domingo, 10 de marzo de 2013

Sede Vacante (V)


Aquellas otras “sedes vacantes” (1)


El 6 de agosto de 1978 era domingo. El Santo Padre Pablo VI había suspendido el tradicional rezo del Ángelus con los fieles que nos agolpábamos en la pequeña plaza de Castelgandolfo. Todos sabíamos que estaba muy enfermo y a nadie sorprendió la noticia de su muerte al caer la tarde.
Yo merendaba con unos amigos a unos cientos de metros de la Villa Pontificia cuando oímos las campanas que anunciaban su fallecimiento. Allí mismo rezamos un responso por su eterno descanso.
Pablo VI había sido un gran Papa. Tomó el gobierno de la Iglesia en un momento difícil, con un Concilio que no acababa de encontrar su camino y un mundo lleno de miedos y contradicciones. El viento marxista del Este avanzaba imparable y su ideología atea se filtraba por las grietas del naciente estado del bienestar, mientras el viento del Oeste, hedonista y sucio, comenzaba a corroer las raíces cristianas de la vieja Europa.
Pablo VI reordenó el Concilio y lo llevó a término en 1965. Su magisterio fue rico y fecundo, y fue enorme su tarea como Pastor y como referente moral en el mundo entero.
Sus últimos años fueron particularmente duros. El Papa estaba triste. Llegó a decir aquella terrible frase: “el humo de Satanás ha entrado en la Iglesia”, y desde el balcón de Castelgandolfo pidió al Señor más de una vez que se lo llevara.
La sede vacante fue dura. Rezamos mucho porque sabíamos que el siguiente Papa sería mártir desde el primer día. El ánimo de los hombres de Iglesia ―cardenales, obispos, sacerdotes― oscilaba entre el temor y la Esperanza.
También Albino Luciani tenía miedo. Lo dijo unos días antes de ser elegido Papa con el nombre de Juan Pablo I.

13 comentarios:

Papathoma dijo...

Le he pedido a Dios que todos los Cardenales se preparen adecuadamente para esta tarea trascendental: con Oración, penitencia...., que se confiesen, de manera que su alma esté preparada para escuchar las indicaciones del E. Santo y no las insidias del Enemigo....disfrazadas de las más diversas formas.
Me están preocupando estas entradas suyas pero no me sorprenden. Si toda la Iglesia está rezando aL unísono, es que hace falta. Y tenemos a nuestro queridísimo BXVI "tirando" de la Iglesia con su Oración.

AM dijo...

Si pero el primer mensaje de Juan Pablo II fue "no tengáis miedo". Y no lo tenemos. Non praevalebunt!

Pablo dijo...

Levante el animo,hombre!!
Los hombres somos un desastre.
Pero nunca nos abandona el "Todopoderoso".

Vila dijo...

Cuando sucedio todo esto yo era una nińa de 10 ańos, recuerdo a Pablo VI como persona triste y por supuesto a JPI tal vez de una forma idílica por la marca que me dejo a mi corta edad su sonrisa y su escaso mes de reinado y por todas las conjeturas y estupideces que recuerdo haber oido por su muerte

El leer hoy esta entrada me ha ayudado mucho. Me hace ser mas consciente de todo lo que tengo que rezar por la Iglesia. No es que me chupe el dedo al respecto, la verdad, pero no me suele gustar hablar de estos temas. La Iglesia esta formada por hombres, es verdad, pero como nos ha recordado el Papa en su renuncia, la Iglesia es de Cristo y él la protege.

pacita dijo...

Pero os extraña q tuvieran miedo? Aunque al Papá le asista el Espíritu Santo es muy humano q la primera impresión sea como el q salta al vacio.

Isabel dijo...

