, pero cto trabajo para kale Administración.

Anónimo dijo...

Supongo que se habrá notado aun más en la casa la presencia de ese silencio que la semana pasada parecía algo costoso encontrar...
Mea culpa.

Marita

vila dijo...

Vaya Marita me has "pisado el comentario". Es cierto que a nosotras nos ha costado guardarlo pero me ha valido la pena el CR a todas luces.

Rezare mucho por ellos junto con usted

Lady_kaos dijo...

la Administracion...ainssssssssss, se me saltan las lagrimas, mi hermana pequeña lo es...k recuerdos me trae, y mi sobrina...quien sabe todavia es pequeña, la unica chica entre nueve sobrinos, a ver si sale algun curica de tanto chiquillo..mientras rezamos por los que ya son y los que estan con usted.

Antuán dijo...

Sin palabras! Adiosle

Cordelia dijo...

Qué bonito, eso de que los curas crecen para dentro...

yomisma dijo...

Y la foto de Segovia, preciosa.

pacita dijo...

Gracias a este globo :hoy he conocido a Vila!!!!!! Q alegría

nines dijo...

Ay D.Enrique ¿de donde ha sacado esta foto de"mi" Segovia? ¡que pasada! como dicen mis nietas con el pavo puesto. Curitas, curitas,las niñas de mis ojos;digales que tienen una viejita que ¡reza,reza,reza...!Tambien tengo un que "corretea"por Pamplona

¿

Luna dijo...

Tres sencillos párrafos pero cuánto hay en ellos. Desde los pequeños detalles, el silencio, la actitud de escucha y de dar... hasta la Misa. Me ha encantado y con ello, la foto es preciosa. Nunca he conocido Segovia desde ese ángulo. Buenas noches y gracias por estas palabras.

Vila dijo...

Pacita he pasado una tarde estupenda.
Gracias D.Enrique

Papathoma dijo...

No soy abuela pero también son la niña de mis ojos los curicas. Desde aquí, un intensivo de rezos por "sus" 41+1, de parte de mis niñas también, que rezan desde chiquitinas por ellos. Que no se acostumbren nunca a los milagros de la Gracia que pada por sus manos.

Anónimo dijo...

Si crecen para dentro ya me quedo más tranquila de que mis hijos sean bajitos. En cualquier caso rezo para que la sotana les queda digna y tengan altura como para que tenga una buena hilera de botones.

En la primera charla que le dieron en el cole creo que contó que el sacerdote llevaba 40 botones. Por favor, que por lo menos llegue a 37....