martes, 21 de enero de 2014

El Cielo se parece a...(IX)



…¿a una familia?


Aquí, en la tierra, “intimidad” y “soledad” son dos palabras que van siempre juntas. Los amantes comparten su intimidad quedándose a solas. “Tres son multitud”, suele decirse.
En el Cielo las cosas son diferentes. Tenemos una cita en el corazón de Dios. Y allí nos encontraremos todos muy apretados, pero a solas con el Amor. 
No me pidáis que lo explique, porque no sé hacerlo. Sólo sé que cuanto mayor sea la muchedumbre, más participaremos de la intimidad con Dios. No nos veremos nunca como parte de un rebaño; al contrario; nos sabremos amados personalmente como si no existiese nadie más en el mundo. Y Jesús nos abrirá de par en par todos los secretos de su corazón.
―Y eso, ¿a qué se parece?
―¿Tal vez a una familia? Sí, creo que sí. Yo al menos he conocido a alguna familia muy numerosa que, a medida que iba creciendo parecía más pequeña y más feliz. Me quedaría con ellos toda la vida.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Si D.Enrique cuanto mas grandes son las familias, mas te olvidas de ti y mas piensas en los demas.
El domingo pasado acostabamos a los niños, los tres chicos en su cuarto, despues de rezar un Padrenuestro, nos fuimos todos a la cama , como digo los tres chicos en su cuarto, las chicas en el suyo y nuestra puerta medio abierta, por si se les habia olvidado pedir algo mas ( un vaso de agua, el ultimo beso,alguna preocupacion de ultima hora) .Pero no esta vez dia 19 de Enero les dio por ponerse a cantar villancicos, los chicos empezaban con " mi burrito ..." y las chicas continuaban con " campana sobre campana " su madre y yo lo oiamos desde nuestro cuarto, y nuestro sueño avanzaba a medida que sus cantos se debilitaban por el cansancio de otro domingo sin parar. Pero fue como una nana preciosa, tuve la sensacion de estar en los brazos de la Virgen , que me decia al oido duermete niño. Pense en D.Santos Velasco y en su eterna sonrisa, el cielo se parece a la sonrisa de D.Santos y a los villancicos del diecinueve de Enero.
Por Cierto lo de ser pastor de Albatros, me parece genial, por que yo siempre he soñado con volar como un bencejo volar sin parar cerca de Dios

Anónimo dijo...

Perdon Vencejo con V,pero es que uno de mis innumerables defectos es meterme en ambiente y olvidarme de cuidar el Español

Pedazo de anónimo dijo...

El Cielo cómo es de Dios,no tendrá estereotipos de conducta ni de situaciones.No habrá mejores ni peores.Al fin seremos todos iguales en El!.

yomisma dijo...

Si, si, juntos pero a solas, tu y El.

Antuán dijo...

Yo lo veo bien. Esto de pertenecer a familia más o menos numerosa tiene sus ventajas sobre todo si tienes a los padres en el cielo y la seguridad de un hermano también. Es como haber crecido un poco más. Estar más cerca de Dios. Es una suerte. Adiosle

Hexamamá dijo...

Hombre, "pedazo de anónimo", yo creo que aún habrá clases... Me daría no sé qué "sentarme" entre Santa Teresa y Juan Pablo II... Los más santos, en primera fila (Al paso que voy, creo que me tocará detrás de una señora con sombrero y no veré del todo bien).
Igual por eso se parecerá a una gran familia, donde cada uno es bien distinto y aún así se le quiere de verdad: del todo y porque sí.

pacita dijo...

Algún ratito habrá para sentirte sola y única verdad??? Q a las madres eso también nos gusta

Pedazo de anónimo dijo...

No tengo ni idea Hexamamá de cómo nos sentaremos,y de quien nos tapará.Pero yo no creo que haya clases.No me imagino el cielo así.en realidad no tengo ni remota idea de cómo será la otra vida.
Pero seguro que justamente los Santos nos dejaran pasar a "sitios mejores",
Dicen que estaran más cerca de Dios los más Heroicos,pero los menos no sentiran el infortunio que éso representa,y por éso el cielo será de todos por igual.
No tengo ni idea.

Ana dijo...

Bellísima Entrada y mejor foto... Todos estamos gozando sus maravillosas letritas y tocando el Cielo con las manos...Nosotros también somos familia numerosa: una verdadera Bendición de Dios, un sacerdote, una monja, un modelo en París... Grande Pater !!!!!! por estas Entradas espléndidas nos hacen mucho bien...

