martes, 2 de septiembre de 2014

Las historias de don Fernando

El audífono


—Chico, creo que he resuelto mi problema. Acabo de comprarme un audífono. Me ha costado una fortuna pero es un prodigio de última generación basado en la tecnología más avanzada. Es perfecto.
—Como me alegro. ¿De qué marca es?
—Las dos y cuarto en  punto.

6 comentarios:

Pierre Nodoyuna dijo...

-Señora, esta ud muy gorda.
- si, como una tapia.

pacita dijo...

D.Fernando q este es muy antiguo !!!!

ALEJANDRA dijo...

-De dónde viene el cabritillo del señor Marqués?
-De comprarme un sonotone,Fermín !

Papathoma dijo...

Me recuerda a las conversaciones con mi madre, que no lleva audífono porque, según su médico de cabecera, no le hace falta: oye como corresponde a su edad. Y a lo mejor tiene razón.

Merche dijo...

¡No hija, no!. Al llegar a cierta edad ni se ve ni se oye ni se anda como antes, sino como corresponde a esa edad, lo que no quiere decir que no se pongan los medios para arreglarlo. ¡Nos ha jorobao! Mi madre anda como corresponde a su edad y por eso mismo lleva andador.

María dijo...

Me parece de mal gusto. Soy sorda y eso crea muchas barreras. Incluso con implante coclear es muy difícil.

La barrera no es solo la conversación, que es relativamente fácil, sino que incluso muchos otorrinos infravaloran la información que se recibe vía auditiva y a las personas mayores las dejan un poco de lado, sobre todos si la pérdida es de agudos que es la más difícil de subsanar con un audífono normal. No llevamos un letrero en la frente de que no oímos un disparo, un silbato o una sirena, un shh...

Papathoma ¡Cambia de otorrrino! Te invito a que leas: http://www.cun.es/historias-clinica/historia-josefina-implante-coclear

Tengo anécdotas divertidas, pero que en ese rato lo pasé mal:
Hacer repetir ¡tres veces! al empleado del ferrocarril un requiebro, pensando que me daba una indicación.
Estar a punto de quedarme encerrada en una iglesia cuya puerta principal estaban cerrando y que los encargados me dijeran -¡lE HEMOS AVISADO! ¡ES QUE ES USTED SORDA O QUEEEÉ! -...mmm sii :$

El sordo no solo tiene que suplir el sonido de la palabra sino el del mundo, acude al tacto, a la vista, pero no llega a todo. Y no hay que olvidar que es el sentido de la atención. Cerramos los ojos para dormir.

Lo ideal es que cuando se note que una persona mayor empiece a notar pérdida -o la noten los demás- poner los medios, el problema es mayor que no oír al canario y la memoria auditiva se pierde y esos sonidos es algo que hay que aprender.

Nacemos con cuatro meses de aprendizaje in útero y una plasticidad cerebral muy grande y eso se va perdiendo.

Un saludo