sábado, 9 de marzo de 2013

Sede Vacante (IV)




Tienes razón, Antuán; me ponen mucha tarea; pero no me quejo, porque pocas veces he tenido unos encargos tan gratos. Por la mañana, clases de “Teología Espìritual”, una asignatura que tiene muchos nombres. Al mediodía llegan quince chicos del Pabellón y me piden que “les cuente cosas”.
Me desahogo con ellos recordando las dos sedes vacantes que viví en Roma a la muerte de Pablo VI y de Juan Pablo I. Han pasado 35 años y recuerdo cada mínimo detalle de aquellos días “tremendos”.
“Tremendos”, sí. Del latín tremere: terribles, dignos de ser temidos. La sede vacante no es un tiempo alegre. No estamos en vísperas de un sorteo de Navidad. Un Papa santo y sabio se ha sentido sin fuerzas para gobernar la barca de Pedro, porque la tempestad arrecia y le ha fallado la tripulación. No es una buena noticia.
 Necesitamos un nuevo patrón (me gusta esa palabra) y seguramente un equipo nuevo que enderece la barca. Sea quien sea, tratarán de crucificarlo desde el primer día, como hicieron con su predecesor. 
Un pronóstico sencillo: de ahora en adelante oiremos encendidos elogios de Benedicto XVI en boca de los mismos que le insultaron.
Perdonad que me haya puesto serio. Triste no. Creo en el Espíritu Santo y en la oración de millones de católicos. Creo especialmente en la oración de un obispo santo de 86 años que se ha escondido del mundo para rezar, sin bajarse ni un instante de la Cruz.

19 comentarios:

FERNANDO Q. dijo...

¿le ha fallado la tripuladión, don Enrique? ¿hay que corregir el rumbo? O es que el Mal se empeña en mandarnos tempestades?

MARISOL dijo...

Comparto su comentario.

Mercedes dijo...

Sin comentarios Don Enrique!! Con mucha oracion!!

pacita dijo...

Tiene toda la razón aunque suene muy duro.hay hacer limpieza y por la comunión de los. Santos hacer q llegue sangre limpia a todas partes desde el corazón hasta la punta del pié.

pacita dijo...

Mañana a las 11 entra de novicia MArta hija de unos amigos en el convento IESU COMMUNIO acuérdese en la misa porfa.

Anónimo dijo...

D. Enrique, siga con estas entradas! Me ayuda a no perder de vista este tema crucial que tenemos ahora entre manos: agradecer a Benedicto XVI rezando x él, el cónclave, el futuro Pápa...si Dios ha querido que viva este momento.....a ver qué hago!!!
Paloma

Vila dijo...

He estado pensando si poner un comentario más o si poner realmente lo que me ha sugerido la entrada de hoy; y opto por esto último (quien me conozca sabrá que no podía ser de otra manera), puesto que D.Enrique siempre me permite decir las cosas tal como las pienso.

Es una entrada sin duda seria pero clara y real, pero no la calificaría de dura.

No sé vosotros pero al leer "le ha fallado la tripulación" no he pensado en las altas jerarquías de la Iglesia, o en la Curia, ni siquiera en los colaboradores más directos de nuestro Papa emérito, sino que he pensado en mí, porque formo parte de esa barca que es la iglesia y efectivamente yo le he fallado: porque realmente he rezado poco por él, porque no le he acompañado ni con mi oración ni con mi presencia en tantas ocasiones … o cuando en el trabajo… o cuando en casa… efectivamente sin duda le he fallado. Pero ahora puedo poner mi granito de arena rezándole como nunca lo he hecho y por supuesto rezando por el nuevo Papa desde el inicio de su pontificado; y lo dejo aquí para evitar el empezar a ser excesivamente personal y que el Capitán me censure el comentario.

Y por cierto D.Enrique ¿qué es la Teología Espiritual?

ALEJANDRA dijo...

En esta web : https://adoptacardinal.org/
se han organizado para rezar por el nuevo papa, el funcionamiento de la página es sencillo: el usuario se registra con su nombre y dirección de correo e inmediatamente se le asigna al azar uno de los cardenales que participaran en el cónclave. La web recomienda "rezar un momento al Espíritu Santo" antes de solicitar que se le asigne un purpurado. No se permite la posibilidad de elegir a un cardenal concreto para evitar que alguno quede sin ‘padrino’.

La propuesta de la iniciativa es que, durante el periodo que dure la elección del nuevo Papa, cada uno de los participantes rece o haga ayuno por el cardenal, aunque no establecen un único modo de participar. En este sentido, explican que "cada uno debe encomendar a su cardenal según sus fuerzas y posibilidades".

pacita dijo...

La tripulación de la q habla D.Enrique creo q la formamos todos desde el q está más arriba hasta el último, todos podíamos haber hecho más.rezar por el,leer sus escritos, colaborar en las parroquias.........cada uno sabremos con nuestras circunstancias de vida donde podemos apoyar.Para el nuevo Papa sea cual sea la oración de toda la Iglesia ha de ser como un subidón de adrenalina pero lo más importantes ver q detrás de todo estará el Señor.Amén

pacita dijo...

Acordaros de Marta!!!!!!

