domingo, 12 de enero de 2014

El Cielo se parece a... (IV)

Ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a Él, porque le veremos como El es. (I San Juan, 3,2)

 
...a una canción de cuna
Durante aquellas hambres de 1937 en Madrid, mi madre (después de abrirle dos agujeritos con un clavo) puso entre mis manos un bote de leche condensada. Aquel chupetón me supo a cielo. (Fernando Acaso) 
Tantos años luchando por ser un niño pequeño delante de Dios, y sólo lo logro al final.
En la puerta que da entrada a la Vida Eterna, no está San Pedro con gesto huraño y un manojo de llaves, sino mi Señora, la Virgen María.
Ella me mira como miran las madres a sus hijos pequeños que llegan a casa con las manos sucias, el pelo revuelto y algún que otro arañazo en cualquier parte del cuerpo.
Con semblante serio, pone el dedo índice delante de sus labios para que no diga nada. Luego me toma en brazos, me quita la ropa y me introduce en una bañera de agua muy caliente, casi a punto de hervir. No puedo contener un grito al notar la quemazón sobre mi piel, pero María sonríe y, en silencio, mete sus manos dentro del agua y empieza a limpiar mis heridas una a una y a disolver la roña acumulada durante tanto tiempo.
Al fin puedo ponerme en pie y me miro en el espejo: tengo tres o cuatro años nada más. María me seca con una gran toalla azul. Me perfuma con el aroma de sus manos blancas y, con un peine de plata, ordena mis cabellos revueltos.
―Estás hecho un Cielo ―me dice―. Y me da un beso.
Antes de quedarme dormido oigo una nana muy dulce.
 

14 comentarios:

yankee dijo...

Jope..... como eso sea asi de verdad.... qué ganas de llegar!

Pedazo de Anónimo dijo...

Ojala!!!

Pedazo de Anónimo dijo...

Ojala!!!

Caminando dijo...

Precioso, gracias por compartir, ahora me toca a mi el turno .... Que fácil com estas palabras meterse en esta escena con María

Cordelia dijo...

Ay, sí, eso sí que sí. Qué precioso, qué tierno, qué plausible. La ternura de nuestra Madre. Falta que nos quite algún churrete con la punta del pañuelo y un poco de saliva...

Maite Zgz. dijo...

Mi primer pensamiento al terminar de
leer, ha sido: AMOR, en su máxima
pureza.

Pedro dijo...

Me apunto a, la sauna!!!con todo el respeto,pero mi agua que no esté muy caliente pues me quedo too rojo y mareado.

Hexamamá dijo...

Pues eso, como no somos del mundo, el cielo es ni más ni menos que volver a casa. Vamos, yo siempre lo he visto así.

Todoslosnombres dijo...

La música que sale del tintineo de las llaves del amable San Pedro me es familiar y la tarareo mientras se abre el portón. Del otro lado veo a la Madre con los brazos abiertos esperándome al final del jardín lleno de mangos. Empiezo a correr hacia ella, voy muy ligera, como si flotara. Pienso: "¡Me he olvidado la cartera...!"; corro más deprisa porque quiero abrazarla mucho, mucho, quiero ver su sonrisa de cerca, estoy ansiosa por contarle, maravillada lo que estoy descubriendo en Él.

Y se lo cuento mientras merendamos (¡hoy un Donut, porfa...!), sentadas en una nube rosa.

El cielo se parece a un lugar lleno de infancia.

Gracias por sus letritas... a la nanita nana.

chispa dijo...

Sabe que le digo? que me transporta directamente allí....
Qué maravilla...mientras pues a vencer y a ser vencidos!!!

A mi me gusta que escriba estas cosas, me ayudan...como dicen los jóvenes que fuerte...
GRACIAS!!!!

antuan dijo...

No tengo mucho que añadir es un cielo tener una madre así desde luego! Adiós le



Vila dijo...

Esta estampa es preciosa y con unos tintes de realidad sin duda alguna.

Me gusta pensar que ella estará en la entrada del Cielo recibiéndome y que limpiará mis heridas.

Le ha quedado una entrada preciosa, siga escribiendo porfa con esa imaginación prodigiosa bañada con toques de realidad.

Gracias mil

yomisma dijo...

Mientras escribo esto pienso que la Virgen andará ocupada en este momento restregando bien detrás de las orejas de mi tío. Yo se lo he pedido de regalo de aniversario, que así son las cosas, las fechas señaladas cada año se señalan mas...

Vila dijo...

Descanse en Paz y en el regazo de Nuestra Madre, Yomisma
Un beso fuette y 19 besos mas