Cordelia dijo...

No puedo creer lo de las filas... Estoy con el niño que decía que el cielo es estar dentro de Dios, todos igual de dentro, envueltos en ese abrazo de amor y aceptación infinitos. Y a solas? Tampoco estoy muy segura. Compartir ese abrazo, estar allí con las personas que amas... Buf.

ALEJANDRA dijo...

Pienso que el amor de una madre es lo más parecido al Amor de Dios, es como si a Dios se le hubiera caído un cabello y se hubiera ido a implantar en las madres, dándoles ese don inmenso. Teniendo la enorme suerte de poderlo vivir en mis carnes, y teniendo ya un hijo en el cielo ( se fue con 7 días y bautizado, así que al cielo sí o sí), no imagino otro cielo que la vuelta a Ése que nos amó, nos ama y nos amará por siempre, "ésa cama grande" en la que nos colábamos de chicos buscando que se calmara cualquiera que fuera nuestro dolor o malestar...

Todoslosnombres dijo...

Pues el cielo puede que se parezca a ese lugar en el que seremos parte de una familia numerosísima, única, y unida por el vínculo del Amor del que Dios (el pater familia) nos alimentará a cada uno por igual; todos seremos sus predilectos porque todos seremos... ¿divinos?

En la Casa Celeste podremos nadar por un lago que se perderá en el infinito en compañía de cisnes blancos y negros...

Gracias Padre por sus letritas, que ya casi, casi, nos hacen soñar a qué se parece el Cielo.

Anónimo dijo...

Madre mia !! Que bonito D. Enrique, muchas graciad.
Los comentarios, precisos. Yo me uno a todos.
Si que pienso sera lo mas, poder decir .Voy a charlar un rato con la Virgen o a ver que me cuenta mi amiga Blanca, mi padre, S.Josemaria, los niños.

Anónimo dijo...

Sólo Dios sabe cómo se hace éso de querer con locura a todos y que cada uno se sienta inmensamente querido. Supongo que cada persona amará con el amor más grande al que cada uno sepamos llegar y éso nos dará sensación de plenitud.Como una "borrachera" de amor que nos dará alas para trabajar sin descanso y sin cansancio, disfrutando inmensamente de lo que hacemos.
Lucía

Ana dijo...

Yo me imagino el Cielo como un prado donde la luz se hace música, donde el sol se excede en sus luces y mañanas, donde se desliza de puntillas un riachuelo que gime al son de las nubes, donde la claridad rima con la alegría... Imagino algo de temblor en la atmósfera, un leve sentimiento de eternidad y Presencia. Eso es el Cielo.

Es curioso, porque a mí no me gusta el campo... Nací y me crié en un pueblo minúsculo, rodeada de campos agobiantes y me siento en ellos como en una cárcel (soy parapléjica, tengo poca autonomía personal para volar donde me indica el deseo, a esas grandes metrópolis que pueblan todas las fábricas de sueños), así que no sé por qué me imagino el Cielo como un prado, sería más y más de lo mismo. Quizás la culpa recaiga en esas frases jadeantes y ajenas de los urbanitas estresados que nos obligan a compartir sus neuras aunque no sean las nuestras... Será.

El Cielo debe ser un prado, tiene que serlo, verde y sonoro, casi infantil, casi naif, translúcido y fértil, fácil de recorrer para mis piernas torpes y nuevas, y difícil de abarcar con la mirada también renacida. Espero que sea así, porque, si no es así, seguro que cuando me toque marcharme, no lo reconoceré, e igual voy y me paso de largo.

Todo esto dando por sentado que no me tocará ir a la otra "sección" de la Eternidad. La oscura y apartada. ¿Quién sabe, a estas alturas, si no la tengo merecida?

Un saludo, y gracias por compartir sus reflexiones.

Pedazo de anónimo dijo...

Ana,me gusta tu cielo,casi naif,translucido y fertil,facil de recorrer para tus piernas torpes y mi cabeza necia,verde y sonoro,casi infantil,Me quedo con tu cielo.

Anónimo dijo...

Ana querida Ana, desde este momento rezo por ti, Dios te va a llevar seguro con el sin ningun transbordo. Dios da cruz a los que mas quiere y por lo que veo a ti te quiere muchisimo !!

pacita dijo...

Un beso muy fuerte Ana!