Verónica dijo...

me ha impresionado su comentario, D. Enrique. Creo, a pesar de suscribir punto por punto, los comentarios referentes a que cada uno, cada una, le hemos fallado, por no haberle apoyado con nuestra vida de oración y sacrificio (no lo suficiente), sin embargo, la alusión a que "le ha fallado la tripulación", intuyo que alude a las más altas esferas del Vaticano: al parecer, hay enfrentamientos y divisiones en la Curia, y esto no debería extrañarnos ni asustarnos, pues los conflictos interpersonales son algo consustancial a la naturaleza humana herida por el pecado original.
Lo que más me ha "tocado" de su comentario es lo de que "Dios cuenta con nuestra oración": parece algo obvio, y sin embargo, cuántas veces hemos leído en la Sagrada Escritura que la oración de un justo ha logrado cambiar el curso de la historia, y mover a compasión el corazón de Dios. Pienso en Moisés y en la triste historia del pueblo de Israel, inquieto e impaciente mientras esperaba al patriarca, que había subido al Monte Sinaí y parecía que no iba a volver nunca... Le pidieron a Aarón que les fabricara un becerro de oro, y se pusieron a adorarle. Moisés, en su oración "cara a cara" con Dios, logra aplacar la ira santa del Altísimo, ofreciéndose él mismo a sufrir el duro castigo que el pueblo de Israel merecía por el crimen de la idolatría... Vemos aquí una figura de Jesucristo que, sin haber cometido pecado, se hizo a Sí mismo "pecado" por todos nosotros. La oración de intercesión de Moisés cambia el curso de la Historia.¿No podríamos hacer lo mismo nosotros, impetrando la misericordia del Señor en este duro trance, momento crucial de la Historia?

Muchas gracias por su comentario, D. Enrique.

Enrique García-Máiquez dijo...

No hay nada que perdonar por haberse puesto serio. No es para menos. Un abrazo agradecido.

Papathoma dijo...

Gracias por la claridad. Es bueno saber la verdad y así rezar más y luchar en serio.
Estoy rezando una oración al E. Sto que me envió Yomisma, que me sirve para rezar por los Cardenales en estos momentos, adaptándola un poco.
Si ella quiere traducirla y colgarla aquí, quizás pueda ayudar a alguno más.

Silvia dijo...

Creo que no entiendo la entrada de hoy, sea por desconocimiento o falta de capacidad, pero hay algo que se me escapa. ¿La tempestad arrecia? ¿le ha fallado la tripulación? ¿Un tiempo de tanta Oración y no es un tiempo alegre? Vale que se nos partió el corazón al oir las últimas palabras del Papa Benedicto, pero nos, perdón, me sentí orgullosa (envidiosa) al ver su capacidad de dejarse llevar en los brazos de Dios. De acuerdo que no todos los miembros de la Iglesia son Santos (vasijas de barro) y que cada uno de nosotros deberíamos haber hecho más, pero la Iglesia es Una, es Santa.... "La Iglesia no tiene consistencia por sí misma, está llamada a ser signo e instrumento de Cristo en pura docilidad a su autoridad y en total servicio a su mandato" (Lo copio de la Homilía de Consagración de La Sagrada Familia). Lo que pido al rezar por el Papa, por el Nuevo y por Benedicto, y por el Cole de Cardenales es eso docilidad y servicio a Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espírito Santo.
Lo siento creo que la entrada de hoy no la he entendido.

yomisma dijo...

Yo tampoco lo entiendo. No se sí estamos muy influidos por los medios, pero me parce que el Papa dijo que se iba por su "edad avanzada" y por "falta de fuerzas para desarrollar el ministerio petrino". Y no creo que las declaraciones del papa estén llenas de segundos sentidos. Son claras : soy mayor, muy mayor, y mi cuerpo no puede sostener este trote. Lo demás son conjeturas. No se va porque tu y yo no hayamos rezado lo suficiente, o porque haya dentro del Vaticano gente mala. Lo vio en la oración con Dios y sigue Su voluntad. Y no me embrollo más. Parafraseando a don Enrique, se puede decir más alto pero no más claro,

Boo dijo...

D.Enrique,muchas gracias. Me gustaría, en mi ingenuidad, que en la Curia fuesen superhombres y no tuvieran fallos y pecados. Me doy cuenta de que tengo que rezar más. Hoy el Evangelio nos habla del hijo pródigo y su hermano y en Misa nos han leído un discurso de Benedicto XVI en un Centro Penitenciario de menores que os recomiendo. Fue el 18de marzo de 2007 y se puede buscar en internet.
http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/homilies/2007/documents/hf_ben-xvi_hom_20070318_istituto-penitenziario_sp.html

Lucia

Anónimo dijo...

No sé si le ha fallado la tripulación pero si sé que no ha renunciado por eso, sino porque es un hombre que ha dado siempre mucho peso a las razones, y se ha dado cuenta que la Iglesia actual necesita de un Papa visible y en su puesto, y que eso no se puede hacer cuando te abandonan las fuerzas por la edad.

Podemos inventarnos mil interpretaciones pero si Benedicto ha dado ya una, ¿para qué complicarla?

pacita dijo...

Yo creo q aquí no se cuestiona pq se ha ido el Papa puesto q él claramente lo explicó, sólo comentamos lis últimos acontecimientos q están pasando pedimos q él próximo Papa se sienta muy apoyado por todos los miembros de la Iglesia

Lady_kaos dijo...

la Iglesia como institucion es santa, creada por Jesucristo, pero las personas que la componemos desde abajo hacia arriba, como la piramide de los alimentos, somos humanos con nuestras virtudes y nuestros defectos. Benedicto en su gran humildad comprende que Dios le pide dejar paso a otro Papa, decision dificil y que le costaria mucho tomar.Y hemos de rezar mucho por Benedicto, y por el proximo Papa, porque recuerdo lo dicho desde el Papa, pasando por cardenales, obispos....hasta llegar a los cristianos de a pie todos somos humanos. Si fueramos perfectos seriamos dioses, asi que no merece la pena fustigarse por no haber rezado suficiente, lo importante es darse cuenta y rectificar.
Y lo de las intrigas de Vaticano, desde Pedro el primer Papa, ya habia prensa amarilla, aunque de otra manera.