sábado, 6 de julio de 2013

Diálogos pajareros (II)

 El gorrión

El calor ya está aquí; ha caído de golpe como una losa y se ha hecho silencio en el jardín. Los pájaros se esconden; parecen contener el aliento. Yo me atrevo a salir de casa en busca de conversación, pero ni siquiera veo al pequeño carbonero amarillo que suele pasearse por los pinos.
Me siento a la sombra del sauce y sale disparado un gorrión común que estaba debajo de la silla.
―Perdona, chico. No te había visto.
El gorrión no responde pero tampoco se asusta por mi presencia. Él sigue, dale que te pego, picoteando en el suelo a mi alrededor.
―Escúchame un momento, por favor, y deja ya de comer.
―Así que ahora te das cuenta de que existo. ¿Dónde están tus amiguitos de colores? Ya comprendo; a mí me desprecias porque me tienes a mano y soy vulgar. No vale la pena sacar los prismáticos para contemplarme.
―Reconócelo; tienes poco interés: no cantas, eres feo y te pasas la vida comiendo.
―¿Y qué quieres que haga?, ¿gorgoritos de ruiseñor? Soy un gorrión y tengo que comer a todas horas para limpiar cuidadosamente las inmundicias que dejáis los bípedos implumes. Ésa es nuestra vocación; para eso nos creó Dios. Vivimos sólo donde hay hombres y aseamos vuestra casa. 
―Sin embargo dicen que últimamente os va mal. Parece que estáis en peligro de extinción. Supongo que ya no os necesitamos.
―Así que, según tú, estamos de más. ¿Te das cuenta, querido, que estás poniendo en duda la infinita sabiduría del Creador? Es verdad, estamos en recesión y la culpa es vuestra. Ahora lo dejáis todo tan limpito que apenas podemos alimentarnos. La nouvelle cousine y el sushi no dejan restos. Pero, ya verás; el día en que desaparezcamos los gorriones, la humanidad entera estará en peligro. Y vendrá el Hijo del Hombre sobre las nubes del Cielo para pediros cuentas.
Me despierto bruscamente con una gota de sudor en la nariz. El calor genera extrañas pesadillas. A dos o tres metros de mí está el gorrión con su pareja y no para de picotear entre la hierba.
 
 

15 comentarios:

c3po dijo...

¿Se da Vd cuenta de que los gorriones están en todas las latitudes y altitudes?
Desde los Alpes a los desiertos Africanos, desde Murcia a Bilbao.
Comen de todo lo que pueden y cuando pueden.
Son guays, no le digo más!
A ver, no son precisamente guapos, pero ¿quién ha decidido lo que significa guapo? ¿Agarra Ruíz de la Pata? ¿Emilio Tulli? ¿Catalina Ferrera?

Ana dijo...

Hay lugar para todos en este Mundo: haya PAZ !!!!!!!!! Todos somos necesarios, cada uno con su Misión... Esos gorriones que inundan nuestras calles con su ir y venir: que linda escena: veo que tienen su carácter también... Buen Domingo !!!!! para todos y a disfrutar del Globo que está genial !!!!!!!!!!

Papathoma dijo...

Los gorriones eran mis pájaros favoritos de pequeña, junto con las golondrinas.
Había muchos en el jardín de mis padres y, como teníamos perro -al que mi padre le hacía pacientemente un guiso de arroz con carne a diario- se comían los granos de arroz que se caían...así que estaban gorditos y parecían bolitas con alas.
Nada que ver con el primo flacucho de la foto...
Hasta no hace tanto, pensaba que los gorriones eran más redondos.

yomisma dijo...

Ya se lo advirtió el androide: acabarán hablando con Ud.

Todoslosnombres dijo...

¡Uy! acabo de darme cuenta de que esto son "Diálogos pajareros" y no "pasajeros", como leí en el "I".

Padre, parece que sólo fue una pesadilla de una siesta de verano.

Es verdad, los gorriones aparecen, están, en cualquier rincón. Para mí que me muevo más por el asfalto y sólo puedo ver palomas, vencejos, golondrinas y gorriones, pues para mí no es feo ni vulgar y le perdono que no cante. Él es "el gorrión", y nos conocemos de toda la vida. Me gusta su soltura, su desparpajo. Hay que verlos cómo se posan encima de la mesa de cualquier terraza al aire libre y picotean descaradamente todo lo comestible.
Los gorriones saben perfectamente cuál es su misión y para qué fueron traídos a este mundo. Y lo hacen y no se amilanan; aunque ahora en vez de tortilla de patata tengan que picotear tortilla de patata "deconstruida".

