viernes, 10 de enero de 2014

El Cielo se parece a... (II)

“Los que mueren en la gracia y la amistad de Dios y están perfectamente purificados (…) ven la divina esencia con una visión intuitiva y cara a cara, sin mediación de ninguna criatura.   (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1023)
 

...a un viaje
―Y si gana usted los cincuenta mil euros del premio, ¿en qué los piensa gastar?―Bueno, pues…, en tapar algunos agujeros y en un viaje. Mi Juli y yo queremos dar la vuelta al mundo” (Oído en la tele).

Cuando me contaron por primera vez que el Cielo consistía en ver “La Divina esencia” cara a cara, me imaginé a mí mismo solo, sentado en una nube, con la mirada fija  en el horizonte. ¡Menudo rollo!, pensé. Aquella felicidad estática y contemplativa me sabía a poco, y con razón.
Ahora comprendo que no había entendido gran cosa. ¿Conocemos el significado de nuestras palabras cuando decimos verdades sobre Dios? Dios es infinito, y aunque tampoco entiendo qué es la infinitud divina, comprendo que es imposible abarcarla. Para conocer a Dios, hasta la eternidad nos parecerá demasiado breve. Habremos de viajar por su mirada en una travesía sin final ni cansancio. En Dios veremos todos los paisajes y oiremos las sinfonías de todas las galaxias. En Él descubriremos colores que nuestros ojos aún no son capaces de avistar. Veremos la luz de todas las luces. Y crepúsculos, amaneceres insólitos, selvas exuberantes y desiertos de oro. En Dios viven las sonrisas, las miradas, las carcajadas más frescas, las obras de arte que los genios trataron en vano de reproducir...
Todo será nuevo en ese viaje. Yo volaré como el águila real, planeando sobre ese Dios infinito que me contemplará. También seré un halcón capaz de dar alcance a mi Amor.
―Entonces, ¿el Cielo es un viaje?
―Será el viaje de nuestra vida, el que ni siquiera nos atrevemos a soñar.
 

21 comentarios:

Anónimo dijo...

y planear y planear y tocar la perfeccion y gozar y Jugar al mus pero claro D.Enrique siempre me imagino jugando al mus en el cielo y pienso , si yo soy perfecto y mi contrincante tambien , y sabe las cartas que llevo , pero yo a su vez se las que el lleva ¿ como se gana al mus en el cielo ? pues despues de unos segundos pienso, si el cielo es la victoria en si misma ....

Goyo

Antuán dijo...

Voy con retraso pero me apunto al 2º comentario del cielo y desde luego eu no llega a imginarselo tampoco como le pasó a san Pablo eso de volar si que me ha pasado alguna vez en sueños, de esto que parece que te vas a caer del susto y pegas un respingo en la cama pero lo de encontrarte con Dios frente a frente debe ser una pasada desde luego pero hay que ganarselo le digo a mi hermano Carmelo. Adiosle

Anónimo dijo...

Pero entonces, si muriendo en gracia ya estamos purificados, ¿qué pasa con el purgatorio?.Luis.

Pedazo de anónimo dijo...

Ay!pater....claro que si.Usted cambiará el utilitario por el aguila imperial y viajará por el cielo.Y seguro que su Amado lo observará entretenido.
Para mi es un viaje,siempre lo he pensado,un viaje de dolor,durisimo, donde las lagrimas y la ausencia duelen tanto cómo el cuerpo de uno propio ,o peor de un ser muy querido.
El final:El Amor,La Infinita Bondad,el reconocimiento del Bien cómo único valor supremo y la ausencia del pecado,la seguridad de estar en Casa,la Alegria de poder estar casi todos,(mejor todos),juntitos.
En realidad yo me imagino el Cielo,un lugar donde no existe el dolor de ningun tipo.

Enrique Monasterio dijo...

Anónimo. El catecismo dice "...y están perfectamente purificados"

Caminando dijo...

El purgatorio debe ser como el aclarado final de la lavadora o el centrifugado, esta limpio pero necesita un último toque.... Para quedar "perfectamente purificado"... Aunque hay quien se lo salta a la torera, ;)

yomisma dijo...

Decia Padre Pio (o San Pio) lo siguiente, que me gusta mazo:
"Pienso que no mucha gente se va al infierno.
Dios nos quiere tanto.... Nos ha formado a su imagen, el Hijo hecho hombre nos ha redimido.Nos ama más allá de nuestro entendimiento. Y estoy convencido de que incluso cuando hemos traspasado de este mundo al siguiente, cuando aparecemos ante Dios, antes de ser juzgados, el nos dará la oportunidad de ver y entender lo que de verdad es el pecado. Y si lo entendemos propiamente, ¿Quien podrá no arrepentirse?"
Padre Pio
(Perdón por la traducción macarrónica.)

Cordelia dijo...