Sí, como a Pablo me parece que está con el tono anímico bajo.
Desde la ignorancia más absoluta, mas bien desde la sensación intuitiva, así que puedo estar diciendo una gran tontería, pero me parece que la Iglesia hoy no está como estaba en el 1978. Me parece que ha estado muy revuelta pero se está asentando.
No ignoro que hay problemas gravísimos, pero también hay muchos signos de esperanza. No sólo por los muchos jóvenes que dentro de un magma de suciedad son capaces de seguir a Cristo con valentía (en mi juventud no hacía falta valentía para ser cristiano, aunque se notaba ya el cambio social).
Ni sólo por los muchos movimientos eclesiales y nuevas espiritualidades que, más bien que mal, ayudan a muchos cristianos.
Lo que más se nota es que a muchos de los sacerdotes, obispos y cardenales se les empieza a entender cuando hablan. Estos días en que les preguntan sobre los últimos acontecimientos, utilizan un lenguaje normal. Reconozco que yo antes cuando hablaban los obispos sentía como si fuéramos de dos mundos distintos y desconectaba. Ahora dicen cosas que llegan al alma y eso te hace sentir que pertenecemos a la misma Iglesia, que todos hacemos la Iglesia, que todos estamos en el mismo mundo.
¿No os hace mucha gracia que en los medios de comunicación nos digan que el cardenal Lombardi pasa un "briefing" a los periodistas? No es que yo apoye que acabemos diciendo que están en "conclaving", pero esto significa que los cardenales están en el meollo del periodismo, como pueden estar en otros muchos meollos.
El aumento de los medios de comunicación ha hecho mucho bien a la Iglesia, que siendo portadora de la Verdad no tiene nada que esconder. Yo estos días estoy recibiendo a través de VISnews las últimas noticias al momento, y a través de Zenith puedes saber lo que ocurre en todo el mundo, y te hace sentirte dentro de la Iglesia y en todas partes donde hay algún católico.
Y estas y muchas más cosas las han hecho Juan Pablo II y Benedicto XVI, que han sido dos grandísimos dones de Dios, que nos está tratando muy bien, as usual.
Así que no niego que tengo algún temor, pues negar la existencia del mal sería absurdo, pero es mayor la confianza.

Cordelia dijo...

Ayer me preguntaron dos personas en el trabajo qué piensan los fieles de a pie de la renuncia del Papa. Personas creyentes, pero alejadas de la Iglesia. Hice lo que pude...

Anónimo dijo...

Isabel,sigue relatandonos noticias,eres muy objetiva y no creo que sea porque te lo merezcas,tienes mucho que aportarnos,y das Luz de la buena.
Dá lo que has recibido.Escribe.

pacita dijo...

Q mensaje tan extraño anónimo!!!! Hombre yo creo q Isabel escribe bien pero q el blog. es de D.Enrique.vaya digo yo!

Papathoma dijo...

A veces los anónimos dais miedo, de verdad. ¿Por qué? Por las afirmaciones rotundas y hasta indicaciones q hacéis a personas reales -con pseudónimo o no, pero en todo caso individuales y reconocibles para el resto de globeros-, pero sin mostraros. ¿Cuál de los anónimos eres?
Isabel, yo no seguiría consejos de desconocidos....que además juzgan si eres merecedora o no de lo que alaba.

Ah, respecto al supuesto "ánimo bajo" del Capitán.... No tengo ni idea de si es así, en todo caso no conviene confundir "seriedad" con "pesimismo" o "desánimo".

yomisma dijo...

Así me gusta Cordelia, sembrando el bien!

Anónimo dijo...

Buff!!mejorando lo presente que en este caso es el patron del globo.
No habia pensado....

Isabel dijo...

Ja, ja, ja, esto es muy divertido. En el fondo me parece que es puritita y cochinona envidia, ja, ja, ja, y a mí me ha sentado de miedo, lo reconozco.

Gracias anónimo por tus palabras, no sabes lo que me anima que alguien me aliente a escribir, porque a mí personalmente me ayuda y creo que debo hacerlo. Me has dibujado una sonrisa de oreja a oreja y más allá.

Papathoma, a quien no conozco, ¿no te das cuenta de que me has dado el consejo de no seguir los consejos de quien no conozco, es decir, tampoco los tuyos?. ¡Menudo lío!, ahora no sé si seguir escribiendo como me dice el anónimo, o dejar de hacerlo, como me sugieres, pues no puedo haceros caso a ninguno. Probablemente haga lo que me dé la gana, como procuro (seguro que conoces a quién dijo que era la razón más sobrenatural que existe).

¡Ah!, otra cosa, el padre Lombardi no es cardenal, como dije en el anterior comentario.

Don Enrique, si le parece que escribo demasiado y que le invado, me lo dice y tan contentos. No me va a molestar. El blog es suyo. Me pasaré al club de los vilipendiados anónimos, y seguiré escribiendo, ja, ja, ja. No, es broma. ¡Ah! y si le ha molestado que haya sugerido que está desanimado sin saberlo, lo siento, me he equivocado, no lo haré más. Sólo ha sido una sensación de este post y otro anterior, pero de las sensaciones no se puede fiar uno.