Hay una especie que sí es fea, pero fea, fea: el pajarraco. Y algunos no tienen plumas.

¿Os gustó la película de Hitchcok, "Los Pájaros"? A mí sí.

Gracias por esas letritas y por la foto. Iré conociendo a cada pájaro por su nombre.

Lady_kaos dijo...

Ayer 5/07/2013, mi primo Paco de 34 años, fallecio por suicidio. Pido oraciones por su alma.
Deja mujer y dos hijos.
Padres, dos hermanas, dos sobrinos.
Mis padres, que son sus tios,ocho primos y nueve primos segundos.
Pido oraciones por su familia,para que puedan aceptar su fallecimiento y el dolor de las circunstancias del mismo.
Mañana sera el entierro.

ALEJANDRA dijo...

Hasta que empecé la Uni,que tuve que irme a otra ciudad, viví en una casa con jardín. Eso me permitió criar a más de un gorrión caído de su nido, al que más quise sin plumas. Lo alimentaba con una papilla de galleta y agua, y le daba gotitas de agua con mi dedo meñique.Cuando alguien pasaba a su lado piaba tal cual lo hacen con sus padres.Una vez adulto,dormía en una habitación cerrada para que no tuviera peligro, en una cestica de esparto con un algodón, que por cierto mantenía él super limpia, sus cosas iban siempre fuera. Al ir a por él cada mañana, imitando su "piular", volaba a mi mano. Si veía a alguien de la familia y le llamaba, él movía suavemente las alitas y la cola,como si de un cachorro de perro se tratara. Tengo que decir, que de los animales que he tenido, que han sido bastantes, con diferencia, fue el más cariñoso, el más alegre y el más tierno. Y otra cosa, era PRECIOSO, nada de feucho!.
Ojalá la tierra estuviera realmente tan limpia como dice su sueño. Creo más bien que el peligro para los gorriones es por todo lo contrario.

yomisma dijo...

Lady Kaos, rezamos por Paco, por su alma, y por los que os habéis quedado sin respiración. Acuérdate de eso de sta Teresa: entre el puente y el agua estaba Yo.

Altea dijo...

Los gorriones... Me contaba mi padre que ellos en su pueblo, de pequeños, se los zampaban. Hasta para eso servían. Una pequeña pedrada y ¡puf!
Son el único bicho alado del que sé distinguir macho y hembra. Parece ser que los machos llevan "corbata", una manchita oscura en la pechuga. ¿Será verdad?

Antuán dijo...

Me gustan mucho los gorriones, no son nada vulgares ni altaneros; digamos que son como los ciudadanos de a pie. me caen ¡genial! Adiosle

Anónimo dijo...

que interesante...

Rocky Balboa dijo...

Qué imaginación tiene usted, Don Enrique...
Lady Kaos, rezamos por él... qué tristes son los suicidios.

Pedazo de anónimo dijo...

Lady Kaos,me acordaré y mucho.Es un buen palo.Pero hay cerebros que no producen una sustancia y casi obligados deciden desaparecer de éste mundo.Ellos no lo deciden,si pudieran no lo harian.Estate muy cerca de sus padres,de su mujer y de tus sobrinitos.Un abrazo muy fuerte.Y mucha fuerza que seguro la tienes,te necesitan mucho Lady Kaos.

Fernando Q. dijo...

Don Enrique una pregunta: ¿qué hace Kloster mientras usted duerme? Por que creo que es él quien le susurra estas historias tan interesantes.

Lady_Kaos, que Dios os dé consuelo.

Anónimo dijo...

Pues a mi los gorriones me parecen fascinantes y preciosos. Es cierto que tampoco tienen un color tan bello como otros pájaros pero siguen teniendo esa forma tan elegante de volar que tienen todos.
Ayer mismo me encontré una cría que casi no podía volar y a la que estuvo a punto de atropellar un coche. Se dejó coger y cuando mi hermanita lo acarició cerró sus ojitos. Esa bolita suave de plumas marrones me pareció bellísima.