domingo, 3 de marzo de 2013

Silencio y viento


Como estoy solo en la casa antigua de Molinoviejo, me siento junto a la chimenea de la sala de estar para alejarme lo más posible de la televisión. Ahora el Señor está muy cerca, al otro lado del tabique.
Me acerco a mi habitación y cojo un par de poemarios que traje para estos días: “el libro de la Pasión”, la obra maestra de José Miguel Ibáñez Langlois, y “Casa propia”, de Enrique G-M.
Apenas he podido terminar un poema de la Pasión: salieron a la noche, a la inmensa, la dulce, la pavorosa noche. El poeta habla de Getsemaní mientras al otro lado de la ventana sopla un viento negro que agita los grandes pinos del jardín.
Me levanto y abro la puerta que comunica el cuarto de estar con el oratorio. Necesito sentir la vecindad de ese Dios escondido, que nos pide compañía. Hablamos en voz alta ―yo desde la chimenea, Él desde el Sagrario― del Papa que va venir. En el periódico hay una lista de “papables”.
―¿Cuál es tu candidato? ―le pregunto―.
Venzo la tentación de cerrar los ojos y apuntar con el dedo al azar a ver qué pasa.
Son casi las 12 de la noche. Colgaré esto en el globo antes de que termine el día. 

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias.

Marita

yomisma dijo...

Abro el iPad y me encuentro esto. También estoy sola aún rodeada de gente. Y se me ocurre que qué envidia lo de tener al Señor detrás del tabique del cuarto de estar. Tendría que preguntarle tantas cosas. A ver si cuando los gnomos se acuesten tengo un poco de silencio para escuchar. Hoy estoy triste. Le puedo mendigar una oración? Gracias.

Cordelia dijo...

Me acabo de levantar para volver de sopetón a la vida irreal, después del fin de semana de intensa realidad. También a mí me da envidia, como a Herself. Gracias

pacita dijo...

A mi me da envidia la fe q usted tiene, yo hace un tiempo q aún teniendo al Señor en la Eucaristía delante mío me vienen dudas y si esto y si no fuera verdad....perdón proteste comentario pero se q estamos en familia.animo yomisma.

silvia dijo...

A mi tb me da envidia. Como hacer , para quedarme sola con Ese Dios que me espera dia tras dia. Me gustaria realmente estar sola con El y q me explicara algunas cosas que no entiedo. Que me enseñara a orar bien en estos dias que estoy en molinoviejo, a saberle tratar....

Papathoma dijo...

Pacita, ¿has leído un libro sobre la Madre Teresa que se titula "Ven, sé mi luz"?
Seguro que te consuela en esos momentos de oscuridad.

Papathoma dijo...

Pacita, ¿has leído un libro sobre la Madre Teresa que se titula "Ven, sé mi luz"?
Seguro que te consuela en esos momentos de oscuridad.

pacita dijo...

Si.si Papathoma lo leí hace un tiempo.quizá debería volver a hacerlo.gracias

Almudena dijo...

Gracias por la entrada. Me consuela saber que usted también tiene "tentaciones tontas" de esas

Lady_kaos dijo...

hace ya muchos años que vi ese oratorio y no me acuerdo como era el sagrario ni las pinturas, pero cuando estoy plof, me imagino que soy el apostol que esta en la ultima cena sobre su pecho, el Señor me mesa el pelo, y el latir de mi corazon baja de intensidad, hablo con El en susurros, y le digo hoy no puedo mas, me llevas a coscaletas, no peso mucho..., otras veces me voy a retablos que me han ayudado y me imagino que soy una mas, y el Señor me dice ven sientate a mi lado, hoy no tienes buena cara, que te pasa?¿te duele el alma?¿.....

Sonia dijo...

A veces creo que me cuelo allí, por Molinoviejo,y me imagino ese bosque, y una luz através de una ventana.

ánimo, yomisma y saludos a todas.

cristina dijo...

Yo quiero agradecerle su sinceridad, su cercanía, esa otra visión del mundo, en donde lo que de verdad importa es el Señor. Gracias.

Rocky Balboa dijo...

me gusta mucho el comentario de la tal lady_kaos...

Vila dijo...

Estos dias han sido los mejores del año, como dice Cordelia una realidad viva. Ahora tambien ya he vuelto a la otra realidad cotidiana pero con otro brío al fin.

Me ha encantado Molinoviejo nevado y el cruzarme con usted por los pasillos de cuando en cuando.

Muchas gracias por las dedicatorias plasmadas. como dice usted : que su libro haga mucho bien!! . Se me olvidó decirle que cada noche le leo un capitulo al,pequeño ajedrecista y aunque tan solo tenga 10 años le esta encantando. Para los mayores no dude que nos ayuda mucho a rezar.

Feliz estancia y cuidese mucho

Antuán dijo...

Dulce compañia. Pero también hay que dormir. Adiosle