lunes, 27 de enero de 2014

La muerte tenía un precio

Leo en "El País" que, “según fuentes gubernamentales, la reforma de la ley del aborto será beneficiosa para la economía”.
Al genio que ha hecho semejante declaración, quizá con el loable propósito de defender la vida humana, habría que recordarle que la abolición de la esclavitud perjudicó, y mucho, a la economía norteamericana; pero acudir a argumentos monetarios cuando está en juego la vida o la dignidad del hombre, es mezquino y estúpido.
Al menos eso es lo que me ha dicho Kloster.

13 comentarios:

Pilar dijo...

Totalmente de acuerdo;eso, en mi pueblo, se llama mezclar las churras con las merinas¡Qué tendrá que ver la velocidad con el tocino!

Anónimo dijo...

Si, la cuestión es que la vida y la dignidad humana les importa un bledo. Adoramos al becerro de oro!!!

yankee dijo...

Desde luego, se escucha cada tontería...

Mar dijo...

Que barbaridad! Cuanto tenemos que rezar!

Papathoma dijo...

Quiera Dios que, con todas sus imperfecciones, salga adelante esta ley ya. Como sigan haciendo concesiunes y modificándola más...se queda en na.
Y después habrá que seguir rezando y trabajando em pos de una ley realmente humana, sin concesiones ni puertas falsas.

Pedazo de anónimo dijo...

Que asco!

Caminando dijo...

Y si nos cargamos al q dijó eso?..ni te cuento lo beneficiados que salimos todos!!! (es bromas eh! ) una pena que no se den cuenta Del significado de sus palabras, matar niños para ganar dinero...:( es indignante

Rocky Balboa dijo...

Totalmente de acuerdo.

Anónimo dijo...

Por supuesto D.Enrique si relaja un poquito el genocidio del aborto es solo porque saben que los numeros no salen, que o dejamos de matar niños o no hay pensiones en 20 años. Igual con las campañas del tabaco o de trafico, al estado le trae sin cuidado que te mueras, lo que le molesta es asumir los costes de tu cancer de pulmon o de tu tetraplegia.

Un abrazo Goyo

ALEJANDRA dijo...

En el tema del aborto siempre he pensado que sólo hay tres posturas posibles:en contra, asesino o cómplice.

Fernando Q. dijo...

Una de las desventajas de leer el País es que, en el mejor de los casos, la maldad se convierte en estupidez.

El comentario de Alejandra es categórico por certero, simple y claro. Lo subscribo.

Antuán dijo...

Quien dice semejante tonteria no es más que un tontaina y poner precio a la vida humana, será que hay dinero por medio y mucha ignorancia desgraciadamente. Adiosle

yomisma dijo...

Desgraciadamente, la inmensa mayoría de la gente lo mide todo en dinero. Tanto tienes, tanto vales. Por eso llaman tanto la atención las personas que no le dan importancia, que trabajan como si no les fueran a pagar, y gastan como si no hubiera que ahorrar. La madre Teresa lo dijo muy claro cuando alguien le comento que el no cuidaría a personas tan pobre ni por un millón de dólares, ella contesto: "Yo tampoco lo haría por un millón de dólares."