jueves, 9 de enero de 2014

El Cielo se parece a... (I)

No sé si empecé a escribirlo hace unos días o sólo lo pensé; pero son muchos meses los que llevo con la misma idea bailando en mi cabeza.
Creo que tenía razón don Fernando cuando me dijo que deberíamos escribir sobre el Cielo y explicar con palabras sencillas lo que encontraremos allí si el Señor  nos ayuda a dar el salto.
San Pablo dijo que “ni ojo humano vio ni oído oyó ni pasó por la mente de nadie lo  que Dios tiene preparado para los que le aman”. No le llevaré yo ahora la contraria: es imposible entender la Gloria desde aquí abajo; pero San Juan de la Cruz, mi maestro de poesía, llegó un poco más lejos que el Apóstol:
Por una extraña manera
mil vuelos pasé de un vuelo,
porque esperanza del cielo
tanto alcanza cuanto espera.
Esperé solo este lance
y en esperar no fui falto
pues fui tan alto, tan alto,
que le di a la caza alcance.

Yo sé lo que espero. Conozco mis sueños, y sé que la felicidad de la vida eterna está hecha a la medida de nuestras esperanzas. Por eso me dispongo a redactar, con vuestra ayuda, unos pocos capítulos que llevarán como título el que encabeza hoy estas líneas. 




21 comentarios:

Ana dijo...

Grande Pater !!!!!! Grandeeeee !!!!!!

Caminando dijo...

Que bien!!! Yo me apunto!!!! Mañana escribo... Y sobre el cielo, espero quepase mis expectativas por encima de mi larguero ;) gracias por compartir

yomisma dijo...

La esperanza del Cielo es estupenda. Es el motor en el camino y la luz que se ve al final del tunel.
La Esperanza unida a la Fe la trae el Amor y eso lo alcanzamos si Dios quiere y porque Dios lo quiere aquí en la tierra:

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

Andrés Infante Llanos dijo...

El cielo va a ser una fiesta interminable...

Anónimo dijo...

D.Enrique yo siempre he imaginado el cielo como un gran Jardin, un jardin jamas visto, con unas tonalidades de verdes, amrillos cobres y rojos, jamas vistos en la tierra, con arboles frondosos que te hablan y te dicen su edad, con atardeceres bellisimos mezcla de verdes de la aurora boreal de Finlandia y otras veces naranjas de los atardeceres bellisimos de Kenia. Con aves de colores inimagibles ,que se posaran en nuestro hombro, y nos hablaran , sin miedo ya a que el hombre las haga daño por que en el cielo reinara la fraternidad, la belleza, la paz y la alegria sin limites.
eso en cuanto al aspecto exterior del cielo , porque por dentro cada uno de nosotros tendra la sensacion de estar plenamente feliz, seria como la mayor alegria de esta vida elevada a infinito y para siempre.
Y ademas la mirada bellisima de la Virgen y la el amor infinito de Dios.


Vamos que yo me lo imagino asi y puedo estar horas paseando mentalmente por el paraiso.

Cordelia dijo...

La segunda estrofa, yourself....

Enrique García-Máiquez dijo...

"El Cielo es para los que piensan en él". Joseph Joubert.

pacits dijo...

Hoy esta q se sale! Pero me ha dejado intranquilo el tema de q "esta hecho a la medida de nuestras expectativas"y si por mi falta de miras o de luces me quedo corta? Cada vez más creo en la gran misericordia de Dios y. pienso en todos aquellos q no creen

pacitta dijo...

Anita .Anita ! Q nos van a echar con tantas exclamaciones.mira q ya van por el segundo aviso (como en los toros)

Hexamamá dijo...

Hubo una vez un señor que se murió y se fue al purgatorio. Éste era una sala de espera, con una puerta a cada lado. Llegó una alma condenada, y al abrirse la puerta del infierno se podía ver un amplísimo salón de banquetes, con los manjares más suculentos que se podía uno imaginar. Pero los comensales no podían alcanzarlos, porque tenían los brazos atados a unos maderos y no podían llevarse las manos a la boca.
Al cabo de un rato, llegó otra alma virtuosa, que pasó directamente al Cielo. Intrigado, el del purgatorio fisgó por la otra puerta, y lo que vio le abrió los ojos: era una sala idéntica, pero los comensales no gemían ni se lamentaban, porque aunque ellos también tenían los brazos atados y extendidos, se ocupaban de servir a los que tenían al lado, de manera que todos disfrutaban del banquete...

Pedazo de anónimo dijo...

Empezar el 2014 hablando del cielo,mejor,imposible!
Ése viaje me tiene loca.Me muero por saber álgo de ése sitio.
De todas formas cerraré los ojos muy fuerte y pensaré cuales son mis expectativas sobre el lugar de nuestras sueños,pero por mi,lo dejo en manos de Ellos,me e quivoco siempre.
He pasado ratitos de cielo aqui,lo duplico ,lo triplico ....no se álgo intuyo pero yo lo que no quiero es ir al infierno,con lo sufridora que soy ,.Jejeje!no lo podria resistir

Tumismo dijo...

Pues yo me lo imagiino lleno de tumbonas a la sombra de palmeras y mojitos a tutiplen jeje

Papathoma dijo...

En fb recibo noticias de paginas en las que el 95% de los comentaristas son latinos. Si expresividad desborda los límites de nuestro sistema de puntuación y las referencias a Dios y a la Virgen son tan frecuentes como "desmesuradas", desde el punto de vista europeo, mucho más comedido en estas cuestiones.
Dejemos a Ana con sus exclamaciones. A quien no le gusten, que no lea sus comentarios...y sobre todo, que no la imite . Entonces sí que parecería esto una cartilla de palotes como las que hacíamos en parvulitos .

pacita dijo...

Papathoma .mi comentario era en un tono cariñoso.yo no soy nadie aquí para mandar.pero creo q el ambiente del globo es positivo y amable.Ana sino lo has recibido así te pido disculpas.

Todoslosnombres dijo...

Aunque sólo podemos imaginar que "se parece a...", ¡hablemos del Cielo!

Mi mente se acerca a las que se refería el Apostol y me es imposible imaginarlo; tampoco me llega la inspiración del Cielo como a San Juan de la Cruz para trasladar en palabras los momentos breves de felicidad que a veces sentimos, en los que pienso: "seguro que el cielo se parece..."

San Josemaría:

"Cada vez estoy más persuadido. La felicidad del Cielo es para los que saben ser felices en la tierra"

Gracias por sus letritas... celestiales.

Ana dijo...

Todo bien !!!!!! guapas...Yo no me enfado por estas cosas, faltaría más... Felicitaciones Pater !!!!!! Estas entradas prometen y gustan demasiado... Vamos todavía !!!!! Batiremos récord nuevamente... Grandeeee !!!!!

Ana dijo...

Grandeeee guapetona !!!!!! Mil gracias por comprenderme...Vamos todavía !!!!!!!

Adaldrida dijo...

Pero qué bueno: Yo sé lo que espero, conozco mis sueños. Voy a escribir sobre eso, si me lo permite.

Maite Zgz. dijo...

Don Enrique, adelante por favor,
nos hable del Cielo.
Yo, sobre lo que escriba,estoy dispuesta, para leer, con interés y
atención.

Sebastian F. dijo...

San Juan de la Cruz, OK. Nada que ver con el pelma de Garcilaso, Salicio y Nemoroso juntamente y cursiladas parecidas.

Enrique Monasterio dijo...

Sebastián, no descalifiques a Garcilaso.. Es uno de los grandes, mal que te pese.