Lo del viaje no es lo mío; simpre he sido sedentaria. Yo no tengo ni idea de como será el cielo, pero estoy segura de que habrá música, una maravillosa, increíble y hermosa armonía compuesta por millones de voces, cada una única y especial, pero formando con las demás la música del universo.
Y cuando intento cantar en el coche alguna canción de Mecano, me consuelo pensando que si llego al cielo, llegaré también a los agudos de Ana Torroja.

Cordelia dijo...

Ah, y en cuanto al mus, no veo la necesidad de saber las cartas del contrincante. La perfección esa no tiene porqué incluir la visión de rayos equis, digo yo. Si llegamos, nos echamos unas vacas, ¿vale, Goyo? Al fin y al cabo, el mus es un juego de caballeros y no se apuesta más que la honrilla y los cafés. No es como el poker...

Adaldrida dijo...

Esto va a ser un libro maravilloso.

Maite Zgz. dijo...

Me ha gustado,la cita del
Catecismo. He sonreído al leer la
palabra...Catecismo...Me ha recordado mis años de colegio.
Don Enrique, yo, el Cielo no lo veo
ni lo siento como un viaje, el Cielo
es pues eso....donde vive Dios.
Pero bueno, Don Enrique, siga escribiendo y contándonos sobre el
Cielo y seguimos comentando que,
como puede observar, nos gusta a todos.

pedazo de anónimo dijo...

El cielo está claro que no es un viaje.El viaje es cómo vemos algunos llegar a el.Roma no es un viaje.Llegar a Roma es lo que es el viaje.

pedazo de anónimo dijo...

Ahora si te gusta el movimiento.Por qué no imaginarte el cielo volando de un sitio a otro o navegando por los oceanos celestiales.

nines dijo...

Y pq tantas palabras... La mirada del Amor!!! No se decir más

Ana dijo...

Bellísimas fotos !!!!! ambas ...Hermoso tema D.Henry, el Cielo el verdadero Camino hacia la Vida Eterna...Al ladito de nuestro Padre del Cielo, donde todos juntos llegaremos a la Plenitud y seremos felices para siempre...Un verdadero placer !!!!!!!

Pilar dijo...

Con permiso de Dios mismo, llegar al cielo debe de ser cruzar tu mirada con la Suya y fundirse en un abrazo infinito que valdrá más que mil palabras, sonidos y paisajes porque en ese abrazo lo abarcará todo ...

Enrique Monasterio dijo...

No trato de definir el Cielo. Para eso está el Catecismo y ni siquiera él lo logra. Mucho menos, vosotros o yo.
Yo me propongo describir "a qué se parece". Y, sí, para eso hacen falta palabras, imaginación, fantasía.

yankee dijo...

Dos días sin entrar en el globo y lo que me encuentro al llegar... qué maravilla las entradas de D.Enrique y los comentarios de los globeros. Me ha gustado mucho el de Yomisma.

Siempre he pensado que en el Cielo tendremos el mismo oficio al que nos hemos dedicado en la tierra, porque tampoco se trata de estar allí todo el día tumbado a la bartola, digo yo.

A mí por ejemplo, que me gusta cocinar, estaré todo el día haciendo pastelitos y cosas al horno, y la magnífica tortilla de patatas receta de mi madre. Lo que sí espero es que en el cielo haya ciertas facilidades, como una varita mágica que recoja la cocina y la deje limpita.

Todoslosnombres dijo...

Puedo imaginar que el Cielo se parece a una gran casa de superficie inabarcable (la misericordia de Dios quiere que quepamos muchos), con paisajes fabulosos (con predominancia de nubes blancas para flotar en ellas...).

No me parecería estar en la Gloria si tenemos que estar toda la Eternidad de brazos caídos, así que el Cielo debe parecerse al lugar donde viven "ángeles" a los que Dios envía aquí abajo para dar un toque invisible de amor, consejo (como seremos más sabios), serenidad, iluminación a los más necesitados de fe y esperanza. Ese cometido me gustaría tener. Y una vez cumplido, volando rápido a mi Cielo.

Quiero seguir imaginando que, algo hay en el Cielo que no se parece a nada...

Bonito fin de semana para todos, y
gracias a todos por sus letritas que me empujan a imaginar el Cielo.





Fernando Q. dijo...

Y además, poder abrazar a aquellos de los nuestros que llegaron antes y nos esperan con una sontisa, diciemdo: "vereis que maravilla".

Ana dijo...

Asi es !!! Encontrarnos con Dios: nuestro Padre del Cielo, nuestros seres queridos, amigos que han llegado antes, abrazarlos, besarlos, gozar con ellos de la Vida Eterna para siempre...
Gracias D.Henry !!! por compartir con nosotros éstas letritas: nos hacen muchoooo bien...
Buen Findeeee !!!!!! para todos...